BARF para perros, un “homenaje” de Navidad

La dieta BARF para perros como comida de Navidad

BARF para perros, un "homenaje" de Navidad.

Tal vez por “culpabilidad”, o puede que como un “regalo”, el caso es que quien más quien menos tenemos un detalle con los perros en Navidad en forma de comida especial. En estas líneas no te daremos una receta BARF para perros completa, sino unas nociones para alternar de forma segura la comida habitual con pienso premium con algún día de vez en cuando en el que le demos comida natural. Allá vamos.

Qué puedo añadir en un plato BARF
Huesos carnosos. “Hueso carnoso” es un concepto complicado, por este motivo es mejor no incluirlos si no sabemos exactamente qué es lo que estamos haciendo. Las carcasas de pollo son las más frecuentes en la dieta BARF. Una cuestión a tener en cuenta es que muchos huesos son ingeridos y digeridos sin problemas por los perros… ¡En crudo! Si se cocinan pueden tornarse quebradizos y peligrosos,

Carnes. Cualquier carne puede ser incluida en un plato BARF para perros. Vaca, cerdo, pollo, pavo…No importa, todas son aptas, aunque como es lógico no tienen las mismas propiedades en cuanto a aporte proteico y calórico.

Pescado. Los pescados azules pequeños (sardinas y boquerones) son perfectos porque no hay que limpiarlos ni nada. Se pueden dar al perro “tal cual”. En otros pescados como el salmón (un alimento de gran calidad por sus proteínas y sobre todo por sus ácidos grasos) es mejor limpiar las espinas.

Vísceras. Las hay excelentes (por su calidad nutritiva y por lo mucho que le gustan a los perros), como el hígado, corazón o riñones… Y otras de poco valor (como los pulmones). Los higaditos de pollo son “premios” de mucho valor, perfectos para los perros, ¡les encantan!

Otras proteínas. Principalmente huevo, una proteína de gran calidad que no debe faltar en el menú perruno.

Otros “extras”. Podemos añadir yogur natural (sin azúcar por supuesto) y algún vegetal,sobre todo fruta como las manzanas.

N. de la R. Sea como sea, la dieta cruda debe cuidarse especialmente para que no se contamine (por ejemplo con Salmonella). Precisamente por eso, por problemas de salubridad, BARF es criticada a menudo por el sector veterinario… Pero no tiene por qué pasar nada si compras productos de consumo humano (caros, eso sí) y los conservas adecuadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook