Concepto erróneo: perro dominante

Con frecuencia se confunde al perro realmente dominante con un perro mal socializado

Con frecuencia se confunde al perro realmente dominante con un perro mal socializado.

En estos tiempos en los que todos jugamos a aprendices de etólogo, es frecuente escuchar el término «perro dominante» aplicado al perro peleón o pendenciero, y de igual forma se aplica «agresividad por dominancia» a los casos en los que el el perro ¿dominante? comienza la pelea o el altercado sin motivos aparentes. En ambos casos el concepto «dominante» no está siendo utilizado de forma correcta. Agresividad no es sinónimo de dominancia.

El «perro dominante». Con frecuencia se confunde al perro realmente dominante (después lo definiremos) con un perro mal socializado. Un perro que no sabe comportarse ni con sus congéneres ni en su entorno, pero no porque sea dominante, sino porque desconoce las reglas del juego y -en la mayoría de los casos- su inseguridad le lleva a reaccionar con agresividad. El perro peleón no es el dominante, ni el sumiso, sino el que ocupa escalones intermedios y busca «su sitio». El verdadero perro dominante es un animal tranquilo, seguro de sí mismo, que nunca reacciona con agresividad sin motivo y no provoca altercados gratuitamente, tal vez sea insolente y desafiante, pero no agresivo. No reacciona con agresividad a estímulos menores, sino que los ignora, ya que es un animal seguro de sus posibilidades. Un perro dominante puede manifestar, o no, agresividad por dominancia. Un perro dominante es un animal duro y muy complicado para personas sin experiencia, que explora los límites y los supera (con otros perros y también con los humanos) porque él se siente por encima. Reconducir/modificar esa conducta es posible con tiempo y técnicas apropiadas, pero no está al alcance de cualquiera sin experiencia ni es tan sencillo como forzar la postura de sumisión (alpha roll over). La figura del profesional canino cualificado es imprescindible para conseguir resultados positivos, fiables y duraderos.

«La agresividad por miedo o inseguridad no siempre se muestra al exterior con signos claros de lenguaje corporal».

La agresividad por dominancia. Es difícil de identificar para el no experto en comportamiento canino, ya que se puede confundir fácilmente con la agresividad por posesividad, la territorialidad o simplemente el control sobre un recurso (que no deja de ser un tipo de posesividad). De igual modo, la agresividad por miedo o inseguridad no siempre se muestra al exterior con signos claros de lenguaje corporal típico (cola baja, orejas planas), y también puede ser el origen de la muchas veces mal llamada «agresividad por dominancia». Además, aproximadamente el quince por ciento de los casos de agresividad se deben a causas orgánicas no relacionadas con problemas comportamentales

El perro dominante existe, claro que sí, al igual que la agresividad por dominancia, pero los etólogos y adiestradores se encuentran con menos casos de los que imaginamos de perros realmente dominantes en sus consultas. Esos casos mal llamados de «dominancia canina» se pueden clasificar, por este orden, como: pobre socialización (la socialización completa incluye la relación con otros perro, pero también con el entorno, la inhibición de la mordida…) y miedos/inseguridades.

11 comentarios en “Concepto erróneo: perro dominante

  1. Lo más sensato que he leido sobre la popular dominancia canina que está en boca de todos sin saber de qué se trata. Mucho mal han hecho los programas de TV sobre este y otros muchos temas. Gracias.

  2. Está bien el artículo, pero lo veo incompleto. He visto perros que van por la calle muy tranquilos, sin meterse con nadie cuando van con una persona de la familia y luego cuando van con otra persona de la misma familia no hay quien se acerque, ni humano ni perro, porque se ponen agresivos de verdad.
    En el primer caso es porque la persona es la dominante, y en el segundo, la persona es débil psicológicamente y el perro se ve obligado a dominar, no siendo un perro dominante por naturaleza, y cualquiera que se acerque lo ve un peligro para él y el dueño. Al sentirse él el lider, ve necesario defender.
    Con el dueño dominante o lider, se encuentra seguro y no tiene necesidad de defender.
    Muchos de los casos de agresividad se dan en perros que no son dominantes por naturaleza; no son tranquilos y seguros como bien dice el artículo, pero como el dueño no lidera porque es inseguro y débil psicológicamente, él se ve obligado a liderar y vienen los problemas.
    Pero parece que esto es políticamente incorrecto.

  3. Hola, tengo 2perros uno de ellos es dominante, y tiene en la calle un caracter muy fuerte, no se me puede hacercar nadie practicamente, pero cuando ve otro perro es casi imposible seguir el camino como si nada pasara.solo tiene 8meses y no se que hacer..

    1. Hola Raquel. Por desgracia no es tan sencillo como recomendar algo y que funcione… Si no te ves capaz de solucionar la situación deberías acudir a un profesional que te ayude y te dé las pautas a seguir en tu caso concreto. Afortunadamente, con sólo ocho meses debería ser fácilmente reconducible, además no olvides que está en plena «adolescencia», y en estos meses será especialmente «rebelde» y eso no significa necesariamente que sea agresivo, ni dominante.

    2. Raquel tu perro no es dominante, sino todo lo contrario.. esos comportamientos que dices muestran inseguridad, trata de correjir esos comportamientos cuanto antes, sino luego sera peor. la clave esta en conseguir que este tranquilo antes de que se presenten esas situaciones a las que te refieres. un saludo

  4. Gracias por tu respuesta, estoy buscando tambien alguien que me ayude,pero en la zona donde estoy, considero que quieren sacar dinero sin obtener resultado.tuve una vez un entrenador que era bueno,pero ya no se dedica a esto.el perro desde luego se que en casa es super cariñoso,pero no permite que se me acerque ni mi otro perro.,lo estoy sacando por donde hay mucha gente para que se sociabilice al maximo posible…estoy leyendo por todos los lados, el primer perro no lo tuve con esta rebeldia, pero me esta costando el que pueda ver a otros perros.y parece ser que los otros perros le responden de la misma manera a mi perro.

  5. Hola gente, soy etóloga y me parece que el artículo es muy bueno. El artículo no está incompleto. La mayoría de agresividades que veo en la calle no son ni por miedo, ni dominancia, ni nada de nada; si no por un mal manejo de la correa del guía.

    Raquel, tengo que comentarte que está muy bien que se socialice, pero poco a poco, que no se sienta agobiado por tanta gente, ni perros.

    Os felicito por el artículo y con vuestro permiso lo comparto en facebook.

  6. Muy buen artículo.
    en estos momentos estoy en etapa de correguir los malos haitos de mi schnauzer!!!! Mi esposa la humanizo tanto que me esta costando trabajo pero con trabajo diario todo es posible!!!!
    Ahora llego una corso de 6 meses y DEFINITIVAMENTE…los perros dominates son tranquilos y seguros de si mismos!!!
    Saludos a todos!!!

  7. tengo un caniche de 4 años y la verdad ya no se que hacer el suele pasar de perros y juega conmigo a tirarle cosas bueno es como una obsesion alegre muy muy movido tambien muy miedoso a todo claro cuando le viene un perro para jugar o olfatearle ya la hemos liao no se deja y ataca o marca claro depende del perro se va pero cuando tienen un poco de cararter se lia parda a las personas tambien les tiene miedo bueno si no es de la familia no se deja tocar que puedo hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook