Mitos sobre la dominancia canina

10 mitos Vs. 10 realidades

Dominancia canina, teorías, creencias, mitos y realidades.

1. «Si mi perro sale delante mío por la puerta es porque es dominante y liderará el paseo, haciéndose más dominante».
El perro sale delante porque el paseo es en sí mismo un refuerzo. Conseguir que salga tranquilo es positivo para mejorar su autocontrol y su gestión del estrés, haciendo para los dos el paseo más agradable.

2. «Cuando salgo de paseo tira de la correa porque es dominante…».
El perro tira de la correa porque por naturaleza su paso es más rápido que el nuestro y, además, yendo más rápido se llega antes al parque, a jugar con otros perros…

3. «Si come antes que su dueño, ese perro se hará dominante».
Si el perro come primero, el dueño comerá más tranquilo después. La realidad es que no tiene ninguna importancia quién come primero, sí es importante crear rutinas adecuadas.

4. «Si le doy comida de la mesa se hace dominante…».
Lo cierto es que en este caso el perro se hace ¡un pedigüeño insoportable! Si le damos «regalos caídos del cielo por nada» el perro aprenderá rápidamente a pedir más, pronto pasará a subirse literalmente a la mesa.

5. «Mi perro se sube en el sofá porque es dominante».
¿No será porque es el mejor lugar de la casa para tumbarse?

6. «Un perro que duerme en la cama se vuelve más dominante».
El dueño se levanta por la mañana -en el mejor de los casos- lleno de pelos y con la espalda dolorida, eso sin mencionar la insalubridad (¡los perros no se quitan los zapatos, no tienen!). En el mundo moderno es una situación tan absurda como dormir nosotros en el suelo con ellos, pero algunas tribus esquimales dormían con sus perros porque eran una fuente de calor, y esos perros primitivos (malamutes, huskys…) no «se volvían dominantes», trabajaban hasta  la extenuación en condiciones durísimas.

7. «Ya… pero si le quito la comida o me acerco a su cama muerde ¡es muy dominante!».
Ese perro está protegiendo un recurso primario y tiene serios problemas de agresividad. Necesitas ayuda urgente.

8. «Además, no puedo salir al parque porque muerde a otros machos porque es un perro dominante, se siente el líder. Perro que ve, perro al que se tira a morder».
El verdadero perro líder o «dominante» no gruñe, no muerde, no se pelea… Es un animal serio, altivo, seguro de sí mismo, pero no malgasta su fortaleza en peleas continuas. Se puede pelear con otros perros, sí, pero no de esa forma ni sistemáticamente. ¿Ese perro que se pelea continuamente tuvo una óptima socialización entre sus congéneres antes de los cuatro meses… o tal vez no salió de casa hasta los tres, y después poco tiempo y en pocos entornos?

9. «Pero los perros agresivos con las personas lo hacen por dominancia, o al menos en la mayoría de casos es así… ¿no?».
La agresividad interespecífica en el perro es un tema extremadamente complejo. Las causas de una mordedura pueden tener que ver con el dolor, la imposibilidad de evitación del conflicto, mala socialización interespecífica, protección, instinto de caza… En muchos casos la combinación perro desequilibrado↔acciones del humano malinterpretadas por el perro tiene un mal desenlace.

10. «Entonces ¿Si no existe el perro dominante, por qué es tan popular esa teoría?
La teoría de la dominancia se basa en los estudios que hicieron varios biólogos sobre manadas de lobos… Pero aquellas manadas eran artificiales y el entorno no era natural por lo que esos comportamientos estaban muy condicionados y llevaron a conclusiones erróneas. David Mech, uno de los biólogos que realizaron aquellos estudios y crearon la «teoría de la dominancia», manifiesta sus errores de interpretación en este vídeo (de David Mech).

También te puede interesar:
%RELATEDPOSTS%

16 comentarios en “Mitos sobre la dominancia canina

  1. Tan inexactos son los 10 llamados mitos como las 10 llamadas realidades. No he visto ni oido hablar así de la dominacia salvo a los positivistas, que no creen en ella. Se confunde el tocino con la velocidad y es como creer que el hábito hace al monje.
    En el 8 se explica lo que es un perro dominante y en el 10 que no existe el perro dominante.
    Saludos.

    1. Ya sabía yo que este post lo comentarías Vicente… 🙂
      No se trata de positivistas o todo lo contrario. «Dominante» es un adjetivo que se aplica continuamente a los perros para explicar comportamientos normales que no tienen nada que ver con la «dominancia canina», y ésa es la esencia de estas líneas. Sin más pretensiones. No se las busques, porque no las hay.
      Si te fijas, en el punto 8 «dominante» está entre comillas (indicando su inexactitud), y en el 10 se resume rápidamente lo que sucedió con David Mech y sus teorías.
      En cuanto a tu definición «inexacto», imagínate, ¡como para explicar los desencadenantes de la agresividad canina en dos líneas! Es simplemente un repaso rápido por las leyendas urbanas que pululan por el mundo de los aficionados a los perros… Pero ya lo sabías de sobra.
      Saludos Vicente.

  2. Es que la dominancia existe, el lider es el que guia a los demás, los protege, los ayuda a conseguir alimento y un sitio seguro donde dormir, a cambio solo exige respeto y nunca por la fuerza bruta…. pero un perro no esta todo el dia peleando para ser el dominante, simplemente, si tu le «obedeces» él el el lider, si tu no le haces ni caso a lo que te pide y para conseguir lo que sea lo decides tu no él, además de proporcionarle comida, agua, seguridad y que pertenezca a la «familia/manada», solo así eres un lider, y lo demás solo son tonterias para fastidiar y molestar al perro, ponle las normas que tu quieras, pero por vuestra comodidad y convivencia, no por unas normas de moda absurdas.

  3. A mi me parece un gran repaso por todas las tonterias que se escuchan continuamente entre los dueños de perros. Gracias Doogweb por el estilo que llevais!

  4. La dominancia existe hasta en los humanos. En las tribus africanas hay un lider que es el dominante, adjetivo que a algunos les suena mal; pero el nombre que se le de es lo de menos. En la empresa hay un lider (dominante), que sin él la empresa se va a pique. En la escuela hay un dominante (profesor) necesario para que se aprenda, y si no, pues lo que tenemos: un desastre de enseñanza.Después de 150.000 años no ha desaparecido la dominancia en los humanos. Pero decir que si dejo al perro que coma antes o que vaya delante se hace dominante es como decir que si dejo que el alumno se levante de la silla se hace profesor, que es el que tiene que estar de pie.

    1. Vicente, creo que con tu último apunte es la primera vez que me identifico completamente, es justo lo que los asiduos de doogweb hemos comentado en otras ocasiones, aunque la definición «dominancia» tenga otras implicaciones y se aplique muy a la ligera (ojo, por todos los «sectores», tanto de aficionados como profesionales del perro). 🙂
      Juan Alonso, si lees con atención verás que el objetivo de esta nota no es negar la dominancia entre cánidos, en absoluto. Sí niega en redondo los mitos que hay alrededor de la misma y las teorías iniciales sobre las que se elaboró la teoría, lo que es bastante diferente.
      Por otro lado, como apunta Leoniums, David Mech rectificó (y ponemos enlace a su vídeo original) y sinceramente… si los biólogos que estudian las relaciones entre los lobos, entre los perros, entre los perros y los humanos… cada día van aportando nuevas pistas, sería demasiado prepotente afirmar nada categóricamente. Los lobos son animales salvajes que cazan… mientras que los perros son animales domésticos desde hace «unos pocos» miles de años.
      ____________________________________________
      Por si alguien quiere profundizar en lo averiguado en los últimos años, y por qué la aplicación práctica de las teorías de la dominancia no son eficaces:
      Blackwell, Twells EJ, C., Seawright, A., Casey, RA, 2007. La relación entre los métodos de entrenamiento y la aparición de problemas de comportamiento en una población de perros domésticos. En: Actas de la 6 ª Reunión Internacional de Conducta Veterinaria. Fundación Iniziative Zootecniche e Zooprofilattiche, Brescia, Italia, pp 51-52.
      Hiby, EF, Rooney, Bradshaw, Nueva Jersey, JWS, 2004. Métodos de entrenamiento del perro-su uso, la eficacia y la interacción con el comportamiento y el bienestar. Anim. Bienestar Social 13, 63-69.

  5. Vicente, tienes toda la razón, tu comentario es lo más coherente en esta nota plagada de lugares comunes. Los que hoy niegan la dominancia en el perro, como en esta nota, son los mismos que hasta ayer apoyaban toda la educación canina en la teroría de la dominancia. Ahora todo el mundo dice que Mech estaba equivocada y polula por interner el video y una mala traducción de un artículo en que habla de lobos. Todos estos no se ha parado a pensar que de igual modo que la teoría de Mech sobre la dominancia y el lobo alfa era relativa a los lobos en cautividad y que nunca debió extrapolarse a los perros, su rechazo de ese tema en los lobos salvajes no debe TAMPOCO extrapolarse a los perros domésticos. La dominancia existe en todos los animales sociales, es esencial para mantener la cohesión del grupo, los perros son y serán siempre animales dominantes o dominados, dentro de sus escalas jerárquicas y tan irracional era justificar todo el comportamiento canino en la dominancia como negar la dominancia en los perros. Las notas como estas solomente crean confusión entre los aficionados y son altamente peligrosas. Gracias, Vicente, por traer un poco de cordura a esta nota.

  6. Las teorias de la dominancia no son eficaces cuando no se saben aplicar. Se puede ser una eminencia en veterinaria y no saber aplicar las teorias de la dominacia. Más que no saber es no servir, pues influye muchisimo el caracter; no es cuestión de estudiar. Y a partir de ahí se pueden hacer mil y una elucubraciones para justificar lo que se quiera, pero no me pueden convencer de que no es eficaz lo que estoy viendo y comprobando que si lo es.
    Se pueden poner todos los ejemplos que se quiera de eminencias en psicología y psiquiatria que han sido pésimos educadores y veterinarios que no saben llevar a su perro por la calle.Lo mismo que el ingeniero en mecánica que no sabe cambiar la rueda de su coche.
    Cada cosa en su sitio; y lo que dicen los teóricos de aplicaciones prácticas se queda siempre ahí, en el papel.

    1. Vicente, en lo que comentas nunca nos pondremos de acuerdo. El mecánico sabe cambiar una rueda, claro que si… pero esa rueda cumple su cometido porque un ingeniero (más bien varios) han diseñado una correcta banda de rodadura, se ha elegido un compuesto especial, se ha estudiado su comportamiento a diferentes velocidades y en diferentes condiciones climáticas, de adherencia o de velocidad, y como tal se ha homologado para un determinado tipo de vehículo. Ah, y esa rueda va en una llanta (que ha diseñado otro equipo de ingenieros, aunque hasta yo sé cambiarla si es necesario), que a su vez se fija a un buje -lo mismo- y así sucesivamente hasta llegar al último tornillo del coche. Un detalle: ¡el mecánico que cambia una rueda tiene que utilizar una llave dinamométrica para aplicar la presión correcta en los tornillos (la que dice el manual, que a su vez transcribe las características técnicas concretas), porque si lo hace «a ojo» puede haber problemas!
      Es cierto que hay veterinarios que no saben de comportamiento, un especialista en traumatología no tiene por qué serlo en etología, y viceversa. Pero es que estamos hablando de etología veterinaria, y si estos especialistas no saben de comportamiento animal… apaga y vámonos.
      Una nueva fuente para quien esté interesado en profundizar sobre lo que se conoce hoy en día sobre la dominancia en los perros: Universidad de Bristol.
      Saludos.

  7. Las jerarquías de dominancia, las disputas por dominancia y las pruebas son características fundamentales de todos los grupos sociales desde las manadas de gansos hasta los gobiernos humanos, pero tal vez tan sólo nosotros, los humanos, aplicamos el castigo para hacernos con el premio de ser el dominante – Karen Pryor.

    Perro pensando sobre dominancia: Hoy la familia, mañana el mundo!

  8. Doogweb, quizá no haya acertado yo con el ejemplo del ingeniero, porque en ingenieria 2 más 2 son 4 y todo es medible y cuantificable y, además, sujeto a normas de obligado cumplimiento. No se le ocurre a ningún ingeniero poner en entredicho una técnica de fabricación por un simple estudio que haya hecho, sino después de muchas pruebas y de haber demostrado tras un periodo de puesta en práctica que lo que él propone es mejor. Así es como se puede considerar la anterior técnica como obsoleta. Pero en etología no es lo mismo y hay diversas corrientes, como la que te refieres de la Universidad de Bristol, que ya me le sé de memoria, y en la que distorsiona y tergiversa mucho la teoría de la dominancia. Por un simple estudio, algunos se atreven a considerar algo como obsoleto, sin poder medir ni cuantificar nada. No es que no sepan, es que los demás que opinan distinto también saben, y los mismos que hablan así de una cosa, mañana dicen lo contrario. Por eso no podrán convencer a nadie de que lo que estan viendo que es eficaz no es eficaz.
    Saludos.

  9. Y algo que dijo un gran hombre de ciencia, el inglés Kelvin:
    «solamente puede considerarse satisfactorio nuestro conocimiento si somos capaces de expresarlo mediante números»

    1. Vicente… que nos estamos yendo del tema:
      Una cosa son los mitos que rodean a la dominancia canina (que nadie duda que exista, es sólo una cuestión de adjetivos y de correcta interpretación)… Y otra que los métodos de modificación de conductas basados en la dominancia sean efectivos y/o recomendables (que sí está en entredicho).
      En cuanto a Kelvin… ¡era físico y matemático, y dedico su vida a las unidades de medida! Normal que esa frase saliera de él :).
      Saludos.

  10. Aquí el tema no es tanto si la dominancia existe o no, sino que aún existiendo, no es necesario aplicar castigos jerárquicos, dolor, correcciones constantes y pensar siempre en que el perro haga lo que yo diga cuándo yo lo diga.
    Se puede tener un perro totalmente educado y obediente sin que por tu cabeza pase la intención de ser el líder dominante, así que digo yo…Que más da? Lo verdaderamente importante es evitar estrés residual y trabajar con tu perro a diario para conseguir una obediencia a través del vínculo y la empatía.

  11. Dominancia si vs Dominancia no, el eterno debate. No sé si existe o no la dominancia, lo que si sé, es que a la hora de educar a un perro, a mí no me hace falta saberlo, no lo necesito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook