Ordenanzas de Animales de Compañía, algo está cambiando

Pero no todo lo que cambia en las Ordenanzas de Animales de Compañía es para mejorar el bienestar animal

Problemas de comportamiento en perros

Los últimos cambios en las Ordenanzas de Animales de Compañía están tomando un rumbo bastante definido, pero en ocasiones demasiado influenciadas por el “buenismo” reinante…

Algunas medidas frecuentes en las Ordenanzas de Animales de Compañía y los problemas que esconden:
Sacrificio Cero. Ya son varias las Comunidades que han limitado o prohibido el sacrificio de animales en albergues, salvo problemas de salud graves. Nadie, absolutamente nadie en su sano juicio quiere que se sacrifiquen los perros y gatos de las protectoras, pero este sacrificio cero está llevando a los centros a unos problemas de superpoblación muy graves. No se ha trabajado en ampliar centros, facilitar la adopción y mejorar la estancia de los animales.

“Adopta no compres”. Esta frase que casi convierte en delincuentes a los que compramos perros, esconde una autoritarismo preocupante. La realidad es que se debe perseguir la venta ilegal, las granjas de cachorros y el tráfico desde Europa del Este… pero no se puede (y no se debe) obligar a adoptar.

Prohibidos los collares de pinchos, eléctricos o estranguladores. Curioso el afán de estos últimos tiempos por prohibir cosas. ¿No será mejor formar a los dueños de los perros para que estas herramientas se dejen de utilizar? A estas alturas, todos sabemos que prohibir no suele ser el camino que mejores resultados ofrece.

El absurdo de estas prohibiciones llega hasta tal punto que en las exposiciones caninas ya no se pueden usar determinados tipos de collares (semiestranguladores. muy finos) por su potencial lesivo… Cuando en realidad lo que se pretende con esos collares mínimos es potenciar la belleza del perro sin que se aprecien otros elementos.

Permitidos los perros en el transporte público. Siempre adecuándose a horarios y condiciones. Es una buena medida, pero todos los que tenemos perros deberíamos tener claro que no es obligatorio que al resto de la Humanidad le apasionen los perros del mismo modo que a nosotros.

¿Perros sueltos? Las Ordenanzas intentan fomentar lo tan de moda “pet friendly”, pero lo cierto es que a los perros no les interesa demasiado ir de bares o entrar en las tiendas… Los perros lo que de verdad necesitan son espacios habilitados para su esparcimiento, y una legislación que permita que puedan correr, jugar y olisquear sin molestar al resto de personas a las que (a veces se nos olvida) no necesariamente gustan los perros. Pocas Ordenanzas contemplan esto, simplemente prohíben.

Perros solos. En las últimas Ordenanzas de Animales de Compañía aprobadas (como es el caso de Alicante) se limita el tiempo de soledad de los perros a 12 horas… Pero esas mismas 12 horas pueden ser una eternidad, o apenas nada, dependiendo de las condiciones en las que esté el perro durante nuestra ausencia.

Prohibición de amputar orejas y cola. Uno de los puntos controvertidos en los que no se han puesto de acuerdo los defensores del bienestar frente a los cazadores (perros de utilidad). El caso es que es una Ley Europea, por encima por lo tanto de las ordenanzas municipales. Las amputaciones estèticas no tienen defensa ninguna, en eso estamos -casi- todos de acuerdo, pero como siempre sucede no todo es blanco o negro…

El instinto de caza en el #perro doméstico, un problema de difícil solución.

Y con los perros de caza… ¿qué? ¿Un perro de rehala puede sufrir daños en la orejas durante el agarre a un jabalí?Obviamente sí. Hay quien opinará que no se deberían utilizar perros en las monterías, pero resulta que ese tipo de actividad cinegética es legal y por lo tanto se puede practicar dentro de la Ley vigente. Otro tema, muy por encima de las ordenanzas municipales, es si la caza también debería cambiar… pero eso es otra guerra.

2 comentarios en “Ordenanzas de Animales de Compañía, algo está cambiando

  1. Las ordenanzas sobre perros son, si no me equivoco, cosa de los Ayuntamientos así que, depende de la población, este artículo generaliza demasiado. ¿Dónde se aplican esas normativas?

    “Adopta, no compres” creo que es un buen mensaje. Y quien se sienta culpable cuando compra un animal de compañía que analice ese sentimiento… Quizás se dé cuenta de la idiotez que está cometiendo.

    “Permitidos los perros en el transporte público. Siempre adecuándose a horarios y condiciones. Es una buena medida, pero todos los que tenemos perros deberíamos tener claro que no es obligatorio que al resto de la Humanidad le apasionen los perros del mismo modo que a nosotros.” A mi tampoco me apasionan los niños y tengo que aguantar a algunos en el transporte público que dan ganas de someterse a una operación de esterilización al bajar.

    Hay muchos parques en los que se practica running, bicicleta, niños jugando a la pelota, etc… y los demás nos tenemos que adaptar y aguantar. Que los perros no puedan estar sueltos en un parque me parece un insulto. Pago los mismos impuestos (incluso más si contamos los impuestos por tenencia de animales de compañía) que los demás y, sin embargo, me tengo que sentir como un delincuente si voy a un parque (estoy hablando de parques grandes) y suelto mis perros.

    Sobre la caza con animales, no estoy en desacuerdo. Pero sí que estoy totalmente en contra del trato que reciben la mayoría de estos animales por parte de los cazadores HdP cuando “ya no les sirven”. Hay otras opciones mucho más decentes que lo que hacen esos c****. Pero a los políticos, organismos competentes y gente que reside en poblaciones donde se practican este tipo de actividades parece que este tema les resbala. Eso demuestra la calidad de humanidad que tienen esos individuos.

  2. Entiendo la molestia de la persona que publicó, pero la realidad es otra. Invito a todas estas personas que viajen a diferentes entidades donde no tienen las buenas costumbres ni cultura de cuidados de animales. Y nadie dice que no compren perros pero la realidad es otra, la gente compra perros para después abandonarlos y la gente que nos apiadamos de esos animales terminamos recogiéndolos de la calle, si tan solo fuera consiente la gente e sería diferente. Ahora bien… quien dijo que el mundo es de los humanos, prohibiendo los espacios para los perros. Y lo más importante que me ha dado vueltas en la cabeza… quién dijo que los humanos éramos humanos y ellos animales! Quisiera adentrar más en la tema, pero lo único que quiero pedirles es consciencia pues cada vez actuamos con las vilezas más bajas e inimaginables cuando se supone que deberíamos de ser una raza evolucionada y superior. Gracias por su atención

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook