Vídeo: Condicionamiento operante (Skinner)

Un paso más allá del condicionamiento clásico

El condicionamiento operante en el adiestramiento canino.El condicionamiento operante nos ayuda a comprender por qué hay comportamientos (deseables, o también inapropiados) que se han reforzado de forma espontánea.

El condicionamiento clásico aplicado al adiestramiento canino es una sencilla asociación entre conductas (acciones…) y estímulos. Si los estímulos son agradables (refuerzo positivo) la conducta tenderá a repetirse, si son desagradables (castigo positivo/refuerzo negativo), la conducta tenderá a la extinción. Sin embargo, el condicionamiento operante (B. F. Skinner) va un paso más allá: si los comportamientos se producen de forma espontánea (de forma natural, sin nada que las provoque), y las consecuencias de esos comportamientos son las que producen efectos (agradables o no), el resultado es que ese comportamiento se afianzará (o eliminará).

El estímulo reforzador incrementa las posibilidades de que el comportamiento se vuelva a producir

La definición sería como sigue: Condicionamiento operante es el proceso mediante el cual se aumenta o disminuye la probabilidad de que se produzca una respuesta, (Skinner lo llamó Reforzamientos o Refuerzos), el cual consiste en un Estimulo Reforzador, que incrementa la posibilidad de que suceda un comportamiento, pudiendo ser este negativo o positivo, dependiendo de la relación que el individuo tenga con el medio. «Alguien» (el perro) hará «algo» condicionado por sus resultados. En su teoría, aunque centrada en los Refuerzos, Skinner también tuvo en cuenta el aprendizaje por castigo (castigo positivo) y por extinción de los refuerzos (castigo negativo), como influyentes en la conducta deseada.

Es curioso lo que podemos comprender de los procesos de aprendizaje de los perros en un vídeo en el que no sale ninguno

La principal diferencia entre el Condicionamiento clásico y el Condicionamiento operante, es que en el primero cobra más importancia el estímulo, mientras que en en el segundo lo hace la respuesta.
En el vídeo que hoy proponemos veremos la «Caja de Skinner» más tradicional: con palomas como protagonistas. Si el sujeto (la paloma) opera con el ambiente (el entorno) se producen resultados. Si el resultado al volver la cabeza es agradable (refuerzo positivo) el comportamiento se refuerza, si es aversivo el comportamiento se debilita. Fácil ¿verdad? Es curioso lo que podemos llegar a comprender de los procesos de aprendizaje de los perros en un vídeo en el que no sale ninguno… Y más curioso que lo mismo se puede aplicar a cualquier animal, palomas, perros… ¡y humanos!

¿Ya has visto el vídeo? ¿Recuerdas la paloma girando la cabeza a la izquierda y cómo se llega a conseguir mediante refuerzos que gire por completo? Ahora resulta mucho más sencillo para nosotros cómo enseñar a nuestros perros un «junto» perfecto, acudir a la llamada, recoger cosas… y en fases más avanzadas trucos de todo tipo.

También te puede interesar:
%RELATEDPOSTS%

3 comentarios en “Vídeo: Condicionamiento operante (Skinner)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook