Síndrome de estrés postraumático en perros militares

Lo sufren un 5 por ciento de los perros militares

Los perros militares más afectados por el síndrome de estrés postraumático son los destinados a la detección de minas y explosivos.

Personal de las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. 18o Escuadrón de las Fuerzas Armadas,  con el perro Nemo, inspeccionando vehículos en Bagdad, Irak,  (foto: Fuerza Aérea EE. UU. Sgt. Mayor Daniel Owen).

Incluso los perros más seleccionados y preparados para soportar situaciones límite (al igual que sucede con las personas, soldados en este caso) pueden sufrir estrés postraumático. Según informan desde el Military Working Dog Hospital de la base aérea de Lackland, más de un 5 por ciento de los perros de intervención militar desarrollan síndrome de estrés postraumático.

Perros detectores, los más afectados
Los perros militares más afectados son los destinados a la detección de minas y explosivos (los veterinarios han analizado perros militares en Irak y Afganistán).  Los síntomas más frecuentes son hiper-vigilancia, timidez o agresividad con sus guías… Según los veterinarios, los tratamientos puedes ser tan simples como apartar al perro de la acción militar y dedicarle tiempo de juego, ejercicio y adiestramiento en obediencia, o prolongarse durante meses en los casos más severos (se utiliza la desnsibilización y el contracondicionamiento). Aproximadamente la mitad de los perros militares afectados por síndrome de estrés postraumático no pueden recuperarse al cien por cien y reincorporarse al trabajo real en combate. Estos perros se retiran y pasan a ser adoptados.

Más información: Military Working Dog Hospital de la Base Aérea de Lackland.

También te puede interesar…:

  • 807 perros militares sacrificados en 10 años (Reino Unido)
  • National Geographic y los perros militares
  • Hospital para perros militares en Afganistán
  • El “día del perro militar”, en EE.UU, claro
  • Perros militares, así se adiestran
  • 2 Respuestas to “ Síndrome de estrés postraumático en perros militares

    1. Juan dice:

      Pienso, que practicamente todos los perros entrenados para alguna modalidad deportiva o esforzado trabajo sufren estrés; son animales sobre-escitados, cuasi esquizofrénicos. Muchas veces viendo imágenes de lo que a muchos asombra, me da pena que estén sometidos a esa tensión que otros consideran proezas…. Estamos llegando al ¡no va más con los animales!. Sucede todo lo contrario a los perros de asistencia y terapia donde su relax contagia y relaja.
      Salud.

      • doogweb dice:

        Hasta cierto punto es verdad lo que comentas Juan. El problema es que en algunos casos prima el fin (hacer una pista muy rápido por ejemplo) sobre los medios. Ha habido unos años en los que se conocían los métodos para “conseguir cosas” de los perros, pero no cómo aplicarlos.
        Pero no es menos cierto que cada vez se presta más atención, y con excelentes resultados en muchos casos, a que los perros sean capaces de manejar su excitación. “Gestionar la emociones” es la frase del año, y que un perro trabaje o compita en el más alto nivel sin padecer un estrés incontrolable o que esté sobre-excitado es perfectamente posible (aunque es cierto que no es fácil ;) )
        En el otro extremo que mencionas, de igual modo hay perros de terapia y asistencia que trabajan con alegría, transmiten paz y serenidad en su trabajo… pero también los hay que están “anulados”, convertidos en simples herramientas. De nuevo, el humano habrá sido el responsable llegado el caso.
        Al final, ni todos los perros “sirven” para todo… ni todos los humanos somos capaces de manejar cualquier perro, ni mucho menos ayudarle a manejar su propia excitación.
        ¡Saludos!

    Escribe tu respuesta

    Pienso natural Greenheart

    Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook