Garrapatas y perros, cosas que hay que saber

Ya están aquí las garrapatas

Garrapatas y perros, cosas que hay que saber.

Desde hace unas semanas ya hemos visto las primeras garrapatas, pero es justo a partir de ahora el momento álgido de tan incómodos «compañeros». Las garrapatas proliferan por todas partes, aunque son más abundantes en zonas con ganado, y suponen un grave peligro para nuestros perros e incluso para nosotros mismos. Este arácnido (no es un insecto, sino un arácnido, pariente de las arañas) habita en el campo, los jardines, los parques de ciudad…

Peligros de las garrapatas
Salvo infestaciones masivas, las garrapatas no suponen un problema por la sangre que chupan de su huésped, estos parásitos son mucho más peligrosos por las enfermedades que transmiten y por las infecciones que pueden producir al comportarse como inoculadoras vivientes de diferentes enfermedades. Son responsables (entre otras) de la fiebre hemorrágica,  enfermedad de Lyme, o borreliosis (ataca sistema nervioso) babesiosis (destruye glóbulos rojos, muy grave), ehrlichiosis (también grave), fiebre botonosa o del Mediterráneo, tularemia (devastadora con conejos y liebres)…

Síntomas como fiebre, decaimiento, vómitos… son siempre motivo de visita al veterinario.

Cómo prevenir las garrapatas
Los métodos actuales son muy efectivos. Pipetas, collares y sprays nos sirven a la perfección como métodos preventivos, aunque por desgracia no infalibles. Es muy importante respetar los períodos que nos marcan los fabricantes de los diferentes productos para repetir los tratamientos (suelen ser de tres meses en collares y pipetas). Los baños con productos antiparasitarios también son efectivos, pero no protegen durante tanto tiempo (su poder antiparasitario dura semanas, no meses).
• Los collares antiparasitarios son perfectos para perros grandes, aunque desaconsejados si tenemos más de un perro (pueden acceder al collar del otro perro, chuparlo, ingerirlo…).
• Pipetas. Se comercializan en diferentes tamaños de acuerdo a los kilos del perro (y son diferentes las de perros de las de gatos). Muy efectivas, importante leer el prospecto para administrarlas correctamente.
• Sprays. Diluir el producto en la proporción correcta y aplicar. Son cómodos, pero pierden efectividad si el perro se baña con frecuencia (por ejemplo en lagos o en el mar). No se deben aplicar con frecuencia excesiva (ver indicaciones de cada producto concreto).

Garrapata «a bordo», cómo actuar
Dicen las leyendas urbanas que si se queda la cabeza dentro la garrapata sigue chupando como si fuera una especie de zombi… No es cierto, pero esta creencia se basa en que las garrapatas no son nada fáciles de quitar y es muy probable que el parásito se parta, quedando la cabeza desprendida en el interior de la piel (no seguirá chupando, en algunos casos el perro la puede eliminar, pero también puede seguir  provocando infecciones o enquistándose).

Para quitar las garrapatas del perro lo mejor es ayudarse de unas pinzas específicas para este fin (las encontrarás en clínicas veterinarias, sujetan la garrapata por la unión cabeza-cuerpo) y tirar de forma suave y sostenida. Muy poco a poco, de tal forma que no se fragmente el parásito, sino que la «cabeza» (que se encuentra en el interior de la piel del perro) se deslice por completo fuera.
Otra opción (mejor que las pinzas si nos encontramos con muchos parásitos) es un baño con un producto adecuado. Siempre siguiendo las indicaciones del producto concreto (cuidado, es muy tóxico), protegeremos ojos, nariz, orejas y boca del perro (por ejemplo con un collar isabelino) y procederemos a aplicar el baño insecticida. Las garrapatas que se encuentren alojadas en zonas sensibles (como mucosas, cerca de los ojos…) deben extraerse de forma manual con mucha delicadeza.

El el vídeo adjunto, podemos conocer el ciclo vital de la garrapata.

Foto: Richard Bartz.

6 comentarios en “Garrapatas y perros, cosas que hay que saber

  1. Acabamos de ganarle la batalla a una de estas pequeñas enemigas!!la verdad es q el momento inicial ha sido tenso, tenía yo a Thor(chihuahua)ecima y le he visto en la ingle una cosa extraña asi q le he inmovilizado patas para arriba(él sin decir ni mu…)y hemos procedido a echarle aceite e intentar ahogarla, y lo hemos conseguido ya q al rato he probado a tirar suave con unas pinzas y «plof» se ha soltado de repente sin casi esfuerzo…buf menuda tensión!acto seguido le hemos echado la pipeta, cosa q no deberíamos haber retrasado tanto…un saludo!

  2. Teresa a mi me pasó igual hace unos dias. Mi Areta tenia una en el hocico, le eché repelente de garrapatas y lo dejé un rato y después tiré y salió entera. pero la cuestión es que las garrapatas pueden soltar el líquido infectante cuando se sienten atacadas antes de ser retiradas. eso es lo que me preocupa, pero no ha tenido sintomas de nada, de todas formas le haré un test cuando pase unos dias.

  3. consejo de veterinaria:
    rociar con laca en spray la garrapata, esperar 1 minuto y por asfixia la garrapata muere y se desprende quitandola simplemente k la mano ( protegida)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook