Entrevista con Marcos Javier Ibáñez (Takoda)

Marcos Javier Ibáñez, especialista en problemas de conducta, y experto en perros nórdicos

Entrevista con Marcos Javier Ibáñez (Takoda).

Entrevista realizada por Jane Kelsall (Educación Morecan).

¿Por qué te metiste en el mundo de mushing y por qué te apasionan tanto los perros nórdicos?
Nos iniciamos en el mundo del mushing gracias a nuestra afición por las razas nórdicas. Estudiamos sus orígenes, y descubrimos que existía este deporte, y que se practicaba en España incluso sin necesidad de nieve (categorías de tierra).
En cuanto a la pasión por los perros nórdicos, como perros de trineo y trabajo son perros muy especiales y primitivos. Convivir con perros nórdicos, educarles y formar “manada” con ellos es apasionante. Los perros nórdicos fueron seleccionados para ser muy resistentes tanto física como psicológicamente, siendo este el principal motivo por el que aún hoy en día son perros considerados de carácter difícil e imposibles de adiestrar.
A mí personalmente me encanta su carácter especial. Su ecuación, su adiestramiento y la convivencia son muy diferentes a las demás razas. Es algo así como un reto continuo, pues evalúan cada palabra, cada gesto, cada nuevo aprendizaje y toman sus propias decisiones aunque no siempre sean las que nosotros proponemos. Y eso es lo que les hace especiales, tienen personalidad. Si no se les sabe comprender pasarán de ser el compañero ideal a perro desobediente, independiente y escapista. Convivir con perros nórdicos es formar parte de su equipo, de un “pack” donde todos viven en familia.
Adoran sentirse libres, y con ellos la relación ha de ser de amistad, entendimiento y colaboración. Si su dueño es capaz de entender y respetar estos principios, y más aun, disfrutarlos, es cuando te cautivan, y se establece una relación inigualable.
Como se suele decir: no tienes un perro nórdico, sino que convives con un perro nórdico.

¿Qué valor tienen los deportes para los perros?
El deporte tiene valor esencialmente en dos sentidos, uno por el bienestar del perro, ya que desarrolla cualidades físicas y psicológicas que le aportan bienestar, y por otro lado, fomenta la relación con el dueño.

El problema no es el estrés en sí, sino la incapacidad por parte del perro de gestionar su estrés

Si hablamos de competición, por desgracia, la cosa suele cambiar, y muchos olvidan que ante todo, lo más importante es disfrutar (perro y dueño), y enriquecer la relación con una actividad positiva y agradable para los dos.

¿Crees que un perro necesita hacer una actividad por la cual su raza ha sido criada? (por ejemplo, nórdicos–mushing; pastores–pastoreo) y que ¿sin ello el individuo sufriría?
Necesita ser perro, necesita hacer cosas divertidas, enfrentarse a retos, solucionarlos, y necesita de una familia que le quiera, comprenda y respete por lo que es. Hay perros que tienen facilidad y predisposición hacia ciertas actividades, y es por ello que si el dueño ha escogido a esta raza por esas cualidades, el desarrollarlas y disfrutar juntos acaba siendo una necesidad, ya que forma parte de su forma de vida.
Nosotros convivimos con perros nórdicos adoptados de diferentes edades, procedencias, caracteres e historias. Hay algunos que les gusta hacer mushing, a otros les gusta estar con personas y si tienen el perfil adecuado, acaban participando en terapias y actividades asistidas como co-terapeutas caninos. Los hay que les gusta aprender trucos, hacer diferentes ejercicios de agilidad y habilidad. También tenemos algunos que simplemente les gusta disfrutar de nuestra compañía y cariño, como Spiro, un husky siberiano que hizo mushing, luego actividades asistidas con personas y niños con discapacidad, y hoy en día, es un perro mascota, que es feliz siendo el “rey de la casa”.
Un perro al que se le respeta por lo que es, se le cuida y se le integra en la familia, seguramente será feliz. Si además, realizamos con ellos una actividad que les guste, que les divierta, donde se lo pasen bien, y para la cual han sido seleccionados, y por tanto, esa actividad se convierte en un refuerzo positivo en si mismo, ese perro será muy feliz.

Entrevista con Marcos Javier Ibáñez (Takoda).

¿Cómo sabes si un perro vale para Canicross?
En canicross el perro y el corredor forman un equipo, así que ambos tienen que estar compenetrados. Lo principal es que al perro le guste y le motive correr y que ambos, corredor y perro se sincronicen bien a la hora de practicar esta actividad, ya que son un equipo y tienen que correr al mismo tiempo y con la misma intensidad.
Si estamos hablando de competición, sería interesante tener un perro con el que el corredor tenga gran afinidad, que le guste correr, y que además, cumpla unos mínimos físicos, actitud y correcta socialización. Tiene que ser un perro capaz de ayudar al corredor, lo suficiente para generar un impulso extra en todo el recorrido, ayudar en las subidas, y que esto no genere un sobre-esfuerzo para el perro.
Evaluando estas características como equipo, y teniendo en cuenta las expectativas y ambiciones del corredor, podemos llegar a determinar si un perro es o no adecuado para un cierto corredor.

¿Es mejor en tu opinión correr atado al perro o con el perro suelto? ¿Por qué?
Son formas distintas de disfrutar con el perro, cada una con sus ventajas y desventajas. Correr con el perro suelto implica que esté bien adiestrado para que no moleste a nadie ni muestre conductas incívicas, y que dispongas de un espacio para correr donde pueda ir suelto ya que hoy en día en entorno de ciudad es complicado. Existe la idea de que un perro es feliz cuando está suelto, aunque esto sea cierto para algunos canes, conozco muchos perros que prefieren ir atados a estar sueltos por el vínculo afectivo que eso significa con su familia.
En cuanto a correr con el perro atado, tiene la ventaja de que puedes ir a cualquier sitio, puedes controlarle con cierta facilidad, y es una buena forma de entrenar y disfrutar de la naturaleza, o incluso de la ciudad.
Hay razas como los perros nórdicos, que disfrutan tirando atados, ya que necesitan sentir la presión de “arrastrar” como hacían sus antepasados.
En mi opinión creo que ambas opciones son válidas y adecuadas en función de nuestro entorno y nuestras posibilidades.

¿Cómo controlas el estrés que siente el perro al principio de una carrera?
El estrés es necesario para cualquier tipo de carrera. Por lo tanto, el problema no es el estrés en sí, sino la incapacidad por parte del perro de gestionar su estrés. Nosotros establecemos programas de entrenamiento donde trabajamos tanto aspectos físicos (capacidad muscular, resistencia, etcétera), como la gestión de su estrés antes y durante la carrera.
Es común que nuestros perros con más experiencia, antes de una carrera, estén tumbados esperando pacientemente el momento de la salida, guardando fuerzas para cuando las necesiten de verdad. Por eso es importante trabajar, por un lado la obediencia en perros de mushing y por otro el autocontrol y la motivación del perro.

Marcos Javier Ibáñez impartirá un seminario de mushing el próximo 18 de marzo, viernes, englobado en las diferentes actividades del Primer Festival de Canes de Toledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook