¡Matad a mi perro o me mata!

¿Que puede llevar a un perro a atacar así?

Lo leíamos en ABC, La Policía mata a tiros a un perro que atacó a su dueño: «Tenía dos disparos encima y seguía», un terrible accidente que ha terminado con el perro muerto por la policía y el dueño con más de 30 puntos de sutura en los brazos.

Lo leíamos en ABC, La Policía mata a tiros a un perro que atacó a su dueño: «Tenía dos disparos encima y seguía», un terrible accidente que ha terminado con el perro muerto por la policía y el dueño con más de 30 puntos de sutura en los brazos.

El dolor, ese motivo de agresión invisible
El dolor no se ve, solo se siente, y todo apunta a que ha sido el desencadenante de este terrible suceso. El dueño relataba cómo el perro tenía problemas al defecar por un palo en su ano… Intento “ayudarle” y el perro reaccionó “volviéndose loco”.

Ahora, “a toro pasado”, es fácil deducir que el desencadenante del ataque ha sido el dolor. Aunque es cierto que muchos habríamos hecho lo mismo con nuestro perro en la misma situación. Para prevenir, que es lo único que podemos hacer ya, te recordamos dos cuestiones muy importantes:

Manipulación. Nos preocupamos mucho por sociabilizar a nuestros cachorros, pero no tanto de acostumbrarles a la manipulación. Es más, hay perros que ni siquiera permiten que se les cepille. Para evitar problemas, desde que llegan a casa, debemos acostumbrar a los perros a diferentes manipulaciones, algunas ideas que servirán en el futuro: La boca (para poder quitarle objetos peligrosos o cepillar los dientes), dedos y patas (cortar uñas), oídos (limpieza, tratamientos de otitis), vientre (limpieza), ano (perianales).

Aprende a sentir el dolor de tu perro. Aprender a entender a nuestros perros es la asignatura pendiente. Identificar el dolor o, mejor dicho, las señales de un pequeño dolor antes de que se trate de algo más serio, evitaría muchísimos accidentes como el que encabeza estas líneas.

La inhibición de los avisos del perro
No sabemos si ha sido el caso, pero es importante recordar también que los perros avisan a su manera, por eso castigar los gruñidos es inhibir avisos que para nosotros, más torpes entendiendo lenguaje-perro,  son ayudas para comprenderles mejor. Los gruñidos son un medio natural de comunicación, los perros gruñen para avisar y evitar conflictos, que no se nos olvide.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook