10 formas en las que tu perro te pide ayuda

Aprendiendo a escuchar
a los perros

10 formas en las que tu perro te pide ayuda (y tú debes dársela).

¿Y si lo que llamamos “problemas de comportamiento” del perro, fueran en realidad llamadas de atención de que “algo va mal”. El comportamiento no deja de ser la manifestación física de lo que sucede en el interior, y los perros tienen infinitas formas de decirnos que todo va bien (una mirada, un simple movimiento de la cola…) y muchas también para avisarnos que de “algo” va mal.

1. Ladrido excesivo. El ladrido cumple una función clara: sirve para comunicarse. Puede transmitir alerta, juego, miedo… Pero un ladrido excesivo, sin control, es una llamada de atención que no se debe pasar por alto.

2. Lamido. El lamido a las personas es normal en los perros, y lo mismo sucede con el de limpieza. Pero el lamido compulsivo suele desencadenar dermatitis de difícil curación. En casos graves se puede complicar incluso con automutilaciones.

3. Perseguir sombras. No es raro en algunas razas que combinen inteligencia con comportamiento visual, como  los border collies. Es una manifestación de un trastorno obsesivo compulsivo. Por supuesto, nunca se debe jugar con los perros con punteros láser o similares (ni siquiera con linternas), es frustrante para ellos y puede contribuir a agravar estos problemas.

4. Destrozos en casa. Los cachorros destrozan (casi) todo, pero un perro que satisface sus necesidades físicas y psicológicas no tiene por qué romper nada, así que es un nuevo signo de alarma.

5. Gruñidos con la comida o con juguetes. Que los perros sean posesivos con “sus cosas” es normal, pero que la posesión de los recursos (sobre todo juguetes y comida) desencadene gruñidos o mordiscos debería ser un motivo de alarma, incluso si son de baja intensidad.

6. Miedo a situaciones habituales. Un perro con miedos es un perro inseguro, pero sobre todo infeliz. Trabajar la desensibilización es trabajar para que ese perro algún día pueda llevar una vida normal.

7. Perros que no saben tratar con otros perros. Debemos ayudarlos, primero con perros tranquilos y predecibles, para poco a poco ir incorporando otros perros más activos o inestables. Lo que es indiscutible es que el perro es un animal social y necesita relacionarse con otros perros y personas.

8. Ansiedad por separación. No, tu perro no quiere llamar la atención ni tiene ansiedad por separación por algún tipo de “venganza”. Si tu perro tiene ansiedad por separación es que necesita ayuda para gestionar su propia vida sin tu presencia.

9. Perro obsesionado por las pelotas. O por los palos, o por los frisbees… Muchos perros viven obsesionados por algún juguete, y literalmente ignoran todo lo que sucede a su alrededor. Es una adicción en toda regla, y la deberíamos tratar.

10. Lenguaje corporal. Analizar las señales de calma y sobre todo, las de evitación. Si un perro evita “algo” que no supone una amenaza, es que necesita ayuda para superarlo.

Cualquier comportamiento repetitivo, obsesivo, es una señal de alarma. No hace falta que sea tan obvio como perseguirse la cola sin parar. Otros más sutiles pueden ser igual de peligrosos. Escucha a tu perro, obsérvalo, ellos nos hablan y si los escuchamos todo será más fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook