Cómo prevenir la torsión gástrica

Hagamos todo lo posible para evitarla

Cómo prevenir la torsión gátrica

No sólo los perros "grandes" pueden sufrir una torsión gástrica.

No todos los perros pueden sufrir una dilatación o torsión gástrica, ni siquiera todos los de una misma raza tienen las mismas posibilidades, pero tampoco es una enfermedad patrimonio exclusivo de los grandes molosos o los dogos, pastores alemanes y bóxer, como dice la creencia popular.

En realidad todo los perros por encima de 15 ó 20 kilos son candidatos a padecerla, más aún si se trata de razas con pecho grande y profundo (el estomago se alberga en un mayor espacio y tendrás mas facilidad para torsionar), pero incluso por debajo de ese peso (hay documentados casos en teckel, cocker…) también es conveniente cumplir algunas reglas para intentar evitarla.

Las reglas a cumplir

• Evita eso que siempre se ha dicho “el cachorro tres veces, el adulto una comida al día”. Repartiremos la comida en dos (o mejor tres) raciones, también en el perro adulto.

• Nunca dar de comer al perro antes ni después de ejercicio (dejar al menos dos horas de descanso).

• El estrés es similar al ejercicio. Hay que separarlo de las comidas.

• Limitar la ingesta de agua antes, durante y después del ejercicio.

¿Qué es la torsión gástrica?

Es un estrangulamiento del estómago que, por la debilidad de los ligamentos que lo sustentan, se gira sobre sí mismo. Por lo general esto se debe a un esfuerzo excesivo (demasiada comida o bebida, ejercicio, estrés)… Sin embargo no es predecible al cien por cien, y se da el caso de que en los estudios realizados no ha sido posible provocar una torsión gástrica en perros, por lo que todavía hoy en día no se conocen al cien por cien las casas que la desencadena, incluso se esta estudiando una posible causa hormonal.

¿Qué síntomas tiene?

El perro intenta vomitar pero no puede, sólo expulsa saliva. El estomago se infla, el abultamiento del abdomen es visible a simple vista, al tacto está duro, repleto de aire.

¿Qué solución hay?

Si es detectada rápidamente es posible que la torsión todavía no se haya producido y el veterinario pueda sondar y eliminar alimento o líquido del estómago. Ante una torsión gástrica ya diagnosticada sólo queda la cirugía. El porcentaje de supervivencia es bajo, alrededor del cuarenta por ciento. El éxito dependerá en gran manera de la rapidez con que se intervenga. Si no se opera el perro entrará en shock y morirá a las pocas horas.

Sabías que…

• La dilatación gástrica tiene síntomas parecidos a la torsión, pero no es mortal. Por si acaso… rápido al veterinario.

• Casi es inexistente en perros mestizos.

• Los gatos no padecen torsión gástrica, ni siquiera las razas más grandes.

• Sí la sufre el ganado (sobre todo vacas y caballos).

• Un perro operado de torsión gástrica tendrá tendencia a repetirla, por lo que deberemos respetar escrupulosamente el régimen propuesto por el veterinario.

2 Respuestas to “ Cómo prevenir la torsión gástrica ”

  1. peter dice:

    O sea es mejor no comer ni beber…2-3 horas antes y despues de ejercicio…dita!pero los dueños,podemos comer y tomar cerveza?por ejemplo.O tampoco?Vaya mal rollo…y si le doy solamente carne cruda?la dieta BARF?Que pasa si a un cachorro se le da comida barf despues del destete?
    Fuera franceses!NO comprar mas productos franceses!!

  2. alejandra dice:

    esa informacion me servira de mucho muchas gracias

Escribe tu respuesta

Pienso natural Greenheart

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook