Los problemas de piel en el perro

Un solo síntoma (prurito o picor) con muchas causas

Por: Lcdo. Rafael A. Luna Murillo (Colegiado nº CO 994). Clínica Veterinaria San Antón.

Los perros cuando tienen problemas de piel suelen llegar a las consultas veterinarias principalmente por tres motivos:

1. Caída de pelo.
2. Aparición de lesiones sobre la piel.
3. Se rasca, fundamentalmente es el prurito la causa más importante de las consultas dermatológicas.

Problemas de piel en el perro (1)

Basándonos en esta última podemos establecer una primera gran clasificación de los problemas de piel:
1. Enfermedades que se caracterizan porque cursan inicialmente con picores (presencia de prurito).
2. Enfermedades que no son pruriginosas (ausencia de prurito).
Esta clasificación fundamental de los procesos de piel, que en principio parece fácil, en la práctica no lo es, siendo necesario un análisis minucioso del cuadro clínico que nos permita seguir un protocolo diagnóstico y un tratamiento eficaz.

Las principales causas

Las principales causas que van a originar un cuadro pruriginoso son las dermatitis parasitarias, las dermopatías alérgicas, las piodermias (infecciones), el complejo seborreico y más raramente las dermatofitosis (hongos) y las dermopatías autoinmunes.

Cultivos en la piel para averiguar la causa del problema

De todas éstas, las más frecuentes son las patologías de origen parasitario, sobre todo, demodicosis y sarna sarcóptica y las dermatosis producidas por reacciones de hipersensibilidad a diversos alergenos: alergias alimentariasalergias a inhalanteshipersensibilidad de contactohipersensibilidad a picadura de pulgas y otros insectos/arácnidos.

Cómo actúa el veterinario

Por tanto, la gran cuestión es ¿cómo sabemos si el proceso es pruriginoso o no? Lo será si el animal se rasca, lame, mordisquea o frota (que son, simplemente, distintos grados de prurito en el animal). A veces existen cuadros mixtos, como en el hipotiroidismo que en principio origina un cuadro no pruriginoso, pero puede complicarse con seborreas y piodermas que lo convierten en pruriginoso.

Por ello hay que reconocer las lesiones iniciales, porque las complicaciones que se dan con mucha frecuencia pueden desorientar el diagnóstico. Por ejemplo lesiones secundarias son las excoriaciones, las costras, la liquenificación e hiperpigmentación de la piel.

Delimitar el área con prurito ya que pueden existir enfermedades concomitantes, determinar el grado de prurito, el análisis del inicio y evolución del prurito, analizar si la aparición del prurito depende de los cambios de hábitat o si el prurito es estacional o no, incluso el análisis de la evolución de las lesiones del proceso pruriginoso son las observaciones que el profesional veterinario tendrá en cuenta, y esto puede conducir a varias visitas a la clínica en el tiempo… y a la desesperación de algunos propietarios que no entienden que a su perro se le tengan que hacer tantas comprobaciones con la consiguiente pérdida de confianza y, quizá, del cliente.

Demodex

Otros factores

No les resulte extraño que también se tengan en cuenta en el proceso de diagnóstico diferencial de la causa del prurito de su perro cuestiones como la herencia, la dieta, la evidencia de contagio, el medioambiente, la higiene de la piel, el tipo de control de pulgas realizado por el dueño, las medicinas administradas, los tratamientos administrados y su respuesta.

Acerca de los tratamientos

El tratamiento sintomático del prurito, es decir el control del picor, se emplea cuando resulta imposible determinar cuál es la causa que lo origina normalmente por factores limitantes como son la falta de interés del propietario en saber qué tiene su mascota (el precio de los test de diagnóstico que no siempre son asequibles a lo que los propietarios quieren gastar), y la falta de especificidad de algunas pruebas, como las relacionadas con el diagnóstico de las dermopatías alérgicas.

Por otro lado aún habiendo diagnosticado la causa y haber aplicado la terapia específica, resulta que la respuesta individual del paciente no es la esperada. Debo recordarles que la medicina, inclusive la medicina veterinaria, no son matemáticas.

Ante tanta variedad de causas que pueden producir el prurito en nuestro perro es lógico pensar que también tengamos una variedad de arsenal terapéutico. Pero ojo, no valen todos los remedios para todas las afecciones. Por ejemplo, el medicamento más empleado para combatir el prurito en el perro son los corticoesteroides, pero hay que recordar que no solamente producen un efecto anti-inflamatorio sino que también son inmunosupresores, y en el caso de un proceso por parásitos y/o hongos podemos agravarlo. Se pueden emplear por vía tópica, inyectable u oral, siendo ésta última la vía preferida para la administración de esteroides, ya que permite un mejor control y minimiza sustancialmente los efectos secundarios.
Otras de las drogas antipruriginosas que más se utilizan en el control del prurito del perro son los antihistamínicos (1 clemastina, 2 clorfenamina, 3 difenhidramina) aunque funcionan mejor en los gatos que en los perros, los antidepresivos tricíclicos (doxepina, amitriptilina, clomipramina), los ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6.

Los inhibidores de la calcineurina (ciclosporina) tienen la habilidad de bloquear la mayoría de las reacciones alérgicas, inhibiendo la producción de citoquinas y modulando la proliferación y activación de las células T y la presentación de antígenos. La ciclosporina también inhibe la función y la sobrevivencia de los eosinófilos, disminuye el número de células de Langerhans en la epidermis e inhibe la activación de linfocitos en células presentadoras. La eficacia de la ciclosporina es dosis dependiente. Esta droga ayuda al control del prurito en el 60 a 75 por ciento de los perros atópicos, la dosis es de 5 mg/kg PO cada 24 horas hasta ver efecto (4 a 6 semanas), luego se debe ir disminuyendo de 48 a 72 horas. Para control a largo plazo, el 25 por ciento de los perros requiere una dosis diaria, el 50 por ciento puede controlarse con dosis día por medio y aproximadamente el 25 por ciento lo puede hacer con dos dosis a la semana. Los efectos adversos más comunes de la ciclosporina son desordenes gastrointestinales (vómito), tumores en cavidad oral e hirsutismo, se ha rechazado –eso sí– la idea de que puede inducir o precipitar el desarrollo de linfoma. Se puede utilizar glucocorticoides al principio para acelerar la respuesta.

Teniendo en cuenta que el prurito es consecuencia de diversos mediadores químicos, es evidente que si utilizamos una combinación de fármacos la respuesta será mejor.

Prurito atópico

Por último pero no por ello menos importante el protocolo para controlar el prurito de origen atópico en nuestro perro es el siguiente:
1. Control de pulgas.
2. Dieta de eliminación.
3. Si el prurito continúa, ensayar el primer antihistamínico durante una semana.
4. Si la respuesta es buena, complementar con ácidos grasos esenciales durante una semana.
5. La tercera semana reducimos la dosis de antihistamínico en un 25 por ciento.
6. Si el prurito sigue controlado, la cuarta semana reducimos la dosis de antihistamínico un 25 por ciento más, y así sucesivamente.

Si el primer antihistamínico no fue efectivo, lo intentamos con el segundo. Si el prurito desaparece, seguimos los mismos pasos que en el punto 3. Si el segundo antihistamínico no funciona, probamos con el tercero. Si el tercer antihistamínico no funciona instauramos un tratamiento con prednisolona a dosis anti-inflamatorias hasta conseguir una pauta de días alternos en dos semanas.
Una vez conseguido el control del prurito mediante una pauta de corticoesteroides a días alternos, añadimos los ácidos grasos esenciales durante una semana.
La siguiente semana se reduce la dosis de prednisona en un 25 por ciento.
Si el caso está controlado, la siguiente semana se baja la dosis de prednisona a otro 25 por ciento, y así sucesivamente hasta alcanzar la dosis combinada de mantenimiento

71 Respuestas to “ Los problemas de piel en el perro ”

« Comentarios más viejos

  1. Guadalupe dice:

    Buenas noches, tengo una gran danes, la cual presenta hincharon, perdida de pelo y re sequedad extrema en el contorno de sus ojos. Ya la llevé al veterinario y me dijo que tenía un hongo, le mandó un ungüento que contiene sulfacetamida sodica y prednisolona, se la aplique por 7 días como me indicó, sin embarco al pasar 15 días volvieron los síntomas y me dijo que volviéramos a repetir el medicamento. pero por 15 días más y los estudios de piel que le practicaron no arrojan otra cosa, solo lo dicho por el Dr. pero mi niña sigue padeciendo de sus ojitos, no se que hacer me desespero al no poderla ayudar y ella se impacienta con la comezón y la hinchazón. Que me recomiendan que haga.

    • jsus dice:

      Mi boxer tiene ese mismo problema, lo ll3ve al veterinario y me receto un jabon para qu3 lave su ojito, dentro de una semana lo volvere a llevar para 1u3 lo cheque y ver si mejora o no… Es desesperante v3rlos asi :-/

« Comentarios más viejos

Escribe tu respuesta

Pienso natural Greenheart

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook