Etología humana, según los perros

El mundo al revés ¿o no?

Los perros "estudian" a los humanos.

La especie humana comete muchos errores, uno de los más frecuentes es la prepotencia. Nos sentimos por encima de casi todo, por supuesto por encima de los animales. Nos permitimos estudiarlos, sacar conclusiones, inventar teorías, y a veces hasta acertar en ellas. Pero esa prepotencia, en el caso de nuestra relación con los perros, nos lleva a emitir conclusiones demasiado aventuradas. Y también acertamos: Hemos identificado las señales de calma, el lenguaje corporal de los perros, creemos saber cómo asocian secuencias e incluso cómo aprenden… pero cada día descubrimos cosas nuevas, por ejemplo:

• Sabemos que los perros son de los pocos animales que tienen neuronas espejo.
• Hemos identificado que los lobos son capaces de seguir la mirada de los humanos (aunque los perros no).
• Conocemos el comportamiento social de los perros.
• Nos hemos sorprendido con la importancia del vínculo entre perro y guía militar.
• … O que los guías pueden equivocar a los perros detectores.
• ¡Y un border collie que ha aprendido 1.022 palabras!

Si en nuestra comunicación con los perros no existe un vínculo real, complicidad, las cosas no funcionarán

Los perros nos estudian
Pero la prepotencia nos lleva a extraer conclusiones a veces erróneas. Sí, no somos tan superiores, miramos desde un rascacielos lo que les sucede a nuestros perros como si de pequeñas fichas se tratara… ¿Y ellos? Los perros son perros, se limitan a ser observados, porque al fin y al cabo «son sólo animales»… O eso es lo que piensa el humano prepotente, porque desde nuestro limitado conocimiento, continuamente descubrimos que los perros nos observan, analizan nuestros gestos, nuestras miradas, crean vínculos con los humanos y sienten emociones. Ahora también sabemos que observan nuestro comportamiento con otros humanos.

El último estudio al respecto ha demostrado que los perros analizan el comportamiento generoso del hombre, de tal forma que identifican a qué persona es más «recomendable» pedir comida. Si observan una persona que comparte su comida con otro humano, la identifican como más apropiada para pedirle comida. Ver noticia sobre este estudio.

¿Y esto para qué nos sirve?
Si seguimos en nuestro ensimismamiento para poca cosa. Si nos abrimos un poco de mente, podemos llegar a una conclusión: no se puede engañar a los perros. Podemos seguir estudiando sus comportamientos, sus emociones, aprenderemos de ellos… pero no podemos emplear métodos arcaicos, mecánicos. No funcionan. Si en nuestra comunicación con los perros no existe un vínculo real, complicidad, las cosas no funcionarán. Puede que consigamos «tener un perro», pero nunca «tener un compañero, que es un un perro» y, por supuesto, nunca aprenderemos.

7 comentarios en “Etología humana, según los perros

  1. Me gusta este texto,¿el por qué?…

    Hay mucha verdad en lo que está escrito, es una cosa que me he da cuenta observando nuestros perros. Por ejemplo pensamos que somos los alfas de la manada pero eso no lo veo asi yo, él porqué?? Por ejemplo no tenemos la misma expresión como los lobos o perros, no podemos poner las orejas atras para expresarrnos como ellos lo hacen, tampoco tenemos la cola como los perros y los lobos..conclusión mia es que…nos aceptan como él que da la comida, bebida y los protejen pero no estamos al mismo nivel que nuestros perros queridos. Podemos aprender mucho más pero no podemos pensar como un perro o lobo, no son humanos y nosotros no animales, auque el ser humano puede ser mucho más bestia que ellos:-))

  2. Me encanta lo que he leido, tengo perros y no sabia todo eso pero lo intuia la verdad, no son sólo animales de compañia, son mucho mas y por lo que he leido vuestros estudios lo demuestran.

  3. Caray que grandes verdades… yo sé que mi beagle me observa, al igual que observa a las personas cuando le paseo, se para y mira a su alrededor y no arranca hasta que no está seguro de «algo» que yo no sé y no solo mira si viene algún perro, sino a las personas y niños, a veces me mira a la cara desde el suelo y su expresión no es la misma que cuando está en casa…le llamo racista porque odia las gorras, los malvestidos y todo lo que le «huela» a peligro para mi.Creo que he conseguido tener una afinidad con él… no soporta quedarse solo, aunque es obediente y pienso que me escucha cuando le digo donde voy jajaja conocce las palabras, médico, compra, tia Conchi si si es cierto.
    Gracias por tu página.

  4. Creo que hay algo muy claro en todo esto: ellos se fijan mucho más en nosotros que nosotros en ellos por más que nos dedicamos a estudiarlos.

  5. Me encanta leer todos los articulos, yo creo que ellos nos conocen mejor a nosotros que nosotros a ellos, y fijate tu… aun asi nos brindan esa lealtad incondicional, que grande es el perro… siempre me pregunto si sera capaz de percibir todo mi amor …me gustaria verme a traves de sus ojos, y que ella se viera a traves de los mios… en fin..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook