Los collares eléctricos… ¿Se deben legislar o prohibir?

Escocia pregunta a la población sobre el uso de collares eléctricos

Escocia pregunta a la población sobre el uso de collares eléctricos en el #adiestramiento de los #perros.

En 2007 el gobierno escocés ya realizó una consulta para conocer más acerca del uso de los collares eléctricos como herramienta para el entrenamiento canino. Esa encuesta no arrojó demasiada luz sobre un asunto tan controvertido, y además los dispositivos eléctricos de entrenamiento han evolucionado mucho desde entonces, aunque eso no quiere decir que sean inocuos ni mucho menos. Es momento de realizar una nueva consulta.

El objetivo de la encuesta actual sobre el uso de collares eléctricos
El 5 de julio de 2015, el Ministro de Asuntos Rurales, Alimentación y Medio Ambiente de Escocia anunció que el Gobierno de Escocia iniciaría un análisis sobre los diferentes puntos de vista sobre los controles adicionales alrededor de los collares eléctricos para el adiestramiento de los perros.

Las peticiones masivas funcionan: Esto se produjo en contestación a una serie de solicitudes para alcanzar la prohibición de los collares de descarga eléctrica y collares de vibración en Escocia. La cuestión se consultó previamente en 2007, pero recibió un número muy limitado de respuestas en aquel momento.

Los collares eléctricos para el adiestramiento canino se han desarrollado y evolucionado significativamente desde 2007, tanto en cuanto a una mayor atención al bienestar animal y la seguridad en el diseño y uso adecuado de los impulsos de los collares, como en la disponibilidad de métodos alternativos de estímulos negativos (vibraciones, ruido, agua o químicos para pulverización).

Escocia pregunta a la población sobre el uso de collares eléctricos en el #adiestramiento de los #perros.

Esta consulta proporcionará información sobre estas modificaciones, los estudios de investigación relacionados, y los enfoques que llevarán a los encuestados a dar una visión razonada sobre las ayudas electrónica para el entrenamiento en Escocia en 2015. Estos puntos de vista serán imprescindibles para el desarrollo de políticas futuras en materia de regulación de las ayudas electrónicas para el adiestramiento canino.

En definitiva, esta consulta (que ya está activa y recogerá datos hasta el próximo 29 de enero) busca opiniones sobre si algunas o todas las ayudas de entrenamiento electrónicos deben estar sujetas a controles más estrictos en Escocia o si deben prohibirse por completo, como ya ha sucedido -por ejemplo- en Gales, donde ya están prohibidos los collares eléctricos desde 2010.

• Más información: Más control o prohibición de los dispositivos electrónicos de adiestramiento en Escocia.

Un comentario en “Los collares eléctricos… ¿Se deben legislar o prohibir?

  1. Sin duda el uso de collares eléctricos debe ser legislado, pero no prohibido pues en determinados casos, especialmente en condicionamientos de algunos ejemplares de razas de caza con gran fuerza pulsional y energía resultan ser, si bien no la única, una herramienta más a utilizar.

    Si bien en educación canina lo primero a considerar es la utilización de reforzadores positivos de la conducta, lamentablemente estos no aplican a todo caso y situación, por tanto, irnos hacia los extremos y prohibir otras herramientas de condicionamiento puede resultar en algo equívoco si consideramos que estamos hablando de seres vivos, los cuales tienen diferentes sensibilidades unos de otros; por consiguiente, una herramienta de condicionamiento como un collar eléctrico puede para algunos casos, situaciones y ejemplares resultar de aplicación eficiente mientras que para otros resultará ineficaz, incluso algo muy negativo.

    También cuando hablamos de sistemas o herramientas para condicionar la conducta es fundamental saber ¿con que ejemplar, cómo y cuándo? se utilizan. Sin duda no es lo mismo que un profesional analice las características y sensibilidades del perro y en caso de por algún motivo determinar la utilización de un collar eléctrico lo haga (evaluando la respuesta del ejemplar, sabiendo si se logra o un progreso en la modificación de la conducta o es mejor descartar el uso), que una persona sin conocimientos o experiencia coloque un collar de estas características a un perro e intente condicionar su conducta.

    Como toda herramienta o sistema de condicionamiento de la conducta los collares eléctricos no son aplicables a todos los perros ni situaciones; pero, descartarlos (prohibirlos) es una posición extremista, en todo caso, legislar su uso es lo adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook