Parques para perros, no todo es tan “bonito”

10 peligros de los
parques para perros

Parques para perros, no todo es tan "bonito"

Los parques para perros son necesarios para que los perros interactúen, pero en nuestras ciudades el metro cuadrado de parque es un auténtico lujo, y muchos de esos parque (o pipicanes) no tienen el mantenimiento que deberían…

Los peligros de los pipicanes
1. Muchos pipicanes son demasiado pequeños, provocando hacinamiento en las “horas punta”.

2. Perros que no sabes comportarse (o mejor dicho, dueños que no saben manejar a sus perros).

3. Al hilo del comportamiento… ¿Tu perro tiene las suficientes habilidades sociales para relacionarse con personas y otros perros?

4. En los parques para perros “todo vale“.  Perros sueltos de todos los tamaños y edades, sin ningún control…

5. Por este motivo, los pipicanes son peligrosos para una buena sociabilización de los cachorros (recuerda, siempre buenas experiencias).

6. La falta de limpieza (dueños nada cívicos y recortes en funcionarios) hace que la suciedad se acumule.

7. En análisis de control se ha encontrado presencia de giardias en más de la mitad de pipicanes analizados.

8. Y lo mismo sucede con pulgas, garrapatas… Muy presentes (demasiado) en algunos parques.

9. Si puedes elegir, siempre es mejor un parque para perros (o zona de un parque) que un pipican más pequeño y cerrado.

10. Los parque para perros son el objetivo de los envenenadores, siempre hay que tener mucho cuidado y estar alerta.

¿Moraleja? Los parques para perros pueden ser muy útiles, e incluso necesarios, pero no siempre tenemos cerca uno que cumpla los mínimos recomendables. Tu perro no necesita “amigos perros” todos los días, el paseo con tu perro debe ser de calidad, y eso se puede conseguir de muchas otras formas sin los peligros de los parques.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

3 comentarios en “Parques para perros, no todo es tan “bonito”

  1. Otra entrada que me encanta encontrar y comparto. En la línea de las opiniones “políticamente” incorrectas pero etológica y lógicamente correctas 😉 Felicidades por vuestro criterio.

  2. ¡Buen post! Creo que hay que decir también los aspectos malos de las cosas para mejorarlas. En mi caso, también he vivido algunas malas experiencias en el parque de perros que suelo frecuentar, tanto por parte del ayuntamiento, ya que el recinto está descuidado, sucio y lleno de hoyos, como por parte de algunos dueños.
    Sin ir más lejos, hace unos meses un hombre llamaba a su perro para irse pero el can no le hacía caso y le evitaba. El perro vino hacia mí y con intención de ayudar agarré al animal mientras le acariciaba para que no se pusiera nervioso. Al devolvérselo a su dueño éste le puso el collar y le pegó dos puñetazos en el hocico (tan fuertes que asustó a otros perros) mientras le gritaba que le hiciera caso cuando le llamara. Esto me incomodó mucho ya que si lo llego a saber no le hubiera ayudado a cogerle, además varias personas del parque le estuvimos reprendiendo y él se llenaba de razón sin ver que lo que acababa de hacer era una barbaridad. Lo peor es que no es la primera vez que presenciábamos en ese parque una fuerte agresión de un dueño a su perro.
    En otra ocasión unos chicos se metieron dentro del parque habiendo perros en él y empezaron a poner petardos, con el riesgo de que algún perro o persona pasara y hubiera una desgracia.
    ¿Qué se debe hacer en este tipo de casos en los que las personas se vuelven indómitas y no escuchan? Lo cierto es que no son las únicas ocasiones que ha habido malos ambientes en el parque y ya me estoy cansando, creo que debería haber unas normas que se hicieran respetar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook