Dos perros en casa ¿Cómo evitar conflictos?

Si tienes más de un perro hay cuestiones que debes tener en cuenta

Dos perros en casa ¿Cómo evitar conflictos?

Los programas de televisión han propagado muchas teorías sobre manadas y comportamiento canino obsoletas y hasta peligrosas. Sin embargo sí hay una cosa cierta: Si hay más de un perro en casa tienes una “manada” que debes saber controlar para evitar disgustos.

“El líder eres tú”
Es lo que nos han dicho siempre, pero el líder no es el que “manda” sino el que “organiza”. Somos dueños de los recursos del perro, de sus refuerzos, y eso nos obliga ante todo a ser justos. Nosotros, al administrar los refuerzos en el día a día, nos convertimos en el mayor refuerzo. Y eso puede convertirse en el mayor de los problemas, pero antes repasamos las tres principales fuentes de conflicto: comida, juguetes y camas.

La hora de la comida
Es el momento más delicado, y si no estamos completamente seguros de que no habrá problemas debemos establecer medidas para evitar conflictos. Si no hay otra opción incluso les daremos de comer en habitaciones separadas. Lo importante es evitar problemas e ir habituando poco a poco a los perros a comer juntos. Una buena idea es darles comida nosotros con la mano poco a poco, administrándola nosotros mismos.

Si conseguimos que un perro sea consciente plenamente de que nosotros manejamos la comida, desaparecerán los problemas de agresividad por posesión de recursos como por arte de magia (aunque pueden aparecer otros como hiper-apego, ojo).

Juguetes, mejor si hay muchos (pero “vigilando”)
Si tienes dos perros en casa ya sabrás que tener dos juguetes iguales no es el método para evitar problemas ¡los dos perros querrán el  mismo, seguro! Con perros “tranquilos” será mejor si tenemos muchos juguetes disponibles de diferentes tipos. Y si hay posibilidad de problemas… Mejor si no hay juguetes en casa.

Para mis perros no tengo juguetes en casa, evito problemas, pero sí tengo muchísimos en el jardín, donde ellos mismos gestionan las situaciones de posible conflicto sin mayores problemas.

Las camas,el descanso es “sagrado”
Los lugares de descanso también pueden ser fuente de conflictos, pero afortunadamente para nosotros los perros no suelen ser tan posesivos con las camas como con la comida o los juguetes. Eso sí, “dispersar” por la casa suficientes colchonetas ayudará a que busquen su espacio.

Nosotros: el motivo número uno de conflictos
Con frecuencia los perros manejan las situaciones de conflicto con diferentes comportamientos ritualizados y rara vez llegan las cosas “a mayores”. Sin embargo, cuando intervenimos nosotros las cosas siempre se complican, ahí van tres recomendaciones:

1. Castigar propicia la agresividad redirigida: Si sigues Doogweb con asiduidad ya sabes que no somos partidarios del castigo como método de corrección de conductas indeseadas… Pero sí hay algo peor que castigar a un perro, es hacerlo si hay más perros presentes. Muchos perros no reaccionan ante el dueño porque es una figura de autoridad, pero un perro cercano es un “igual”, y redirigirá su frustración y agresividad hacia él.

2. No pasa nada por dedicarte más a uno de tus perros que al resto: Cada perro tiene una necesidades emocionales diferentes. Algunos son más apegados, otros más independientes, algunos buscan juegos de interacción con personas, otros disfrutan en compañía de más perros…

3. Si hay un conflicto en ciernes (dos perros midiéndose) no intervengas físicamente si no tienes el control total de la situación, ¡desvía la atención! Cuando se haya diluido un poco la tensión… Pasea con los dos perros, un paseo largo en común con abundantes juegos de olfato, árboles de salchichas, búsqueda…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook