El paseo con nuestros perros

Mejor, lo más natural posible

La especie humana, desde siempre, ha salido a la Naturaleza con su perro. Es un momento -o mejor dicho, debería ser- de unión y disfrute.

Por: Ana Barbé Riesco.

Es muy importante que tengamos en cuenta que el paseo constituye un momento clave en la relación con nuestras mascotas. En sí mismo debe de ser gratificante y libre de estrés; es el tiempo en que debe de desarrollar sus instintos, fundamentalmente el olfato. Debemos permitir que huela todo lo que considere necesario, es su sentido fundamental y el que le informa de la realidad que le rodea; hace trabajar su cerebro y le calma los nervios.

Cuántas veces vemos al dueño tirando de su perro sin dejarle oler nada, en un paseo rápido, “haz pis, caca y para casa”. Es como si fuéramos de compras, viendo algo que realmente nos interesa y tuviéramos a alguien tirandonos del cogote para apurarnos ¡imaginard lo frustraste que le resulta!

Por otra parte, las indicaciones que les hagamos (“aquí”, “ven”, “suelta eso”, “ehhhhhh”) deben minimizarse o llegará un momento en que ni las escuchara, además de constituir un martirio para los dos. Si no estamos seguros de su comportamiento, no deberíamos llevarle suelto hasta que no le enseñemos correctamente. Os pongo otro ejemplo para que empaticéis: vamos con un amigo andando por la calle y continuamente nos grita: “Ven, noooo, por aquí, no toques eso, no mires eso, sueltaaaaa…”. ¿Querréis salir más veces con esa persona? Para llegar a esta confianza sólo es necesaria una buen educación.

Acerca del ejercicio físico
En cuanto al ejercicio físico que tiene que realizar, debe ser lo mas natural posible. No utilicemos la vía fácil de tirarle la pelota o los palos mil veces, ni tan siquiera tres. Sí, la persecuciones hace producir una gran cantidad de adrenalina y los perros tardan unos 15 días en eliminarla. Imagina… tenemos un perro histérico todo el día (y no vale aquello de “luego se queda muy tranquilo”), obsérvale en las siguientes horas, mira cuánto tiempo se queda relajado en casa, sin moverse.

Además ¿qué animal persigue 20 veces “algo” para no comérselo?. Ellos mismo no lo harían de forma natural.

El ejercicio no es la panacea de los problemas de conducta. Si no está bien realizado puede llegar a ser un problema para el animal. Se calcula que debería de ser de unos 45 minutos diarios a ritmo de caza o unos 20 minutos corriendo con nosotros. Y tan importante como el físico es el mental (pero de eso ya se ha hablado mucho en doogweb). Así que cuidado con los excesos, también nos pondrá la adrenalina a tope. Y un perro estresado ¡no piensa!

Una buena compañía
Nos podemos acompañar por otros peros lo mas estables y equilibrados posibles. recuerda, el paseo es “su momento”, y debemos analizar si los compañeros de juegos son una buena influencia para él o son un problema.

Por último, no está de más recordar que la especie humana, desde siempre, ha salido a la Naturaleza con su perro. Es un momento de unión y disfrute ¿o no sonríes cuando le ves correr u oler concentrado, moviendo el rabo, feliz?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook