Enfermedades genéticas… ¿en los perros no de raza?

Cinco enfermedades a examen en 35.000 perros

Enfermedades genéticas... ¿en perros no de raza?

Actualmente se conocen en el perro un número importante y creciente de mutaciones hereditarias de enfermedades genéticas.

Frecuentemente, las prevalencias de estas mutaciones se examinan dentro de razas concretas, o en razas relacionadas entre sí, pero casi siempre en perros de pura raza. Ningún informe hasta la fecha había examinado la frecuencia de las mutaciones genéticas específicas de la enfermedad en una gran población de perros cruce de razas.

Creencias erróneas

Además, los veterinarios y dueños de perros generalmente descartan las enfermedades hereditarias y/o genéticas como posibles problemas de salud en perros de raza mixta, asumiendo que el no ser de raza garantizará de alguna forma que las mutaciones de la enfermedad de un solo gen no sean motivo de preocupación.

Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue evaluar una gran población canina mixta para analizar la presencia de alelos mutantes asociados con cinco trastornos autosómicos recesivos: hiperuricosuria e hiperuricemia (HUU), cistinuria (CYST), deficiencia de factor VII (FVIID), miotonía congénita (MYC) y deficiencia de fosfofructoquinasa (PKFD). Las pruebas genéticas se realizaron junto con la determinación de la raza a través del Wisdom PanelTM test.

Los perros, incluso los más activos, son en realidad mucho más dormilones que nosotros. ¡Alrededor de un 50 por ciento más!

Resultados… sorprendentes

De una población de casi 35.000 perros, se identificaron perros mutantes homocigotos para HUU (n = 57) y FVIID (n = 65). Los homocigotos para HUU y FVIID se identificaron incluso entre perros con ascendencia de razas muy mezcladas. Se identificaron también portadores para todos los trastornos excepto MYC. La HUU y el FVIID tenían la frecuencia suficiente para merecer consideración en cualquier perro de raza mixta, mientras que CYST, MYC y PKFD resultaron extremadamente raras.

Conclusiones

La suposición de que los perros de razas mixtas no sufren trastornos genéticos se demuestra en este estudio como falsa.

Dentro de las enfermedades examinadas, la HUU y el FVIID deben permanecer en la lista de descartadas de cualquier veterinario, cuando sea clínicamente apropiado, para todos los perros de razas mixtas, y se deben realizar pruebas genéticas para el diagnóstico o el cribado.

Las pruebas futuras en grandes poblaciones de perros de razas mixtas que incluyan mutaciones genéticas caninas adicionales conocidas afinarán el conocimiento sobre qué enfermedades genéticas pueden afectar a los perros cruces de diferentes razas.

• Fuente: Estudio completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook