La técnica de César Millán

Buen timing… y patadas en la tripa

"Un buen timing... y patadas en la tripa", es el título del artículo de Anna Jane Grossman publicado en Huffington Post hablando de César Millán.

Así titula Anna Jane Grossman su artículo publicado en Huffington Post. Anna efectúa un crítico repaso sobre las teorías de César Millán, explica lo que es el castigo positivo y cómo las técnicas de Millán le recuerdan a las de la adiestradora Barbara Woodhouse, que fue muy conocida en Gran Bretaña hace cincuenta años, y reproduce una técnica de la época descrita en un libro de 1970: «Si tu perro persigue a los coches, asegúrate de que un amigo pase con su coche despacio cerca tuyo… Entonces, cuando el perro se abalance contra el coche, tírale un libro (a ser posible grande y de tapa dura) lo más fuerte que puedas asegurándote de que le das al perro. Nunca he tenido que repetirlo más de dos veces».

Además de los métodos de Millán con los perros, muy criticados también por un buen número de adiestradores, etólogos y veterinarios, Anna Jane Grossman comenta el grave error que supone achacar los comportamientos del perro al «estado espiritual de las personas», y para ello se apoya en los estudios científicos que demuestran que, hoy por hoy, se conoce mucho más acerca de la modificación de conductas en animales, que sobre el cerebro humano. Ya se sabe… A César Millán o lo amas… o lo odias.

Por cierto… La noticia estaba ilustrada con el vídeo «César Millán kicking dogs» (una recopilación de «toques» y patadas en diferentes capítulos  de la serie «El encantador de perros», que llevaba meses en Youtube… y que curiosamente a raíz de este artículo ha sido eliminado por reclamación de National Geographic. Si te lo perdiste, ya no lo podrás ver, al canal norteamericano no le han gustado demasiado las duras críticas de Anna Janne Grossman.

Más información: Artículo completo en Huffington Post.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

7 comentarios en “La técnica de César Millán

  1. El castigo positivo, nos guste o no, se da en la naturaleza y es una forma muy rápida y eficaz de aprender, hablando de casos extremos que parecen los únicos que entendemos, respuestas rápidas ante estímulos que pueden ser peligrosos para nosotros. En ello se basa, por ejemplo, el uso del collar eléctrico. Los toques con el talón no son un invento de César y, como todo en la vida, hay que saber cómo aplicarlo, con qué intensidad y bajo qué circunstancias. Hacer demagogia y jugar con la ignorancia de la gente es muy fácil. Pero yo no he trabajado con ningún sólo perro al que haya hecho daño y que no haya salido más feliz que entró. Y la mayoría han recibido algún castigo positivo o negativo.

    Por cierto, ya que se usa tanto la palabra, deberíamos molestarnos al menos en conocer su definición:

    Castigo positivo: Administración de un suceso (en el caso típico, un estímulo aversivo) siguiendo contingentemente a una respuesta dada, que tiene como efecto una disminución en la fuerza, la probabilidad o la tasa de ésta.
    Esto incluye una mirada, el típico «no», un simple toque con los dedos totalmente inocuo físicamente pero con un mensaje claro: lo que haces no es apropiado, deja de hacerlo.

    Castigo negativo: Omisión o interrupción de un estímulo de forma contingente con la emisión de una respuesta, a resultas de lo cual se produce una disminución en la fuerza, la probabilidad o la tasa de ésta.
    Cuando dejas de devolverle el saludo a tu vecino del cuarto, que un plasta, en el ascensor provocando un silencio incómodo, le estas aplicando un castigo negativo. Probablemente acabarás extinguiendo su conducta y dejará de saludarte también. En el mundo del perro, con cachorros, para que dejen de morder durante el juego se emite un chillido agudo y se deja de jugar con él unos segundos (se le retira un estímulo, el juego, de forma contingente a la mordida: castigo negativo)

    Aprender a utilizar el castigo requiere años de práctica y trabajo. Si nos sentimos más cómodos llamándolo corrección, adelante, pero lo queramos o no es una forma de aprendizaje seleccionada evolutivamente seleccionada por su utilidad y eficacia.

  2. Me he mantenido apartado un tiempo, desde que murió mi perro, de las noticias y del mundo del perro, pero vuelvo a tener ganas de leer y aprender.
    Gracias a las llamadas técnicas de Cesar, que no son técnicas, sino un estilo de vida y de relación con el perro, ni son de Cesar, porque él no las ha inventado, los últimos años con mi cocker fueron los mejores. Gran parte de los problemas de comportamiento, que empezaban a preocuparme seriamente, se esfumaron. Siempre fué muy sociable y nada agresivo, pero el correr como una fiera a la puerta cuando llegaba alguien se acabó, lo mismo que el ansia y los saltos cuando iba a ponerle la comida, el ponerse en medio de la gente, el arañar la puerta impaciente para entrar o salir antes que yo, y la lucha y los sofocones (incluso me llegó a morder varias veces)cuando iba a bañarlo desaparecieron y cuando le hacía los gestos se iba al baño solo, y con un pequeño tironcillo del collar se metia dentro sin problemas.
    El programa me lo recomendó un amigo veterinario, pero tardé en empezar a verlo porque pensé: bueno, un programa de perros más. Pero me encendió la bombilla el primer programa que vi. Pero no es suficiente el programa, hay que leer libros que complementen y refuercen su mensaje, sobre la vida natural y los instintos.

    Hace poco ayudé a un amigo cuyo perro no queria salir a la calle. Tenia tres meses y estaba dejando por imposible sacarlo a la calle, con un miedo terrible a bajar las escaleras. Pues tardé una media hora en lograr que bajara las escaleras, y tres sesiones en tres dias para que bajara por sí solo sin obligarlo. Quien crea que lo maltraté para conseguirlo o que me tuviera miedo se equivoca.

    Y las críticas destructivas y la envidia parece que estan en la naturaleza humana. Siempre aparecen cuando hay éxito de unos y fracaso de otros. Pasa hasta en el deporte: cuando en un pais no hay deportistas buenos se acusa a los del pais vecino de dopaje y se hacen videos ridiculizandolos. Incluso escribieron un libro titulado Los secretos de Armstrong; por supuesto en frances.

    Saludos.

  3. Quiero aclarar un par de cosas que comenta Olga. Primeramente, el positivismo es una escuela filosofica. La educacion canina en positivo (ECP) es otra cosa diferente. En segundo lugar, la ECP utiliza el refuerzo positivo y tambien el castigo negativo. Castigo es por definicion cualquier cosa que disminuya la frecuencia de un comportamiento y por lo tanto no existe la educacion sin castigo. En cuanto a la utilizacion de castigo positivo, discrepo de tu opinion. Naturalmente que existe en la naturaleza y los perros, en particular, son unos maestros utilizandolo, pero eso no significa que en la relacion perros-humanos sea conveniente. En muchos casos, el comportamiento del perro es solo la parte visible del problema. Por ejemplo, si un perro sufre un elevado problema de stress cronico, es posible que gruña de vez en cuando. Si reprimimos el gruñido con un castigo positivo, es muy probable que el perro deje de gruñir y gestione de otra manera su stress Esa manera, puede ser mordiendo.
    La decision de educar desde el respeto o a base de noes, de toques y pataditas, que seria como educar a un niño a base de gritos, collejas y azotes es de cada uno y es evidente que es mas fácil castigar lo que no nos gusta, que ser un buen guia.

  4. Qué lamentable que se confunda una cosa con otra. Trataraé de ser breve y claro:
    1) César Millán no va a tocar de casa en casa en Estados Unidos (ni en el mundo) para entregar una «Tabla de Moisés» de cómo adiestrar a un perro. El señor Millán se acerca A QUIEN LO BUSCA PARA REQUERIR DE SU AYUDA, personas que, en el 90% de los casos, dicen haberlo intentado todo y recurrido a, por lomenos, un par de adiestradores antes que al señor en cuestión.
    2) Una vez entendido el punto uno: EL SEÑOR MILLÁN SOLO SE ACERCA A QUIEN LO BUSCA, explico lo siguiente. César Millán «corrige en el acto» lo que, desde luego, resulta ser la antítesis del entrenamiento por «refuerzo positivo» que ignora las conductas no deseadas y premia aquellas que se desean. Ejemplifico lo que quiero decir: si yo tengo un labrador que no deja de morder la manguera cada vez que la uso, debería sentarme a esperar que la suelte mientras el agua se tira y hasta que el perro, muy probablemente, termine por destruirla. Debería, entonces, comprar unas 30 mangueras y sentarme tras la ventana a esperar el momento en que la suelte para correr con una galleta y poder usar la manguera pero, ¡oh sorpresa! en cuanto termine de comer su premio estará mordiéndola de nuevo. (HAGAN LA PRUEBA. VAYAN POR TODAS LAS MANGUERAS POSIBLES Y NI ÉSAS LES ALCANZARÁN).
    3) Va de nuevo: CÉSAR MILLÁN SOLO AYUDA A QUIEN LO BUSCA, gente que, por cierto, se forma por horas con tal de conseguir una consulta en alguna de las convocatorias para que César los ayude.
    Una vez que César asiste a la casa y valora la situación, corrige el comportamiento no deseado y entrena a los humanos para aprender, junto con el perro, qué es lo que pueden hacer para desfavorecer las malas conductas. EN UN CASO DE EMERGENCIA COMO LA REHABILITACIÓN DE UN PERRO AGRESIVO, ni César, ni yo (ni nadie sensato) puede sentarse a esperar a que el perro deje de morderle un brazo al bebé de casa para entonces darle una galleta. César CORRIGE EN EL ACTO Y ROMPE EL FOCO DE ATENCIÓN DEL PERRO.
    4) Hacer caso omiso de las conductas no deseadas de mi perro, es indicarle que en casa puede hacer lo que él quiera, solo que para unas habrá una galleta de premio y para otras, no. Lo que equivale, en el comportamiento del perro, a un «bueno, voy a morder la manguera del gas, y en lo que se escapa y nos morimos todos, voy a conseguir una galleta obedeciendo si alguien dice que me siente».
    5) El perro es, ante todo, un animal, luego una especie, luego una raza y, por ÚLTIMO, un nombre. Así tal cual lo enseña César en sus libros. A lo que agrega: «las vacas ven como perros a los perros; los caballos ven como perros a los perros; las gallinas ven como perros a los perros; LA HUMANIDAD ES LA ÚNICA ESPECIE QUE NO LOS VE COMO LO QUE SON.
    6) La idea de que «el perro se trauma y se llena de miedos» tocándolo con la mano o con el pie para corregirlo (TOCAR: Ejercitar el sentido del tacto. DRAE) ES POR DEMÁS FALSA E INFUNDAMENTADA. HAY PERROS QUE HAN SUFRIDO PALIZAS PROPINADAS POR HUMANOS; CLAVADOS VIVOS DE LAS OREJAS A LOS ÁRBOLES; HERIDOS CON PICAHIELOS; ETC. ETC. ETC. ETC. Y son perros que, PESE A ELLO, una vez rescatados, viven felices con seres vivos que pertenecen a la misma especie que los maltrató. Los perros no ocupan su vida en boberías de humanos diciendo «oh, fui golpeado y ahora estoy deprimido, voy por un whisky y luego quizá piense en suicidarme». SI LOS PERROS QUE EN VERDAD HAN SIDO MALTRATADOS SUPERAN SUS «TRAUMAS» ¿Por qué pensar que corregir a mi perro con un simple tirón de correa o con tocarlo, se va a traumar de por vida y optará por apuntarse a la sien con un revólver?
    7) Qué triste es creer que un perro feliz es el que se te avienta cuando entras a casa o que hay que «dejar que haga lo que él quiera porque sino lo estoy maltratando». ¿Para eso tienes un perro? ¿Para que te brinque cuando te vea y vaya mil veces a diario por la pelota? ¿A eso reducen la vida de un animal tan maravilloso? Ni la ley ni Dios debería de permitir a muchas personas hacerse cargo de un ser vivo.

  5. cuanto me gusta tu articulo DANIEL. Dicen que amar es dar lo que necesite,por esta regla de tres pocos perros son amados.Todo adiestrador que empieza esta copiando de su profesor,aprendiendo.Cuando una persona coge como escuela la de CESAR MILLAN vienen enseguida los detractores,y muchos de ellos con poquisimos conocimientos y tiempo en esta profesion.Yo empece en este mundo desde pequeño de la mano de un señor adiestador guia de perros policias,asi pone su diploma,del Ministerio de Defensa E.A. Este señor se intereso por CESAR MILLAN y desde el año 2005 las pone en practicas con excelentes resultados habiendo rehabilitado a mas de cien perros.Yo sigo sus pasos y cada dia conecto mas con los perros.www.deanacaona.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook