El -necesario- descanso del perro (I)

¿Cómo, cuánto, dónde descansan los perros y por qué?

Por: Rosana Álvarez Bueno (Etología Veterinaria).

El descanso en los perros por Rosana Álvarez Bueno.

Los perros muestran una variedad de comportamientos de descanso, incluyendo la postura de sentarse, acostarse permaneciendo alertas, sueño de onda lenta y sueño REM (rapid eye movement).
En la postura usada para sentarse, el perro descansa sobre el periné y las tuberosidades isquiáticas (Fig. 1).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

En esta postura las piernas miran normalmente hacia delante, dependiendo un poco de la conformación física de la raza.
Las cuatro posturas básicas
Cuando el perro está tumbado, normalmente usa una de estas cuatro posturas. La más usada cuando hay una situación cualquiera en la que el perro debe estar alerta es la de tumbado sobre el esternón, que podría llamarse decúbito prono o tumbado esternal. En esta posición, el cuerpo descansa sobre el esternón y tanto éste, como los codos flexionados están en contacto con el suelo (Fig. 2).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

De esta manera, el perro tiene más disposición a levantarse rápidamente si hay algo que le estimula, le llama la atención o le alerta.
Otra variación del tumbado esternal sería la misma posición delantera, pero con las patas traseras totalmente estiradas hacia atrás de manera que su zona abdominal e inguinal tocan el suelo. Esta postura es muy común en cachorros que la aprenden de sus madres y en momentos en los que la temperatura exterior es extrema, pudiendo refrigerarse por la zona ventral del cuerpo.
En la posición de tumbado lateral, el perro descansa con uno de los dos flancos sobre el suelo. Esta postura permite una completa relajación que facilita el sueño profundo (Fig. 3).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

Sin embargo, la postura de tumbado más usada es la combinación de tumbado esternal con tumbado lateral. El tren delantero permanecería sobre el esternón y el trasero sobre el lateral del fémur. Es una postura de tumbado más relajado y no tan alerta, aunque este estado de alerta ante posibles estímulos permanece (Fig. 4).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

Una postura que no es tan frecuente en adultos y sí lo es más en cachorros es la de de cúbito supino o tumbado sobre la espalda (Fig. 5).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

La utilizan también para refrigerarse a través de la zona ventral.
¿Dónde descansa el perro?
El lugar donde un perro prefiere descansar varía mucho con el individuo y con su forma de vida.
Normalmente, y cuando el propietario está en casa, el perro prefiere descansar junto a él, para ello es recomendable que disponga de un cojín especifico para este fin. Esto es debido primordialmente a que el perro es un animal social, de manada, y lo que menos le agrada es estar solo.
Si el dueño no se encuentra en casa, suelen tener lugares favoritos donde relajarse, ese debe ser el lugar de emplazamiento del cojín. Esto también depende mucho del clima en el que nos encontremos, de la raza y de la estación del año. Si el animal necesita estar fresquito, buscará el lugar de la casa donde exista una pequeña corriente de aire, o donde  pueda estar pegado al suelo o a algún objeto pueda proporcionarle esta sensación. Actualmente en el mercado existen cojines con características termo-reguladoras. Algunos perros tienen como lugar preferido el cuarto de baño, ya que la zona de los sanitarios suele estar siempre fresca y silenciosa. En este caso es recomendable proporcionar un cojín con características anti-bacterianas y tejidos que permitan la descarga electrostática.
Si no tiene calor, y es un animal al que no le hemos destinado un sitio para dormir, lo hará probablemente en la cama del propietario o en el sofá (Fig. 6).

El descanso en los perros, por Rosna Álvarez Bueno.

“Si el perro prefiere dormir en alto puede ser porque quiere dominar el horizonte y estar más preparado para reaccionar en cualquier situación, porque es más dominante o simplemente porque está más blandito”.

¿Y si prefiere dormir “en alto”?
Si el perro prefiere dormir en alto puede ser porque quiere dominar el horizonte y estar más preparado para reaccionar en cualquier situación, porque es más dominante o simplemente porque está más blandito. Los perros ancianos tienden a buscar estos lugares porque sus articulaciones sufren menos y están más cómodos, para lo cual se prescriben cojines con rellenos viscoelásticos, que previenen y tratan  las patologías traumatológicas.
Si estamos hablando de perros que viven fuera de la casa, en un jardín o parcela, podemos encontrarnos que nuestro perro, en vez de permanecer dentro de la caseta que nos ha costado tan cara, prefiere hacerlo encima de su tejado, para divisar mejor el horizonte y los posibles “peligros” que puedan acechar: cuestión de supervivencia.
Acerca del tiempo de descanso…

Tabla 1. Etograma de 24 horas en beagles en laboratorio.
Acción/Tiempo en minutos
. Acicalarse/20
– Caminar/278
– Estar de pie/83
– Sentado/63
Tumbado
– Posición esternal/200
– Posición lateral/263
– Combinadas/529
– De cúbito supino/4

Según el estudio en beagles al que hace referencia la tabla 1, vemos que la distribución de posturas  refleja una hora al día que pasan sentados frente a 16 que pasan en las distintas posturas de tumbado. Hay que tener en cuenta que esto está basado en un estudio de laboratorio, y que aunque otros investigadores perciben otros porcentajes según el tamaño de la jaula en la que descansa el perro, esta distribución comentada en la tabla podría asemejarse bastante a la de los perros domésticos que viven en semilibertad (casa con jardín) o en pisos.
Contrariamente a lo que la gente se piensa, los perros suelen adoptar para dormir una postura de tumbado y acurrucado, con lo que a veces nos empeñamos en comprarles una camita excesivamente grande para que luego el animal permanezca enroscado en un rinconcito. Por supuesto, esta forma de descansar se lleva a cabo más en estaciones o climas fríos, y también depende de la raza, ya que algunos animales poseen unas capas de subpelo que les protege más y no necesitan generar más calor. Todos hemos visto en películas o en  documentales, cómo los perros nórdicos se enroscan sobre sí mismos encima de la nieve,  e incluso en las ventiscas dejan que la nieve forme una capa dura en su espalda para que el frío no les golpee directamente en la piel. Sería más o menos a modo de un iglú (Fig. 7).

El descanso en los perros, por Rosana Álvarez Bueno.

“En ocasiones podemos observar también que colocan la cabeza por encima de la elevación del terreno excavado, a modo de almohada, aunque en opinión de otros autores y en la mía propia, sigue siendo cuestión de supervivencia”.

Estas observaciones se pueden constatar en la naturaleza o en nuestro propio jardín, donde los perros suelen cavar en la tierra un agujero en forma de medialuna para acoplarse luego dando unas vueltas sobre sí mismos a la forma de esta abertura. Esta conducta hace que al tumbarse, la curvatura de la columna quede adaptada a la forma de la excavación hecha en la tierra. Actualmente existen en el mercado cojines con formas de “donut” con rellenos móviles para que el perro desplace el material interior y lo adapte a su necesidad ergonómica.
En ocasiones podemos observar también que colocan la cabeza por encima de la elevación del terreno excavado, a modo de almohada, aunque en opinión de otros autores y en la mía propia, sigue siendo cuestión de supervivencia, debido a que de esta manera los sentidos están más expuestos y el animal puede estar más alerta. De hecho, estas conductas las podemos observar a veces sin que exista un sustrato debajo que el animal pueda moldear, por ejemplo, el suelo.
Otras veces observamos que hacen colgar sus extremidades anteriores sobre un escalón. Y con esto volvemos al mismo tema, cuestión de dominar lo que tienen por debajo y estar menos incómodos al no tener que colocar sus antebrazos rectos.
En la naturaleza, algunos perros duermen en cuevas, y siguiendo este patrón su perro puede buscar un lugar protegido en su casa, por ejemplo debajo de una cama.

Mañana, miércoles 14 de julio, segunda parte: el descanso en los lobos, en los cachorros y los cambios en los patrones de sueño…

3 comentarios en “El -necesario- descanso del perro (I)

  1. El artículo está muy bien, parece mentira todo lo que se puede aprender de algo tan sencillo como el sueño. Eso sí, la foto del perro que abre el artículo ¡es total, buenísima!

  2. Coincido con Sandra. Jamás me había detenido a pensar en todo lo analizado en este artículo. Algo tan natural y espontáneo como el sueño, y la información que nos puede proporcionar. Muy bueno!!!

  3. Buenísimo artículo Rosana, Enhorabuena, muy completo y bien elaborado, es un tema que no se suele tratar y es muy importante; siempre aprendemos mucho contigo, me lo copio!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook