Alfonso Espadas (Dokusan), visión moderna del adiestramiento

“Mi perro no está ni por debajo ni por encima de mí, forma parte de mi familia y como todos los demás miembros tiene sus derechos y sus obligaciones”.

Entrevista con Alfonso Espadas, Educación Canina Dokusan.

Alfonso Espadas es el director técnico de Dokusan, y en su abultado currículum encontramos amplia experiencia en campos tan interesantes como  Adiestramiento civil y comercial (desde 1998),  Aplicación de terapias comportamentales y modificaciones conductuales (desde 2001), Jefe de equipo operativo en Unidad de Guías Caninos del Cuerpo Nacional de Policia, desarrollando labores de adiestramiento y trabajo con perros detectores de explosivos y estupefacientes, así como trabajo de obediencia y participación en diferentes exhibiciones (desde 2001 hasta 2008)… Ver currículum completo al pie de este artículo.

1.  Alfonso, en Dokusan ofrecéis muchos servicios de todo tipo, desde cursos de obediencia y educación en grupo, hasta modificaciones de conducta complejas. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes con los que llegan los dueños de perros?

Normalmente la mayoría de los problemas están relacionados con miedos y falta de socialización, ambos aspectos muchas veces derivan en casos de agresividad, también son frecuentes las consultas relacionadas con el estrés y la ansiedad por separación. Afortunadamente cada vez son más la mayoría de dueños que asisten a nuestros cursos con sus perros a edad temprana con la intención de prevenir cualquier tipo de problemas de conducta e iniciar una educación correcta, y con los perros siempre es mejor prevenir que curar.

2. Muchos de estos problemas provienen en realidad de actuaciones erróneas de los dueños a lo largo del tiempo. ¿Qué es lo que con más frecuencia “hacemos mal” los que tenemos perros?

Muchas veces nos dejamos asesorar por gente inexperta que nos recomienda con la mejor de las intenciones “trucos y recetas mágicas” que han funcionado con su perro. Siempre que nos aconsejen algo sobre nuestro perro deben de explicarnos con claridad el por qué de ese consejo, y si nos suena lógico y coherente adelante, pero no nos creamos a pie juntillas todo lo que nos digan, especialmente cuando sean métodos aversivos o cohercitivos hacia el perro.
Otro grave error es humanizar al perro, pero de esto ya se ha hablado mucho, aunque parece que no lo suficiente. Debemos basar la relación con nuestro perro en la comunicación, no en la dominancia, los errores más graves que observo a la hora de interactuar con los perros es que los dueños no premian adecuadamente los comportamientos que quieren fomentar, reforzar o enseñar y sobre todo que corrigen cosas que el perro realmente no sabe hacer, con lo que creamos en el perro un “cacao mental” importante, destruyendo el vínculo entre ambos. En resumen: mala comunicación entre dos especies diferentes.

3. Y ¿las razas especialmente problemáticas existen? Por ejemplo problemas de ansiedad o estrés en razas muy activas con personas sedentarias, o razas con carácter en manos inexpertas… ¿son frecuentes?

Yo no soy muy partidario de hablar de razas problemáticas, ya que pienso que debemos ir al individuo y no a la raza, si bien ciertas razas estadísticamente presentan un patrón comportamental y de carácter bastante homogéneo, siempre será el individuo específicamente de quien nos tengamos que ocupar y no la raza a la que pertenece. Por supuesto debemos evaluar y elegir bien al compañero con el que vamos a pasar entre 12 y 14 años de nuestra vida, y esa elección no debe estar basada sólo en la morfología sino sobre todo en el carácter que más se adecue al nuestro y a nuestro ritmo de vida, de esta forma nos evitaremos bastantes problemas.

4. También colaboras con ANAA… Una de las grandes preocupaciones al adoptar es si ese perro habrá pasado experiencias traumáticas, o que pueda presentar problemas de comportamiento no detectados. ¿Los perros adoptados presentan más problemas… o sucede justo lo contrario?

Los perros de albergue son igual de válidos que cualquier otro, como bien dices debemos ser conscientes de que muchos de ellos han pasado por experiencias traumáticas, pero es mucho más gratificante para un dueño rehacer la vida de ese perro que la de cualquier otro, se establece un vínculo afectivo muy fuerte entre el perro y su adoptante, quizás más que en otros casos.
No se ha realizado ningún estudio sobre la cuestión que planteas, sería muy interesante hacerlo. Yo personalmente trato problemas de comportamiento y no noto que sea mayor el número de perros de albergue que presentan problemas conductuales. Lo principal en los casos de adopciones es no agobiar al perro con excesivo proteccionismo y dejar que vaya ganando seguridad en sí mismo. Un perro gana seguridad en base a la confianza que tenga en el dueño.

Entrevista con Alfonso Espadas. Educación Canina Dokusan.

5. A lo largo de tu carrera has visto miles de perros, seguro que ha habido casos que no han sido posibles de reconducir, tal vez los provocados por desórdenes patológicos ¿no?

Siempre que se presenta un problema de conducta hay que saber el por qué de ese problema, ya que si no nos limitaremos a “poner parches”, si el problema conductual es producido por alteraciones neuronales o fisiológicas lo más que podremos hacer será una terapia paliativa. Lo triste es cuando nos encontramos un problema de fácil resolución pero el dueño no se implica, sin la implicación seria del dueño podemos hacer muy poco, ya que es él quien convive con su perro las 24 horas del día.

“Me causa gran tristeza ver por la calle a ese dueño “con malas pulgas” que golpea a su perro o lo lleva estrangulado continuamente porque “lo ha visto en la tele”, con el perro totalmente hundido a nivel psicológico y emocional”.

6. Últimamente hemos asistido a un buen número de noticias de ataques de perros, algunos con resultados trágicos. ¿Por qué suceden estos ataques, sería posible prevenirlos?

Desgraciadamente la prensa y los medios de comunicación se ceban cíclicamente en este tipo de sucesos, desvirtuando enormemente la información sobre los hechos, un perro no se vuelve agresivo de la noche a la mañana y alguno de estos ataques se han producido porque el perro no tenía opción de huir o retirarse ante una situación que le ha sobrepasado. Con esto no quiero ni mucho menos justificar estos ataques, pero debemos cargar la responsabilidad de estos incidentes al dueño y no al perro.
Por supuesto que lo correcto sería enfocar este problema en campañas de educación y concienciación ciudadana, con efectos preventivos, y no elaborar leyes de represión que no tienen mucho sentido y lo que hacen es que por la mala cabeza de unos pocos paguemos todos. Cada vez son más los dueños realmente preocupados y responsabilizados por sus perros, siendo unos pocos los que dan mala fama a los perros y sus dueños.

7. Desde doogweb hemos asistido a bastante “movimiento” relacionado con los programas de tv acerca de educación/adiestamiento canino. En tu opinión ¿realmente son influencias tan negativas? Hay quien opina que en realidad los profesionales los criticáis porque “quita negocio” al poder solucionar los problemas cada uno con los trucos de tv…

Este es un tema realmente “caliente” y que nos preocupa mucho a los verdaderos profesionales de la educación y el adiestramiento canino, me causa gran tristeza ver por la calle a ese dueño “con malas pulgas” que golpea a su perro o lo lleva estrangulado continuamente porque “lo ha visto en la tele”, con el perro totalmente hundido a nivel psicológico y emocional. ¡Ni yo ni nadie con dos dedos de frente quiere que su perro camine o vaya con las orejas hacia atrás y el rabo metido entre las patas! Mi perro no está ni por debajo ni por encima de mí, forma parte de mi familia y como todos los demás miembros tiene sus derechos y sus obligaciones. Las presiones deben ser usadas por gente muy cualificada y como última opción. No arreglan nada, lo único que hacen es ocluir la conducta a eliminar por aversión, pero el problema sigue estando ahí. De hecho vemos perros que al ponerles en una situación que les sobrepasa sin haber realizado ningún entrenamiento o por lo menos acercamiento previo a esa situación muestran conductas de agresividad por evitación que antes no mostraban. Lindezas como decir que los perros no tienen sentimientos y cosas así no contribuyen mucho a que la gente entienda a su perro, que realmente es de lo que se trata.
Yo llevo quince años en esto y no conozco “varitas” ni “fórmulas mágicas” ni sé de nadie que las haya inventado. Si queremos solucionar un problema de verdad debemos pensar a largo plazo y con maneras que no añadan cosas indeseables en el individuo (estrés, agresividad, miedo, desconfianza, falta de iniciativa, irritabilidad) ni que le desnaturalizen. Esto necesariamente requiere tiempo e implicación. Ojalá supiese de alguien que realmente soluciona problemas en 5 minutos, si también lo hiciese con personas ya sería perfecto, pero hasta la fecha no he visto a nadie así.

8. Entonces, ¿el denominado ´”instintivismo” –con las técnicas de “dominancia” que incluye–es algo obsoleto?

Las dominancias y los programas de reducción de rango son técnicas que se pusieron en boga hace ya muchos años y que realmente se aplicaban porque era lo único que se conocía, se ha demostrado hasta la saciedad que hay muchas otras técnicas que resultan mucho más efectivas a largo plazo, que no conllevan “efectos secundarios” emocionales adversos tanto para el perro como para el dueño y no son tan lesivas para ambos, pudiendo ser estas últimas aplicadas en la mayoría de las ocasiones por los dueños bajo supervisión profesional. Técnicas tan comunes hoy día como el contracondicionamiento, la habituacion y la desensibilización son las que realmente contribuyen a solucionar problemas en su base, que es donde hay que atacar la mayoría de los conflictos. Si además con el aprendizaje podemos ir a favor de instinto o reconducirlo siempre será mucho mejor que inhibirlo.

“Con la “línea dura” como única opción conseguimos individuos frustrados, sin capacidad de iniciativa, irritables y con miedo a equivocarse, en cambio si únicamente hacemos uso del refuerzo positivo conseguiremos individuos que no tienen capacidad de tolerar la frustración ni gestionar unos mínimos niveles de estrés”.

9. En Dokusan utilizáis el “refuerzo positivo”, ¿por qué este método en concreto?

Nosotros somos partidarios de utilizar todo, tanto el refuerzo positivo como el negativo, igualmente con los castigos, pero siempre en base al individuo, el contexto, el problema que intentamos solucionar, el adiestramiento que queramos enseñar o la fase en la que nos encontremos dentro de cada trabajo. Los extremos no son buenos, y sin bien hay partidarios radicales del castigo positivo también hay radicales del refuerzo positivo, ambas cosas son muy comerciales, pero quitan efectividad a la hora de interactuar con el perro si nos limitamos únicamente a aplicar uno de estos cuatro recursos que tenemos. Somos muy afines al adiestramiento mediante refuerzo positivo, pero no en su posición radical. Siempre que enseñemos lo haremos mediante refuerzo positivo, yendo siempre que podamos a favor del perro ya que sentaremos muy buena base y será mucho más fácil y agradable tanto para dueños como para perros, evitando en un futuro presiones innecesarias, pero cuando vayamos progresando y exigiendo comportamientos más rápidos y fiables podemos hacer uso muy puntualmente de otras opciones. Yo siempre comparo la educación de los perros con la de los niños en la escuela: antes era el extremo de “la letra con sangre entra” y ahora es justo todo lo contrario. Como ya he dicho, los extremos no son buenos, y con la “línea dura” como única opción conseguimos individuos frustrados, sin capacidad de iniciativa, irritables y con miedo a equivocarse, en cambio si únicamente hacemos uso del refuerzo positivo conseguiremos individuos que no tienen capacidad de tolerar la frustración ni gestionar unos mínimos niveles de estrés ante situaciones cotidianas.

10. Bien… Hemos aprendido muchas cosas a lo largo de estas líneas, pero todavía tenemos una última pregunta: supongamos que acaba de entrar en casa nuestro primer cachorro y no tenemos experiencia, ¿cuáles serían tus consejos para comenzar con buen pie…?

Las cosas que bien empiezan bien acaban, por lo tanto es fundamental en esa etapa equivocarnos lo menos posible y saber cuando nos equivocamos para poder corregir a tiempo nuestra forma de interactuar con el perro. Fundamental no coger ningún cachorro con menos de 2 meses, ya que si no le haremos perderse con madre y hermanos de camada una de las enseñanzas más importantes y difíciles de recuperar a lo largo de la vida del perro: la inhibición de la mordida y las relaciones sociales. Una vez en casa no agobiaremos al cachorro con exceso de atenciones, respetando sus horas de sueño e iremos introduciendo rutinas fundamentales en cuanto a paseos, hábitos higiénicos, saludos, periodos de soledad y periodos de juego y descanso. Desde el primer día comenzaremos con una estimulación adecuada, aprovechando la ausencia de miedos y la capacidad exploratoria del cachorro, exponiéndolo de vez en cuando a situaciones ligeramente estresantes pero en ningún caso traumáticas, esta estimulación debe incluir todos los sentidos del perro: táctil, olfativo, hormonal, gustativo, visual y auditivo, pero siempre progresivamente. Tan malo es una hipoestimulación como una hiperestimulación. Desde el primer día debemos poner unas normas y uno límites al cachorro, siempre daremos alternativas a su comportamiento y no nos limitaremos a inhibir, no le enseñaremos de la forma “no puedes hacer esto”, si no que lo haremos de la manera “no puedes hacer esto pero puedes hacer esto otro, que además te va a gustar mucho más”. Nos armaremos de paciencia y estableceremos una relación afectiva y comunicativa correcta basada en la confianza.
Por supuesto una educación temprana en grupo hará que nuestro perro se socialice adecuadamente y nos obedezca en presencia de estímulos y distracciones fuertes, madurando adecuadamente y previniendo muchos problemas de conducta que luego serán mucho más dificiles de erradicar.

Acerca de Alfonso Espadas:

Entrevista con Alfonso Espadas. Educación Canina Dokusan.– Adiestramiento civil y comercial desde 1998.
– Trabaja y forma a perros de trabajo desde 2000
– Aplicación de terapias comportamentales y modificaciones conductuales desde 2001.
– Jefe de equipo operativo en Unidad de Guías caninos del Cuerpo Nacional de Policia, desarrollando labores de adiestramiento y trabajo con perros detectores de explosivos y estupefacientes, así como trabajo de obediencia y participación en diferentes exhibiciones, desde 2001 hasta 2008.
– Colaboración en modificaciones y terapias comportamentales con la Asociación Nacional de Amigos de los Animales desde 2002 hasta la fecha.
– Colaboración y participación en diferentes exhibiciones de obediencia y educación con ANAA, Perricus y otros.
– Participación en programas radiofónicos.
– Colaboración en revistas especializadas.
– Director-instructor de cursos de educación canina y adiestramiento en la Asociación Nacional de Amigos de los Animales, ANAA, desde febrero de 2002 hasta la fecha.
– Director-instructor de cursos de educación canina y adiestramiento en Ayuntamiento de El Boalo-Cerceda-Mataelpino desde febrero de 2006 hasta la fecha.
– Director-instructor de cursos de educación canina y adiestramiento en Ayuntamiento de Torrelodones desde marzo de 2008 hasta la fecha.
– Imparte Seminarios a voluntariado sobre manejo, educación y terapias a perros en ANAA
– Imparte Seminario sobre formación de perros detectores de drogas y explosivos en Bocalán. Abril 2006.
– Director-instructor de Curso De Educadores Caninos, Anaa-Dokusan.
– Director técnico de Dokusan.

6 comentarios en “Alfonso Espadas (Dokusan), visión moderna del adiestramiento

  1. ¡¡¡ENHORABUENA ALFONSO!!!Muy buena entrevista, eres un gran profesional. Espero, que poco a poco, vayan cambiando las cosas y que los dueños de perros y futuros dueños, sean conscientes de lo importante que es tener un perro bien educado, que como bien dices, forma parte de la familia y se hace querer. MUCHAS GRACIAS.

  2. La entrevista está muy bien, me ha gustado tanto en preguntas como respuestas, las ideas claras y cin coherencia, pero no comprendo por que nadie se quiere mojar en afirmar que hay unas razas más dificiles que otras. No tiene nada que ver enseñar a un labrador o un malinois y todos los adiestradores se empeñan en que hay que analizr el individuo y nbo la raza. Gracias.

  3. Muchas gracias maestro!! por todo lo que haces por los perros y por las personas, por enseñarme tanto, por demostrar que enseñar en positivo es posible, y da resultados, gracias!
    Eres el mejor, lo sabes no?
    Un beso enooorme y lametones de Dana y Tuco.
    F y H :))))

  4. Denver, creo que los instintos de cada raza si influyen en cada perro pero si hay una buena socialización, si los dueños quieren hacerlo bien, todos los perros pueden aprender igual de bien, un ejemplo mi perra mestiza, que está como una cabra montesa y es una máquina en el adiestramiento.
    A un labrador o malinois también se le puede hacer agresivo…
    Gracias por leer la entrevista.

    (Alfonsooo como mooolaaas!!)

  5. Hola profe! Ten cuidado que de aquí a la televisión hay un paso, cualquier día tienes un programa; eso que ganarían los televidentes y sobre todo los perretes.
    Me gusta la entrevista.
    Besos

  6. Es un crack. Claro que hay diferencias, no es lo mismo enseñar a un Mastin que a un Border collie, para ponernos en extremos… pero la diferencia radica básicamente en el tiempo de asimilación y de capacidad cognitiva y de aprendizaje de cada uno. No veo la diferencia en adiestrar a un labrador o malinois, se hará de la misma manera, unos aprenderán antes otros después, unos mejor unas cosas, otros mejor otras…La socialización, la educación y el adiestramiento deberá ser igual en ambos. Eso si, habrá que tener en cuenta las necesidades típicas de la raza para poder satisfacerlas, vease en este caso el cobro en el labrador y la presa y mordida en el malinois.
    Yo no creo que haya razas problemáticas :D, los problemas muchas veces los creamos nosotros por considerarlas de esa manera 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook