Modelado y moldeado en el adiestramiento canino

La confusión entre los términos «modelado» y «moldeado» es una de las más frecuentes entre los recién llegados al mundo de la educación y adiestramiento caninos

Modelado y moldeado en el adiestramiento canino.En el adiestramiento tradicional el modelado es una de las técnicas más habituales. Básicamente consiste en obtener un comportamiento manipulando al perro para que lo efectúe. El ejemplo más claro es el entrenamiento de la orden «sienta» mientras que se empuja la grupa hacia abajo (en ejemplares tercos o poco receptivos, se acompañaba esta acción con un doble modelado: tirando del collar hacia arriba). El efecto es que el perro se sienta por una fuerza mecánica, no por su voluntad. Después, se introduce la orden y se asocia. Transcurridas unas cuantas repeticiones el perro ha asociado la secuencia, evita el manipulado físico (modelado) y reacciona ante la orden. Habremos conseguido el comportamiento deseado mediante el modelado.

El adiestramiento moderno utiliza el moldeado asociado a refuerzo positivo y castigo negativo

En el adiestramiento moderno se emplean variados sistemas centrados en en el refuerzo positivo y el castigo negativo. En el mismo caso (orden «sienta») se puede conseguir fácilmente mediante el guiado con comida (también llamado «luring«), pero también «capturando» la acción deseada con el clicker. Con el «click» se congela un comportamiento espontáneo y natural (y sentarse lo es) que el perro mediante el sonido del clicker asocia con «algo correcto», algo que volverá a repetir con más ímpetu porque ha sido reforzado («conducta premiada tenderá a ser repetida») … Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el moldeado?

Utilizando el refuerzo variable, el moldeado (aproximaciones sucesivas) nos permite conseguir grandes avances en pocas repeticiones, de una forma respetuosa con el perro y muy efectiva, además de divertida

¿Qué es el moldeado de conductas?
Muchos de los trucos (en realidad todos) que admiramos en las exhibiciones e habilidades caninas, no forman parte del comportamiento natural del perro (lo mismo sucede en otras disciplinas deportivas con perros). No podemos «capturar» una acción con el clicker porque simplemente no se da de forma espontánea, o es muy poco probable que se dé (perros andando a tres patas, saludando como un oso, haciendo ochos entre las piernas…). Se trata de reforzar aproximaciones a la acción que deseamos obtener (aproximaciones sucesivas), al principio serán avances mínimos, luego un poco más importantes y después completos y encadenados formando la acción completa. Por este motivo el moldeado también se conoce como método de adiestramiento por «aproximaciones sucesivas».

Pero el moldeado de conductas o método por aproximaciones sucesivas no es una técnica exclusiva de grandes adiestradores o especialistas en trickdogging. En realidad, a nuestra escala, lo podemos utilizar en educación canina básica para conseguir pequeñas habilidades que nos resulten útiles en el día a día. El concepto siempre es el mismo (moldeado-refuerzo variable): El perro lo hace, pero medio mal (reforzamos), lo sigue haciendo igual (ignoramos), lo hace un poco mejor (reforzamos), no avanza (ignoramos), mejora (reforzamos)… Y así iremos moldeando la evolución hasta que demos el ejercicio por cerrado y podamos eliminar la recompensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook