Sonríe a tu perro, le “caerás” mejor :)

El neuropéptido conocido como oxitocina juega un papel crítico en el comportamiento social y la regulación de las emociones en los mamíferos

¿Cómo usamos el cerebro para interpretar a los perros?

El objetivo de este estudio fue explorar cómo la administración de oxitocina nasal afecta el comportamiento de la mirada durante la percepción emocional en perros domésticos.

En el experimento, los patrones de aspecto de los perros, como medida de atención voluntaria, se registraron durante la visualización de fotografías de expresión facial humana. Los diámetros de las pupilas de los perros también se midieron como un índice fisiológico de excitación emocional.

Personas felices y enfadadas…
En un diseño experimental controlado por placebo entre 43 perros, que después de haber recibido tratamiento con aerosol nasal con oxitocina o placebo (solución salina), se presentaron ante imágenes de rostros humanos masculinos desconocidos que mostraban una expresión feliz o enojada.

Los investigadores encontraron que, dependiendo de la expresión facial, los patrones de mirada de los perros se vieron afectados selectivamente por el tratamiento con oxitocina.

Después de recibir la oxitocina, los perros se obsesionaron con menos frecuencia en las regiones oculares de caras enfadadas y revisaron (miraron hacia atrás) más a menudo las regiones oculares de las caras sonrientes (felices) que después del tratamiento con placebo.

Además, después del tratamiento con oxitocina, los perros se obsesionaron y revisaron los ojos de las caras felices significativamente más a menudo que los ojos de rostros enfadados.

La oxitocina como modulador en la excitación emocional de los perros
El análisis de los diámetros de las pupilas de los perros durante la visualización de las expresiones faciales humanas indicó que la oxitocina también puede tener un efecto modulador en la excitación emocional de los perros.

Mientras que el tamaño de las pupilas de los sujetos fue significativamente mayor cuando se enfrentaban a caras enojadas que ante las caras felices en el control (tratamiento con placebo), el tratamiento con oxitocina no solo eliminó este efecto sino que provocó una respuesta opuesta de la pupila.

En general, estos hallazgos sugieren que la administración de oxitocina nasal cambia selectivamente la asignación de atención y la excitación emocional en los perros domésticos.

La oxitocina tiene el potencial de disminuir la vigilancia hacia los estímulos sociales amenazantes y aumentar la prominencia de los estímulos sociales positivos, haciendo que la mirada de los rostros humanos amigables sea más notable para los perros.

El estudio proporciona un mayor apoyo para el papel del sistema de oxitocina en las habilidades de percepción social de los perros domésticos. Los investigadores proponen que la oxitocina modula el procesamiento emocional fundamental en perros a través de un mecanismo que puede facilitar la comunicación entre humanos y perros.

• Más información: Estudio publicado en Frontiers.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook