Castración por laparoscopia en perras y gatas

Esterilización de las hembras, castración laparoscópica en perras

Castración laparoscópica en perras.

Por: Clínica Veterinaria Ayora, especialistas en Endoscopia Veterinaria.

Como veterinarios hemos notado con satisfacción, como en general, los propietarios de las perras y gatas se van concienciando de la importancia de la esterilización de sus mascotas. En este artículo pretendemos demostrar el porqué de esta afirmación y convencer al propietario indeciso de que la esterilización de su perra o gata siempre se hace buscando el beneficio de los animales.

¿Por qué castrar?
El motivo más frecuente para realizar una castración en una hembra es eliminar el celo y prevenir las camadas no deseadas. Sin embargo, además de estas razones, podemos encontrar otras ventajas importantes como son:

• La prevención de tumores mamarios: la castración de las perras antes del primer celo reduce la incidencia de tumores mamarios hasta menos del 0.5%, las gatas con ovarios tienen 7 veces más riesgo de cáncer mamario que aquellas sometidas a una castración.

• Aumento de la supervivencia en perras que se han operado de cáncer de mamas.

• Prevención de las pseudogestaciones (embarazo psicológico), anormalidades congénitas, infecciones de la matriz (piometra), metritis, neoplasias (ovárica, uterina o vaginal), quistes ováricos, hiperplasia y prolapso vaginal.

• Control de anormalidades endocrinológicas (diabetes, epilepsia), problemas de piel (por ej., demodicosis generalizada, dermatitis alérgica, reacción adversa a los alimentos), y otras alteraciones como enfermedad inflamatoria intestinal.

• El 24% de las perras no esterilizadas desarrollan una infección de la matriz (piometra) a partir de los 10 años de edad.

La ovariectomía (extirpación sólo de los ovarios) es más segura, disminuye el porcentaje de complicaciones intra y postoperatorias y reduce el tiempo de recuperación de los animales

¿Cuándo castrar?
Tradicionalmente la edad aconsejada para la castración canina y felina era alrededor de los 6 meses, con independencia de si había tenido el primer celo o no. Hoy se sabe que las ventajas de la castración son mayores cuando se realiza antes del primer celo y que, al contrario de lo que se pensaba, no se vio ningún problema clínico asociado a la castración prepuberal (antes de la pubertad).

Nuevas técnicas de castración en hembras
Hasta hace poco se ha llevado a cabo la extirpación de los ovarios y de la matriz (ovariohisterectomía). Es el tratamiento usual para muchas enfermedades: piometra, torsión uterina, prolapso del útero y ruptura uterina.

Sin embargo, según las últimas investigaciones, la ovariectomía (extirpación sólo de los ovarios) es más segura, disminuye el porcentaje de complicaciones intra y postoperatorias y reduce el tiempo de recuperación de los animales. Además se ha comprobado científicamente en estudios con poblaciones amplias y a largo plazo que es imposible la aparición de piometra en perras ovariectomizadas, pues la matriz pierde la influencia de las hormonas ováricas (progestágenos) y no desarrolla un endometrio trófico imprescindible para la proliferación bacteriana.

La recuperación por endoscopia es mucho más rápida y con menos complicaciones que por cirugía tradicional pues las incisiones resultantes son mínimas

Castración por laparoscopia en perras y gatas.

Castración por laparoscopia
La esterilización mediante cirugía laparoscópica (ovariectomía laparoscópica) es un método cada vez más empleado, ya que la agresión que se produce al organismo es menor que por cirugía tradicional. Esta técnica consiste en hacer 2 orificios, uno de 0.6 cm y otro de 1 cm aproximadamente que nos servirá para introducir en la cavidad abdominal el instrumental necesario para realizar la cirugía. En esta técnica nos ayudamos de moderna tecnología que nos permite ver y operar los órganos sin apenas tener que manipularlos. La recuperación por endoscopia es mucho más rápida y con menos complicaciones que por cirugía tradicional pues las incisiones resultantes son mínimas (ver la técnica en el canal de Youtube de Ayora Veterinarios). No obstante, si el veterinario decide extirpar la matriz junto con los ovarios, gracias a la laparoscopia la herida quirúrgica queda reducida a 2 ó 3 cm, dependiendo del tamaño del cuerno uterino a extirpar.

La única desventaja de la cirugía laparoscópica con respecto a la tradicional es que requiere equipos caros, entrenamiento y formación del cirujano veterinario que la realiza, lo que se traduce en un incremento del precio final de la cirugía. Creemos que las ventajas indiscutibles de la laparoscopia sobre la cirugía abierta justifican ampliamente este gasto, pues como decíamos, el porcentaje de complicaciones es mucho menor, lo que también se puede considerar un ahorro.

Esta cirugía, aunque considerada de mínima invasión, no deja de ser una cirugía abdominal bajo anestesia general. Siempre hay un riesgo asociado a cualquier procedimiento anestésico y/o quirúrgico. Para minimizar estos riesgos es obligatorio realizar una buena analítica pre-anestesia y valorar correctamente la situación de nuestro animal. Entre estos análisis no deberían faltar unas pruebas hematológicas, función renal, hepática y un perfil de coagulación.

Una de las preocupaciones de los propietarios ante la castración es el cambio de conducta de su animal. Se ha visto que la castración solamente modifica aquellas conductas que van ligadas al celo, como puede ser el marcaje del territorio, los maullidos de gatos y gatas, la agresividad ligada al celo, la tendencia a escaparse en busca de pareja…

Esta completamente demostrado que otras conductas no sexuales, como pueden ser los hábitos de juego y la relación con las personas no varían en absoluto con la castración.

Esperamos después de leer estas líneas haberos aclarado un poquito más el tema, y comprendemos todos los temores que despierta el someter a nuestra perra/gata a una cirugía. Pero, pensad que en un animal joven y sano el porcentaje de desenlace fatal en una cirugía es de un 0.5%, y recordad que una de cada 4 hembras no castradas desarrolla infección de matriz (siempre considerada una enfermedad grave). Tampoco olvidéis que en una perra castrada antes del primer celo nos podemos olvidar de los tumores mamarios.

10 comentarios en “Castración por laparoscopia en perras y gatas

  1. Hola, estoy buscando yo también algún veterinario en Barcelona que opere mediante cirugía laparoscópica, para una westy de 7 meses y medio. Si alguien me pudiera informar se lo agradecería. Mi mail es: ipotau@xtec.cat

  2. Hola, he de operar a mi perrita para esterilizarla pues no tendrá camadas, alguien me podría decir si conoce alguna clinica veterinaria en Barcelona o cerca que usen la tecnica de Laparoscopia, he llamado a varias y ninguna lo hace, incluso una clinica me ha llegado a afirmar que en Barcelona cree que no hay ninguna que lo haga.

    Espero vuestro ayuda.
    Atte. Luis Planell

  3. Hace unos 4 años castré a mi perra en la clínica AVIAM de barcelona (G. Via de les corts catalanes 963) y a un precio muy reducido porque además es un veterinario solidario, le extirparon solo los ovarios. Decir que todo fue estupendamente y no ha tenido ningun problema de salud relacionado. La recuperación fue super rápida y la incisión minima. No se si todavia atiende la misma veterinaria ni si ofrecen los mismos servicios. Espero que mi recomendación sea util.

  4. En valencia ronda los 625€ en campaña.
    A mi me informaron que una hembra que ya a tenido celos la técnica por laparoscopia no es apropiada pues no le exime que en el futuro sufra piometra u otras complicaciones de matriz, útero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook