Perros braquicéfalos y altas temperaturas: problemas serios

Síndrome braquicéfalo canino

Síndrome braquicéfalo canino y calor.

Por: Clínica Veternaria Ayora, especialistas en Endoscopia Veterinaria.

Los animales braquicéfalos son aquellos que tienen el hocico excesivamente corto y la cabeza proporcionalmente muy ancha. Dentro de las razas caninas braquicéfalos están el bulldog inglés, bulldog francés, boston terrier, pequinés, carlino, shih-tzu, el bóxer y lhasa-apso, también hay razas de gatos braquicéfalos como el Himalayo. Estas razas están adquiriendo gran popularidad en el mundo.

¿Qué es el síndrome braquicéfalo?
Los animales braquicefálicos, sobre todo algunas razas como el bulldog inglés, bulldog francés y el carlino, tienen problemas respiratorios (ronquidos, dificultad respiratoria, intolerancia al ejercicio) y digestivos (vómitos, expulsión de babas blancas). Estos problemas son debidos fundamentalmente a la obstrucción de las vías respiratorias altas que se produce en estas razas como consecuencia de un alargamiento y engrosamiento excesivo del paladar, presencia de pólipos laríngeos, obstrucciones de la nariz a distintos niveles, agrandamiento de las amígdalas, etc.
El síndrome braquicéfalo es una consecuencia de una selección excesiva, por parte del hombre, de una forma de la cabeza que conlleva a malformaciones de las vías respiratorias altas. El desconocimiento de criadores o la falta de asesoramiento ha determinado que este problema se presente con mayor frecuencia ya que muchos de estos rasgos pueden permanecer como herencia genética.
Los síntomas de esta enfermedad son ronquidos, dificultad respiratoria, jadeo excesivo, vómitos, expulsión de grandes cantidades de saliva, dificultad para dormir, desmayos, intolerancia al ejercicio. Estos síntomas empeoran con el calor, pudiendo llegar a provocar la muerte súbita del animal.
El síndrome braquicefálico es un problema muy grave por dos motivos:
1. El animal no puede respirar correctamente.
2. El animal es incapaz de regular la temperatura.

Los perros -a diferencia de las personas- no sudan, o mejor dicho, solamente sudan por las almohadillas plantares por lo que no pueden regular su temperatura con la transpiración

¿Por qué mi animal lo pasa tan mal con el calor?
Muchos perros braquicéfalos muestran una gran intolerancia al calor aún sin esfuerzo, incluso después de un esfuerzo físico mínimo a temperatura ambiental moderada, tardan más tiempo de lo normal en recuperar la respiración normal. Para entender esta intolerancia, es clave explicar el mecanismo de termorregulación de los perros.

Los perros, a diferencia de las personas no sudan, o mejor dicho, solamente sudan por las almohadillas plantares por lo que no pueden regular su temperatura con la transpiración.

Los perros regulan su temperatura al jadear. Al jadear, inspiran a través de su nariz y espiran a través de la boca. Durante el jadeo la eliminación de vapor de agua a través de los cornetes nasales es clave en la termorregulación. Para conseguir un enfriamiento por evaporación los perros tienen una glándula, la glándula nasal lateral (glándula de Steno) localizada en el interior de la nariz.

Para entenderlo, los perros regulan la temperatura de una manera muy parecida al radiador de un coche. Al avanzar el vehículo el aire frio del exterior se encarga de enfriar el líquido del radiador y esté refrigerador frío es el que se encarga a su vez de enfriar el motor. Los cornetes nasales de los perros harían las veces del radiador del coche y la secreción de la glándula de Steno haría la función del líquido refrigerador.

Como hemos dicho antes los animales braquicéfalos tienen obstruidas las vías respiratorias altas y esta obstrucción impide la entrada de aire durante el jadeo. La dificultad para entrar el aire impide que el animal pueda regular su temperatura adecuadamente.

Los perros en general y los braquicéfalos con mayor motivo, no soportan las temperaturas elevadas por lo que hay que extremar los cuidados en días calurosos ya que es fácil que sufran un golpe de calor que puede llegar a acabar con la vida del animal.

Síndrome braquicéfalo canino.

La selección por parte de criadores y clubes de razas de animales libres de problemas obstructivos debería ser prioritaria frente a la selección de una determinada morfología

¿Qué puedo hacer para paliar los síntomas del síndrome braquicefálico?
Este síndrome braquicéfalo es un problema serio para el animal. Lo primero que deberíamos hacer es concienciarnos de la importancia del problema y evitar la selección de animales que perpetúen el problema. La selección por parte de criadores y clubes de razas de animales libres de problemas obstructivos debería ser prioritaria frente a la selección de una determinada morfología. Pero una vez que tenemos un animal con el problema de nada sirve echar las culpas a unos u otros. Existen una serie de medidas que nos pueden ayudar a paliar los problemas originados por este síndrome. Estas medidas son de dos tipos: quirúrgicas y medidas higiénico/dietéticas.

¿En qué consisten las medidas quirúrgicas?
Las medidas quirúrgicas son paliativas del síndrome. Estas medidas son bastante efectivas si se realizan en una fase temprana de la enfermedad cuando el animal es joven. Lo primero que tenemos que hacer es saber el alcance del problema, para ello es necesario realizar un estudio endoscópico previo que nos va a permitir conocer el alcance del problema. Una vez que hemos realizado la endoscopia, y en el mismo acto quirúrgico, procedemos a realizar las correcciones quirúrgicas necesarias. El problema más frecuente y que supone la mayor parte del problema es el alargamiento y engrosamiento del paladar. Para corregir este problema se debe realizar una palatoplastia de aleta doblada de Dupré (folded flap). Otras técnicas quirúrgicas que se limitan al recorte del paladar blando parece que no son tan efectivas.

Además de la palatoplastia en ocasiones es necesaria la realización de otras técnicas como polipectomías ventriculectomías para quitar los pólipos y ventrículos laríngeos. El uso de la endoscopia en estas cirugías ayuda mucho.

Otras intervenciones, más complicadas técnicamente, como las turbinectomías con laser o radiofrecuencia pueden ser necesarias en el caso de que durante la realización de la endoscopia se vean la presencia de cornetes aberrantes. No obstante estas cirugías, por su coste y la necesidad de requerir un aparataje caro, no son cirugías habituales en veterinaria.

En algunas ocasiones, cuando los problemas digestivos (vómitos) continúan después de corregir quirúrgicamente la obstrucción respiratoria, es necesario realizar intervenciones quirúrgicas en el estómago (piloroplastias) para evitar la perpetuación del problema digestivo.

Medidas higiénico-dietéticas en perros braquicefálicos
Las medidas higienico/dietéticas que podemos aplicar son de sentido común.
• Hemos dicho que estos animales no tienen mucha capacidad de regular la temperatura por lo que, tendremos que evitar a toda consta sacar a estos animales en horas de más calor.
• El animal debe tener agua limpia y fresca siempre a su disposición.
• Si vamos a dar un paseo y no hay una fuente, accesible para perros, llevar con nosotros un bebedero y una botella de agua.
• La obesidad hay que evitarla en estos animales por dos motivos:
1. Un animal obeso tiene que hacer un esfuerzo extra para moverse por lo que requiere mayor intercambio de aire.
2. La caja torácica de un animal obeso es más pesada que la de un animal normal por lo tanto le costará más moverla.
• Algunos de estos animales tienen un problema en el estómago (hiperplasia del antro pilórico) que hace que la digestión gástrica esté ralentizada. Las comidas excesivamente grasas tienen una digestión más lenta y permanecen más tiempo en el estómago por lo que hay que evitarlas. Estos animales deben comer dietas muy digestibles bajas en grasas.
• Hay que evitar ambientes cargados (tabaco) que disminuyen el porcentaje de oxígeno en el aire inspirado.
• Evitar los cambios bruscos de temperatura que pueden favorecer la aparición de procesos infecciosos a nivel de vías respiratorias.

En casos extremos de dificultad respiratoria, existen en el mercado aparatos concentradores de oxígeno que podemos conectar a una jaula acristalada hermética para que el animal pueda respirar mejor durante la noche.

También te puede interesar:

  • Agujas en la comida para matar perros
  • Mi perro se ha tragado… ¿el qué?
  • Perros en verano, consejos útiles
  • Perros braquicéfalos y problemas de respiración
  • SOS Mascotas en verano, consejos de la UAX
  • 4 Respuestas to “ Perros braquicéfalos y altas temperaturas: problemas serios ”

    1. [...] o estressats, que estiguin obesos o que tinguin un color de pelatge fosc. També hi ha races, les braquicèfales, que en són més propenses com: els Bulldogs, els Carlins, els Bòxers, el gat Persa o [...]

      • MIGUEL ÁNGEL MONDRAGÓN dice:

        Altas temperatura problemas serios. Por lo que se lee entonces no resulta del todo la cirugía al quitar el excedente del velo del paladar?

        • doogweb dice:

          La cirugía si soluciona el problema. Debemos tener en cuenta que se trata de un problema “mecánico”, que al corregirse permite una mejor ventilación del perro.
          Saludos.

    2. [...] 7th Enero 2014 Síndrome del perro braquicéfalo: existen otros tratamientos para mejorar su calidad de [...]

    Escribe tu respuesta

    Pienso natural Greenheart

    Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook