Dexmedetomidina para perros ¿Un fármaco que soluciona el miedo a los fuegos artificiales?

La dexmedetomidina puede ayudar a los perros con acustofobia

Dexmedetomidina para perros ¿Un fármaco que soluciona el miedo a los fuegos artificiales?

El miedo de los perros a ruidos fuertes, petardos, tormentas, fuegos artificiales… Es muy frecuente y puede abarcar desde comportamientos y reacciones controlables (pequeña evitación, nerviosismo que se supera en pocos minutos) hasta un pánico profundo, secuestro amigdalar e incluso muerte por paro cardiaco.

Estudio de efectividad de la dexmedetomidina administrada como jarabe
El objetivo de este estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, fue evaluar el efecto de la dexmedetomidina (administrada como gel oral) en dosis subsecuentes para el alivio de la ansiedad y el miedo agudo asociados al ruido en perros.

En la víspera de Año Nuevo, 182 perros con historial de ansiedad aguda y miedo asociados con los fuegos artificiales recibieron el tratamiento necesario hasta cinco veces: 89 perros recibieron dexmedetomidina y 93 perros recibieron placebo.

Para las principales variables de eficacia, los dueños de perros evaluaron el efecto general del tratamiento con dexmedetomidina, así como los signos y el grado de ansiedad y miedo. El efecto general del tratamiento fue estadísticamente significativo (P <0,0001). Se informó un efecto del tratamiento excelente o bueno para una mayor proporción de perros tratados con dexmedetomidina (64/89, 72 por ciento) que aquellos que recibieron placebo (34/93, 37 por ciento).

Los perros tratados con el medicamento mejoraron en un 72 por ciento, entre los perros no medicados con dexmedetomidina, solo el 37 por ciento estuvieron tranquilos y no mostraron signos de miedo a los ruidos propios de aquella noche.

También, los perros tratados con con el medicamento expresaron significativamente (P <0.0314) menos signos de miedo y ansiedad a pesar del ruido de los fuegos artificiales. Durante el estudio, no se presentaron problemas de tolerancia local o de seguridad clínica. Este estudio demostró que la dexmedetomidina oral a dosis subsecuentes alivia la ansiedad y el miedo agudos asociados al ruido en perros.

Contacto humano y ejercicio físico durante 25 minutos cada día. Eso es lo que necesitan los millones de animales que llenan las perreras municipales en España para vivir aceptablemente y reducir considerablemente el estrés al que se ven sometidos. Estudio de la Universidad de Córdoba.

¿Es recomendable su uso?
Pues depende, porque el Vademecum nos indica sobre este medicamento…:
Agonista selectivo de los receptores alfa-2 con un amplio espectro de propiedades farmacológicas. Con efecto simpaticolítico a través de la disminución de la liberación de noradrenalina en las terminaciones nerviosas simpáticas. Efectos sedantes mediados por la inhibición del locus coeruleus, el núcleo noradrenérgico predominante, situado en el tronco cerebral. Efectos analgésicos y ahorradores de anestésicos/analgésicos. Efectos cardiovasculares dependientes de la dosis; con ritmos de perfusión más bajas, dominan los efectos centrales con disminución de la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea. Con dosis más altas, los efectos vasoconstrictores periféricos con aumento en la resistencia vascular sistémica y la presión sanguínea, mientras que el efecto de bradicardia se ve aumentado.

Y en cuanto a las advertencias (misma fuente)…:
I.H., bradicardia preexistente (datos en pacientes frecuencia cardíaca < 60 son escasos), hipotensión preexistente (especialmente si no responden a vasopresores), hipovolemia, hipotensión crónica o reserva funcional reducida (con disfunción ventricular severa y ancianos); actividad autonómica periférica alterada (p.ej. debido a lesión de médula espinal). Niños < 18 años (no establecido eficacia y seguridad). Cardiopatía isquémica o enf. cerereborovascular grave, monitorizar, considerar reducir la dosis o interrumpir tto. si se desarrollan signos de isquemia miocárdica o cerebral. No utilizar como tto. único en status epiléptico, ya que dexmedetomidina parece no suprimir la actividad convulsiva. Si aparece fiebre sostenida de origen desconocido, suspender tto. Se pueden desarrollar, aunque raramente, reacciones de abstinencia al suspender bruscamente el tto. tras un uso prolongado. Precaución cuando se combina con otras sustancias de acción sedante o cardiovascular (efectos aditivos).

Estrés en perros, verdades y mentiras.

La dexmedetomidina es un medicamente sedante, efectivo en los perros con acustofobia, como indica el estudio. Pero no es recomendable administrarlo alegremente, y su uso debería estar restringido a perros que sufran una acustofobia severa.

• Más información: Estudio publicado en Veterinary Record.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook