Flores de Bach y perros: Wild Rose

La Flor de Bach de la Motivación

Wild Rose es la Flor de Bach necesaria para aquellos perros que no interaccionan con el entorno, que están tristes en un rincón, incluso se niegan a comer y beber, son animales que han sido maltratados, han perdido a su dueño,han sido abandonados y esto les lleva a sufrir una gran apatía que los puede inducir a enfermar.

Por: Elisabeth Macarro. Terapeuta floral especializada en animales, Educadora canina, Terapeuta conductual.

«Aquellos que sin suficiente razón aparente se resignan a todo lo que ocurre y se dejan llevar por la vida, tomándola como es, sin ningún esfuerzo por mejorar las cosas y encontrar contento, se han rendido a la lucha por la vida sin quejarse».
Dr. Edward Bach.

Wild Rose es la Flor de Bach necesaria para aquellos perros que no interaccionan con el entorno, que están tristes en un rincón, incluso se niegan a comer y beber, son animales que han sido maltratados, han perdido a su dueño,han sido abandonados y esto les lleva a sufrir una gran apatía que los puede inducir a enfermar.
Esta Flor, en casos de perros que presentan una falta de motivación y atención a estímulos mentales, ayuda al animal a salir de su estado letárgico y a sentir curiosidad por el exterior, por las cosas nuevas, a sentirse motivado para aprender.

En general en todos los casos de apatía daremos Wild Rose, dependiendo de si viene provocada por miedo, (Rock Rose y Mimulus), por trauma (Star Of Bethlehem), por la propia desconexión del animal (Clematis).

Con esta Flor conseguiremos que el perro vuelva a sentir curiosidad, motivación y alegría, así como interés por aquello que le rodea.

Debemos tener en cuenta que los animales como los humanos también se dejan llevar por la ausencia de motivación, se deprimen, hay casos de perros que han sido abandonados que no pueden soportar el estar encerrados en la jaula de una protectora, sin sus propietarios y llegan a dejarse morir de pena.

Un caso real…
En una protectora en la que estuve como voluntaria hubo un caso de una perrita de once años que fue abandonada y no se conseguía de ninguna forma que quisiera comer, ni dando la comida con la mano, giraba la cabeza, su mirada era triste, apagada, no quería salir de la jaula a pasear, no interactuaba con ningún perro, nada le hacia cambiar su estado de apatía, de resignación frente a la pérdida de los seres con los que ella había vivido siempre, cómo iba ella a poder entender que aquellas personas la abandonaran por ser mayor. Se le administró Wild Rose, junto a Star of Bethlehem (para el trauma), Olive (para aportar energía), Clematis (para la desconexión con el exterior), Gorse (para la claudicación), Centaury (para la debilidad), y Mustard (por la gran tristeza que presentaba). Después de ocho dias administrandole la formula seis veces al dia, la perrita empezó a querer comer, salió por voluntad propia de la jaula, aunque todavía no interactuaba con los demás perros, pero caminaba, observaba, empezó a aceptar su nueva vida. Se la trató durante seis meses, hasta conseguir que se adaptara totalmente a su nuevo hogar y a todos los miembros que formabamos lo que en aquel momento se convirtió en su nueva familia, así como la interacción con los demás perros.

Este es un caso muy claro de cómo Wild Rose ayuda al animal a recuperar la vitalidad y el interés por todo aquello que le rodea.

Un comentario en “Flores de Bach y perros: Wild Rose

  1. ¿No sería mas adecuado haber suministrado genciana en vez de mustard? lo digo porque la tristeza en este caso era por causa conocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook