Peligros del agua para los perros

En piscinas, ríos o mares, el agua puede esconder riesgos para nuestros perros

En estos cuatro casos el ejercicio es muy peligroso

No se trata de hacer una tragedia ni caer en la hiperprotección de los perros, pero sí al menos ser conscientes de que con unos pequeños cuidados nuestros perros se pueden evitar un buen número de molestias propias de estas fechas en las que frecuentamos entornos con agua para refrescarnos.

Agua contaminada
El agua estancada puede esconder todo tipo de riesgos para la salud de nuestros perros, desde salmonella (algunos animales como los galápagos pueden ser portadores incluso en aguas corrientes), bacterias, parásitos… Los perros, como los niños, siempre lejos de aguas estancadas.

Piscina para perros en San Martín de la Vega.

Otitis en perros
Especialmente en perros de orejas caídas (golden, cocker, beagle…) el riesgo de una otitis por inmersión en agua es alto. Las orejas caídas no permiten que el agua salga con tanta facilidad como otras en las que el conducto auditivo está expuesto. Si a eso unimos la proliferación de bacterias por el calor, tenemos el caldo de cultivo perfecto para una otitis. Secar el oído de nuestros perros de orejas caídas ayuda a prevenir.

Salpican, pis. piscina para perros por un día, en imágenes. Así ha sido.

Conjuntivitis en perros
Y lo mismo sucede con los ojos. En verano es fácil que se produzcan pequeñas erosiones en la córnea. Estos dañaos no tienen mayor importancia porque la lágrima natural se encarga de lubricar, pero no dejan de ser pequeñas heridas. Y esas heridas en contacto con las bacterias presentes en agua dulce pueden traer problemas que en ocasiones serán largos de tratar. En el caso del agua salada será especialmente molesto, pero en principio menos peligroso a no ser que se trate de playas muy concurridas. No es mala idea llevar en tu equipaje perruno un colirio lubricante (consulta con tu veterinario).

Salpican, pis. piscina para perros por un día, en imágenes. Así ha sido.

Dermatitis en perros
Solo por mojarse es poco probable que un perro pueda contraer dermatitis, pero la humedad sí puede ser un factor de riesgo. Algunas recomendaciones son: procura que tu perro se seque completamente cada vez que se moje, no le laves con champú demasiado a menudo (un buen baño para terminar las vacaciones está perfecto, pero no lo bañes con productos químicos para quitar el salitre cada día de playa, mejor aclarar con agua dulce y secar/cepillar), permanece atento a picores y síntomas de prurito y coméntale con el veterinario.

Salpican, pis. piscina para perros por un día, en imágenes. Así ha sido.

Y sobre todo, en todos los casos, vigila los posibles síntomas de estas y otras enfermedades en tu perro para detectar cualquier problema al principio, solo así conseguirás que la recuperación sea más rápida y sin secuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook