La ESVCE rechaza los collares eléctricos

European Society of Veterinary Clinical Ethology se posiciona y dice sobre los riesgos del uso de collares eléctricos…

El uso de collares eléctricos siempre está inmerso en una gran polémica, este texto de la European Society of Veterinary Clinical Ethology reúne en solo 9 puntos la mayoría de problemas asociados a su utilización.

  1. Existen muchas variables que actúan sobre la intensidad de la descarga, por ejemplo la humedad, la densidad del pelo del perro, el estado del electrodo… Por estos y otros factores, los veterinarios aseguran que no es posible regular la intensidad que sería adecuada a cada perro y circunstancia: Una intensidad demasiado alta producirá indefensión, agresión… Si es demasiado baja el perro se habituará con lo que se pierde toda la posible efectividad.
  2. Asociación de la descarga a cualquier otro estímulo. Es uno de los mayores riesgos, puesto que los perros pueden asociar la descarga a cualquier cosa presente en el entorno, incluido el propio adiestrador.
  3. Requiere un timing perfecto. Una descarga a destiempo puede producir justo el efecto contrario al deseado: reforzar la conducta que se quiere eliminar.
  4. Riesgo de abuso. Muchos adiestradores poco cualificados utilizan mal los collares eléctricos, especialmente cuando se frustran.
  5. Riesgos físicos reales para el perro. Desde un incremento significativo de cortisol, o del ritmo cardíaco, hasta necrosis en la piel.
  6. Comportamientos relacionados con el estrés. Uno de los más habituales sería la inhibición de todo tipo de conductas con un lenguaje corporal de sumisión total, cola y cabeza bajas, salivación…
  7. Otros riesgos del castigo, el más grave sería la agresión, pero también se deteriorará la relación del humano con el perro, y disminuirá drásticamente la capacidad de aprendizaje del perro.
  8. No es más efectivo. No existe ningún estudio solvente que demuestre la mayor eficacia del collar eléctrico en relación al adiestramiento en positivo, mientras que sí existen muchos demostrando lo contrario: el uso de refuerzo positivo supera en eficacia a la administración de cualquier tipo de castigo.
  9. Ilusión de efectividad. La aparente eficacia a corto plazo del collar eléctrico puede llevar a enmascarar comportamientos no deseados que más tarde volverán a aparecer.

Escocia pregunta a la población sobre el uso de collares eléctricos en el #adiestramiento de los #perros.

En conclusión, el adiestramiento con collares eléctricos está asociado a numeroso riesgos bien documentados que conciernen la salud de perro, el comportamiento y el bienestar. Cualquier problema de comportamiento existente probablemente degenerará en un problema adicional cuando se utilizan este tipo de collares. Esto se convierte en un riesgo aún mayor cuando este instrumento aversivo es utilizado por un entrenador no cualificado (y como el adiestramiento de perros no está regulado en la mayoría de la Unión Europea, hay un gran número de adiestradores sin la preparación necesaria).

• Más información: Documento completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook