Las Marcas de Ausencia de Refuerzo (M.A.R.)

M.A.R. qué son y cómo aplicarlas

Las Marcas de Ausencia de Refuerzo (M.A.R.) en el adiestramiento canino.

Continuando con la «Órdenes en el Adiestramiento Canino«, en los círculos relacionados con el adiestramiento en positivo se habla a menudo de las Marcas de Ausencia de Refuerzo, y en muchas ocasiones con cierto desconocimiento al entenderse que son un simple un sustituto del «no» tradicional. En el extremo contrario (adiestramiento clásico) se considera a las M.A.R. como algo extravagante, un sucedáneo del “no” empleado por los positivistas más exacerbados para limpiar sus conciencias. El concepto de Marca de Ausencia de Refuerzo no es fácil de comprender, y aún menos de aplicar, pero vamos a intentarlo empezando por el principio.

¿Qué sucede en el cerebro del perro?
Si nos ponemos en la piel del perro empezaremos a comprender algunas cosas:
Un humano me hace indicaciones (verbales, gestuales o ambas, no importa), que significan “algo”. Si hago ese “algo” obtengo una recompensa (refuerzo)… pero si hago otra cosa diferente no hay recompensa (castigo negativo). Si además empleamos el clicker “la recompensa viene precedida por un sonido claro e inteligible que me anuncia que lo he hecho bien”.
Pero si lo hago mal me riñen, me gritan “no” o, peor aún, me golpean o zarandean con la correa (castigo positivo).

El resultado de esta secuencia nos lo podemos imaginar con facilidad: el castigo positivo (desde un simple “no” hasta una descarga eléctrica) si está bien aplicado, en el momento exacto y con la suficiente intensidad, provocará la inhibición del comportamiento del perro. La próxima vez que lo intentemos será más difícil que realice bien el comportamiento deseado, e incluso que lo intente. Al margen de cuestiones éticas, la corrección -no importa la intensidad- estará dificultando en mayor o menor medida el aprendizaje.

En el adiestramiento en el que pretendemos crear comportamientos hay que eliminar por completo el “no”, y podemos sustituirlo por Marcas de Ausencia de Refuerzo

Entonces ¿Debemos eliminar el “no”?
En el adiestramiento en el que pretendemos crear comportamientos hay que eliminar por completo el “no”, y sustituirlo por Marcas de Ausencia de Refuerzo. Sin embargo, si lo que queremos es eliminar comportamientos (modificación de conductas), y aunque existen otras técnicas (como el contracondicionamiento o las conductas incompatibles y otras), y los positivistas extremos lo evitan, sí podremos emplear la corrección verbal “no”, digamos que es un castigo verbal de baja intensidad.

Al grano, entonces ¿qué son las Marcas de Ausencia de Refuerzo?
Las Marcas de Ausencia de Refuerzo son indicaciones que sirven para orientar al perro. Indican que por ese camino (mala ejecución de lo que hemos pedido) no se obtendrá el refuerzo. Así de sencillo… o de complicado. Es importante recalcar que no hemos «ordenado», hemos «pedido» una acción, si esa acción se realiza correctamente habrá refuerzo, y si no (o es lenta, defectuosa en algún aspecto) aplicaremos la Marca de Ausencia de Refuerzo para orientar al perro hacia lo que estamos buscando. Las Marcas de Ausencia de Refuerzo pueden ser cualquier cosa (sonidos, gestos…), pero al igual que cualquier otra indicación deben ser fácilmente interpretables (por ejemplo «vaya…», «casi», «uff» lo que queramos). Es muy importante recalcar que la entonación no debe ser autoritaria ni que parezca un reproche, ni tampoco un halago, la Marca de Ausencia de Refuerzo que elijamos será neutra. Los perros entienden perfectamente la entonación de entusiasmo «¡Bieeeen!», de disgusto «¡No!», o neutra «Uff».

Aprendiendo la Marca de Ausencia de Refuerzo
Como con cualquier otra indicación, el perro no conoce de antemano el significado de la Marca de Ausencia de Refuerzo que hayamos elegido. Al principio se sentirá algo desorientado, pero lo de verdad importante es que no interpretará ningún tipo de corrección o castigo que podría llevar a error y un aprendizaje más lento. En unas pocas repeticiones la M.A.R. cumplirá su función y conseguiremos un aprendizaje más sólido y ese intercambio de información (si está bien utilizado en timing e intensidad, que es lo verdaderamente complicado) no debería ser estresante para el perro, aporta confianza, crea vínculo… Justo todo lo que cualquier adiestrador o dueño de perro desea.

También te puede interesar:
%RELATEDPOSTS%

4 comentarios en “Las Marcas de Ausencia de Refuerzo (M.A.R.)

  1. Yo tengo un amigo al que le he copiado su MAR, nosotros utilizamos Cachisss. En serio, el mejor articulo que he leido explicando las marcas. Saludos.

  2. Me hago un poco de lio con vuestro articulo,ya que hablais de ordenes,si es adiestramiento en positivo serian señales (la diferencia es clara).Sobre las MAR,creo que es un refuerzo negativo para el perro;me explico,no ofrecemos una conducta alternativa para sacarle de su error y el perro lo que percibe es un eh eh,uy,uy,uf uf que le genera fustracion;si supiera lo que tiene que hacer,lo haria.Esto no le aporta nada en su conducta.Creo que mejor es sacarle de esa situacion y retomar el ejercicio de nuevo.gracias y un saludo

    1. Excelente aporte Ana… efectivamente, sí el perro supiera lo que tiene que hacer no habría dudas (ya hemos comentado en otras ocasiones que cuando un perro «no entiende», lo normal es que se trate en realidad de que el humano «no transmite»). Llegado este punto – el perro «falla»-, existen varios caminos: el de la corrección (el más habitual, pero también el que cuenta actualmente con un mayor consenso en su contra, y que es claro que perjudicará al aprendizaje futuro), la desviación (el que tú propones, que es perfecto para volver a intentarlo sin embarullar su cabecita con más información, pero que no le aporta una información clara sobre «algo ha fallado»), y la marca de ausencia de refuerzo (que aporta esa información «esta vez no hay refuerzo», pero que como bien apuntas, en perros muy sensibles, si se repite con demasiada exigencia, puede llegar a generar frustración y/o estrés).
      En mi opinión, el sistema que propones es perfecto para cachorros o perros en primeras fases de aprendizaje (cuanto más acierte mejor), y también para individuos sensibles (que por otro lado son cada vez más abundantes). Mientras que las marcas de ausencia de refuerzo estarían más indicadas en perros «iniciados», en los que que ese pequeño estrés («vaya, no hay refuerzo, algo no he hecho bien…») lejos de ser algo negativo, se convierte en positivo.
      Eso sí, por supuesto no existen verdades absolutas. Lo de verdad importante es aplicar la técnica que requiera cada individuo.
      Muchas gracias. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook