Hospital Clínico Veterinario de la UAX, así es

¿Cómo es el día a día en el Hospital Veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX)?

¿Cómo es el día a día en el hospital veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX)?

Una perrita espera paciente en la sala del Hospital, junto a su dueña. Cuando el veterinario sale a buscarla se levanta obedientemente y le sigue hasta la consulta. Esta mañana va a ser operada para quitarle unos pequeños nódulos en la oreja. A la vez, un mastín espera para recibir el tratamiento de quimioterapia correspondiente; lleva mes y medio recibiéndolo y su dueño sonríe cuando cuenta que, a pesar de ello, su mascota lleva una vida totalmente normal. Es una mañana normal en el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio, que ofrece asistencia a 5.000 animales cada año. Además, son especialistas, entre otros, en tratamientos oncológicos para mascotas. ¿Cómo es el día a día en el hospital?

5.000 mascotas visitan cada año el Hospital Clínico Veterinario de la UAX, donde son tratadas por especialistas de todas las áreas. Estos profesionales del Hospital mostraron a los medios cómo son las salas de hospitalización para animales pequeños, los quirófanos y cómo se vive el día a día en el Hospital

Cuando un paciente va al veterinario
El Hospital Clínico Veterinario recibe cada día a las distintas mascotas en sus consultas externas. En ellas, se realiza un análisis de los síntomas clínicos que define el propietario, en primer lugar por un veterinario de medicina interna que trasladará el caso a un especialista si es necesario. Tras la consulta, se efectúan al animal las distintas pruebas diagnósticas de las que dispone el hospital: análisis de sangre, biopsias, TACs, ecografías… Con todas las pruebas se obtiene un diagnóstico presuntivo, en ocasiones definitivo, y si es necesario pasa a la zona de hospitalización o cuidados intensivos, donde se inicia el tratamiento correspondiente. En otros casos, el paciente puede irse a casa con su dueño y allí recibe el tratamiento indicado por los especialistas.

Si debe quedarse en el hospital, se le trasladará al departamento correspondiente. Esta zona de hospitalización dispone de cuatro áreas diferenciadas, en las que se localiza al paciente en función de la naturaleza de su enfermedad. Ana Ríos, Coordinadora de la sección de animales pequeños y Responsable de Dermatología, realizó con los medios una visita guiada por estas instalaciones, explicando cada una de ellas. “En la zona de reanimación descansan los pacientes tras una intervención quirúrgica”, explicó, “aquí son controlados por el equipo de anestesia hasta que despiertan y pasan a otras zonas”. Otra de las áreas es la de hospitalización de infecciosos , donde residen los animales con enfermedades infecto-contagiosas y donde para entrar es necesario cumplir una serie de condiciones de vestuario que impiden transmitir la enfermedad a otros pacientes. La tercera zona es la de hospitalización de animales pequeños , jaulas para pacientes entre 1 y 10 kilos que padecen cualquier tipo de enfermedad. Y por último, el área de hospitalización de animales medianos y grandes, que tienen desde 10 hasta 60 kilos, o más en muy pocos casos. “En los casos de U.C.I. y reanimación, los animales son monitorizados y permanecen bajo el control constante de un responsable y dos personas más”, señaló la veterinaria.

¿Cómo es el día a día en el hospital veterinario de la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX)?

Atención 24 horas
Los pacientes hospitalizados en el Hospital Clínico Veterinario reciben una atención constante de los especialistas, médicos y estudiantes que se encuentran realizando prácticas de su carrera. Estos profesionales se ocupan las 24 horas de que los animales se encuentren en las mejores condiciones y reciban los tratamientos adecuados. Cada mañana se realiza una reunión en la que el veterinario que haya estado de guardia comunica las novedades y la evolución de los enfermos. Se toman las decisiones oportunas, se reparten las tareas y se organizan los tratamientos. Durante el día se realizan controles cada cuatro horas de todos los pacientes y se informa a los dueños de los animales cada 24 horas sobre el estado de su mascota.

En oncología veterinaria, una de sus especialidades más importantes, la prioridad es la calidad de vida de los pacientes: éstos reciben tratamientos de quimioterapia, son operados y, en los casos más graves, se les proporciona cuidados paliativos

Especialistas en tratamientos oncológicos
Una de las especialidades que más ha aumentado en los últimos meses en número de pacientes es la de oncología. La Doctora Noemí del Castillo, especialista responsable de este departamento en el hospital, asegura que “a pesar de la crisis nuestro trabajo ha aumentado”. Son muchos los dueños de mascotas que llevan a consulta a sus animales para tratar el tipo de cáncer que padecen, “muchos vienen ya con el diagnóstico hecho, directamente para que le demos la quimioterapia, y nosotros les administramos el tratamiento que se ajuste a su estado”. En algunos casos se les realiza una inyección en consulta, en otras, los animales deben ingerir la dosis en pastillas en su propio domicilio.

En los casos en los que se diagnostica el tumor en el propio hospital, se lleva a cabo el proceso completo. En primer lugar se toma una muestra del tumor para analizar y cuyo resultado permite orientar el análisis hacia el tipo de tumor y a otras pruebas más específicas. En la mayoría de los casos es necesario realizar pruebas complementarias como análisis de sangre, radiografías de tórax o ecografías de abdomen, con el objetivo de saber si la enfermedad está diseminada, así como la realización de una biopsia, análisis fundamental para obtener el diagnóstico final.

Todos estos procesos están enfocados al tratamiento quirúrgico, uno de los pilares en esta especialidad. El objetivo es mantener la prioridad básica en oncología veterinaria: la calidad de vida. Por ello, tras la operación, los animales reciben quimioterapia pero no se someten a un tratamiento muy agresivo, ya que carece de efectos secundarios y si éstos aparecen suelen ser muy leves y se toleran sin problema: no se produce caída de pelo, ni vómitos, ni se llega a hospitalizar al paciente.

Además del tratamiento curativo también se dan cuidados paliativos, en los casos en los que no es posible tratar el cáncer. Con ello se permite a estos pacientes mantener una excelente calidad de vida.

La Universidad Alfonso X el Sabio (UAX) es la primera universidad privada aprobada por las Cortes Generales. Es la universidad de la empresa, una institución de prestigio que ofrece a sus estudiantes una educación y una formación práctica que les permite incorporarse con éxito al mercado laboral. La UAX mantiene una fuerte vinculación con el mundo de la empresa. 7.000 convenios de colaboración con organismos, fundaciones, despachos profesionales, centros sanitarios, centros de enseñanza y empresas permiten que los estudiantes de la UAX realicen prácticas reales, como antesala a su incorporación al mundo del trabajo.

Más información: Universidad Alfonso X El Sabio.

Condroprotector Artivet.

11 comentarios en “Hospital Clínico Veterinario de la UAX, así es

  1. Mi experiencia con dicho Hospital ha sido nefasta. No existe un seguimiento ni comunicación, entre las múltiples personas que pasan por la hospitalización, la mayoria estudiantes en prácticas sin ninguna experiencia. Si hay un responsable del servicio, nunca le vi ni se comunicó conmigo.
    Mucho prestigio, pero sólo fachada. NO LO RECOMIENDO. Cualquier Centro veterinario, prestará más seguimiento y atención al paciente que éste. Además es enormemente caro, comparado con los Servicios que prestan. En resumen UNA DECEPCIÓN.

    1. La mia también la ha sido. Presuponen que mi perro tienen Addison pero despues de pagar más de cuatrocientos euro me informan, en contestación a mi requerimiento, que no le ha hecho la prueba con la medicación más barata e idónea para detectarla porque hace cinco meses que no tienen ese fármaco. ¿Será verdad? solo habría sido necesario son analisis de sangre y este fármaco para el diagnostico, pero, sin informarme de su deficiencia de servicio, optaron por otras fórmulas que están sujetas a un error en su diagnóstico resultando productivo para el hospital que no para el paciente.

  2. Mi experiencia con el hospital UAX es la siguiente, mi perrita comienza a cojear, a estirar las patitas cuando camina y decido llevarla a este hospital donde justo un año antes habíamos estado por la misma razón aunque en aquella época no era tan acentuada la lesión, en aquella ocasión el neurólogo de nombre Isidro Mateo le realizó un Tac, nadie me informó de que dicha prueba pudiera conllevar riesgos, por lo que yo en mi ignorancia acepté, mi perra entró caminando y salió caminando, le recetaron Dacortin y a los pocos meses mejoró, hasta ahí todo bien.
    Hace un mes mi perra empeora, puede caminar pero según las horas del día le cuesta más y comienza a estirar las patitas, esta vez parece más grave y decido llevarla al mismo sitio pensando que al conocer su caso sería mejor, me atienden dos chicas de primeras que me dicen que tienen que contactar con el servicio de neurología, me hablan en términos que solo entienden ellas me cobran 70 euros la consulta por mirarla solo y me dicen que vaya al día siguiente a dejar a la perra para que la vea el neurólogo, a la mañana siguiente el neurólogo me llama y me dice que hay que volver a realizarle el tac que les ingrese el dinero para que puedan empezar, nuevamente nadie me informa de riesgo alguno, espero durante toda la mañana pero no tengo noticias y ya me decido a llamar, me atiende una señorita que me dice que me llaman en un ratito, no llaman y a las dos horas llamo de nuevo y la misma señorita me dice que puedo ir a recogerla, cuando llego al cabo de una hora ya que vivo algo lejos, me tienen hora y media a la espera y entonces llega un chico con mi perra en brazos y una sonrisa y me dice: ¿la sujetas? yo cojo a mi perra y me doy cuenta de que la perra no puede caminar, está muerta de cintura para abajo, en ese momento pienso: «será por la anestesia».
    Al cabo de media hora paso a consulta donde el señor Isidro Mateo empieza a enseñarme fotos y resultados de la prueba me vuelve a hablar con tecnicismos y después de darle muchas vueltas al asunto,entre balbuceos y notablemente nervioso, me dice que cabe la posibilidad de que a raíz del Tac mi perra se quede paralitica, yo atónita le digo que cómo es posible que eso me lo esté diciendo en ese momento cuando el mal ya está hecho y no me lo haya avisado antes de hacerle la prueba, primero intenta defenderse y me dice que toda prueba lleva unos riesgos y que aunque yo piense que las cosas no se habían hecho bien realizarle esa prueba era la única manera posible de saber lo que tenía mi perra, pero al final reconoce que me lo debería haber dicho, se queda con cara de tonto ahí pasmado y me dice que no cree que eso vaya a pasar que lo más normal es que al cabo de dos días mi perra camine como antes de la prueba, como os podréis imaginar eso no pasa y al mes mi perra sigue igual sin caminar, tiene incontinencia, tengo que ponerle pañales y además a raíz de la parálisis que le han provocado le dan infecciones de orina continuamente, me he informado con otros veterinarios y otros neurólogos y ahí vienen mis sorpresas cuando descubro que existe otra manera de diagnosticar sin riesgos que es la resonancia magnética y que todos coinciden en que si mi perra está así es por una prueba mal realizada y cuando se lo digo me dice que él no me dijo que era la única manera si no la mejor manera (mentira) y que él no me podía ofrecer la resonancia porque ellos allí no tienen para hacer resonancias (mentira), ya me quedo pensando y digo…en un hospital universitario…donde la gente va a aprender…tan prestigioso como es…¿cómo no van a tener resonancia magnética? y ya me da por entrar en la página y claramente en animales pequeños pone que tienen servicio de TAC y Resonancia Magnética (más mentiras).
    La siguiente vez que voy, pido cita con él y exijo hablar con la dirección, examina a mi perra y me dice que hay que operarla pero que él no la va a operar porque evidentemente yo he perdido la confianza en él y él en mi, eso lo dice él..(qué romántico) yo le digo que ni de broma le dejaría que le volviera a meter mano a mi perra mi única intención era que viera a mi perra y decirle en su cara lo poco profesional que era al ocultarme información y al mentirme, entonces entra el director me da la mano y empieza a relatarme oootra vez todo el proceso ya le corto y le digo: devuélveme mi dinero (376 euros, solo para saber lo que tiene en teoría, para mi fue para dejar a mi perra inválida) que lo voy a emplear en llevarla a unos veterinarios de verdad, con cara de tontos los dos no me ponen ninguna objeción ( porque saben que la han cagado y que si no voy a denunciarles) y me dicen que me espere que van a preparar la documentación y que lo sienten mucho yo le digo que más lo siento yo. Después de tres cuartos de hora ( porque esta gente es así, se ve que no tienen sentido del tiempo) la señorita del mostrador me dice: Me tienes que dejar esto firmado, y ya empiezo a leer y claro como no ellos me devolvían el dinero pero se eximían de toda culpa (lo cual me parece lo más normal) pero un poquito más abajo aparecía mi nombre con mi DNI y tenía que aceptar que les eximía de toda culpa (JA!!) le digo: yo no firmo esto y la chica: ay!… pues es que entonces no sé si te voy a poder devolver el dinero y ya le digo: Sí, si que puedes ya verás como puedes, y ya la chica llama por teléfono le da otras mil vueltas me hacen esperar otros veinte minutos y me dice que van a eliminar la parte en la que yo les eximo de toda culpa y que me realizará la transferencia ( vamos… que encima es si cuela…cuela )
    En fin, mi experiencia ha sido un horror con esta gente, son unos impresentables que no les importan vuestros animales sino ganar dinerito a costa de mentiros y ocultaros cosas, mala atención y desinterés, sé que mi relato es muy extenso pero créanme que aun me guardo muchas cosas porque todo no se puede poner aquí.
    Si de verdad queréis a vuestra mascota NUNCA la llevéis al UAX!!! Hacedle ese favor

    1. Uuufff he leído tu relato. Que paso al final con tu perrita?
      Encontraste algún sitio donde la tratasen mejor y con profesionalidad, sin estafarte??

  3. Mi expereincia también fue nefasta.Mi perro cogió una infección en su quirofano, y después de no querer hacerse cargo, responsabilizarme a mi de malos cuidados, accedieron a volverle a operar.
    Aunque en los cultivos se demostró la infección, no se hicieron cargo, me volvieron a cobrar, y ni siquera se responsabilizaron.
    A cargo de eso, mi perro sufre secuelas de por vida.
    Deontología profesional nula y una gestión totalmente mercantilista, sin cuidado por la comunicación con el dueño del animal.

  4. Por ahora mi eperieia esta sienlo LAMENTABLE.

    No consigo comuicarme con una de sus áras por mas que dejo recados datos para poder hablar con ellos. Tengo la intencion descabellada de hablar con ellos para ver si mi poblema tiene tatamiento en sus instalaciones…y asi evitrme hacerme un monton de km. Pues no, prece que para decirte si sí o si nó,tienes que haerte 300km….de verdad lamentabe es poco, pero po educación no digo lo que pienso de ellos.

  5. MARAVILLOSO, tanto el trato hacia nosotros como y en este caso es lo importante, hacia nuestro perro Willow. Le tuvieron que operar por una mordedura de un perro y literalmente le salvaron la vida. Sin la experiencia y los medios de la UAX no lo hubiéramos logrado. Un 10 , a todos ellos ( doctores José Luis, Jorge, Raúl, Anna etc, disculpar que no ponga los apellidos, las srtas de recepción, todos!)

  6. Para cualquier persona, que quiera información fehaciente y contrastada sobre esta NEFASTA Y NEGLIGENTE Clínica Veterinaria,donde se cargaron a mi perra, les comunico, que después de luchar frente a los Tribunales de Justicia interponiendo una Demanda contra esta «Maravillosa» Clínica, la Justicia ha dictado sentencia condenando a la citada Clínica por Negligencia con resultado de muerte del animal.
    Ésto no es «palabrería» que se comenta en un foro,sino una REALIDAD.
    Así que si alguien todavía quiere arriesgar a su animal llevándolo allí… Al menos yo he cumplido en Advertirles.

  7. Es una mierda. Lleve a mi Perro a curar y me lo lleve muerto. Tardaron 10 Dias en darle una medicacion adecuada. Animal que entra enfermo Alli no sale con vida. Pero eso si, la factura la pasan: 900 euros por matar a mi perro.

  8. Si hablamos de la tal famosa oncóloga de este Centro V. que tantos veterinarios recomiendan por desconocimiento total de protocolos y procesos del cáncer, mi experiencia es rutina y desantención total. Para mí esta oncóloga representa dinero y dinero y la salud de tu animal la importa nada. Con mi perra no se cordinó las pruebas necesarias con la tan cara consulta, no se personalizó el caso y despreocupación del seguimiento. Tuve acceso a la oncóloga por la Univesidad de Alfonso X El Sabio. «Esque esta superliadad»… Era siempre la respuesta para aclaraciones sobre la salud de mi perra y otras citas. Si un centro tiene una especialidad tan superliada esque algo falla existiendo ineficiencia. Hará falta más personal que sepa y atienda bien para cubrir tanta demanda desesperada.Toda una profesional que por su aptitud y actitud te hace dudar de si la quimio es la salida para ayudar a tu animal querido. ES SOLO DINERO lo que buscan.

  9. Lamentable el trato, el horario, y sobre todo… SIN VERGÜENZAS.

    Hace 3 días llevé a mi gatita porque estaba embarazada y de parto. Estuvo mas de 24 horas pariendo y ya me olía raro así que cogí y salí de casa a las 20’00. Vivo en Vva. del Pardillo, así que los dos veterinarios míos de confianza estaban cerrados. Me tocó ir corriendo al Hospital Clínico ya que es el único 24 horas que conocía. Para sorpresa mia, a las 20’30 de la tarde ya es horario de urgencias, y estos sin verguenzas no se andan con chiquitas, si te pueden robar dinero, lo van a hacer. Me cobraron 69 euros por la consulta, no me dijeron absolutamente nada, ni si quiera sabian con certeza si estaba embarazada o era una infeccion de algun organo (cualquier persona que haya tenido animales antes, mira las mamas para saber si es embarazo o no, cuando me comento eso el veterinario ya me eché a temblar). Me recomendo hacer una ecografia para ver que pasaba. Perfecto, me dio un presupuesto de 151.50 EUROS UNA ECOGRAFIA. Le dije que ok, tenia que ser rapido porque sabia que algo no iba bien en la gatita. Estuve esperando desde las 21’00 hasta las 23’15 para que empezasen a hacer la ecografia a mi gatita, y eso que NO HABIA ABSOLUTAMENTE NADIE en el hospital, solo los recepcionistas y dos enfermeras que estaban de cháchara, como si de un hospital publico se tratase, pero en la hora de la merienda. Me hacen la ecografia a la gata, a la cual tengo que sujetar yo con un amigo, el tio que me atendio se fue y dejo a la chica que vino a hacer la ecografia. Salimos de la sala con la gata a las 23’35 y el chico que me atiende al principio va a hacer un informe y los presupuestos. A las 00’30 sale el chaval con los presupuestos. Entro a la sala a hablar con el. 1.200 EUROS POR UNA CESAREA. Me tuve que ir, sabiendo que mi gatita se iba a morir, tengo 20 años, aun no tengo capacidad para tener ese dinero tan facil. Sali de ese sitio repugnante a las 00’40 del jueves. Pase un fatal trago esa noche y estaba con mi gatita en la cama inquieto. Me puse a buscar porque me parecio raro el precio, tenia que salvar a mi gatita. Encontre un hospital 24horas donde me cobraban 200 EUROS por la misma cesarea… 200 EUROS…. A LAS 6 DE LA MAÑANA 200 EUROS. La llevé corriendo a Villaviciosa de Odón, en el Hospital Veterinario El Bosque. Salvaron a mi gatita con una atencion de 10 pese al precio tan «barato» (precio normal, los otros son unos ladrones)

    Siento alargarme tanto, pero es ACOJONANTE la poca decencia, calidad profesional, y compromiso con los animales. Lo unico que les importa es el dinero. Ni tu tiempo, ni tu amigo (mascota) les importa lo más minimo. Siento verguenza y no se realmente como ha llegado ese sitio a ser lo que es.

    RESUMEN: 4 horas para 1 ecografia a mi gata embarazada sin haber pacientes en urgencias ni en el hospital, dinero pagado 219 euros, un presupuesto de 1200€ para hacer una cesarea donde se salvaria mi gatita (me aseguraban que si no la operaba esa noche se moria). La opere a las 8 de la mañana en otro hospital a 200 euros.

    SIN VERGUENZAS, LADRONES, POCO PROFESIONALES Y SOBRE TODO SOBRE TODO, POCO INTERESADOS EN SALVAR ANIMALES. No recomendaria a nadie pasar por alli. Dejo notar mi enfado, casi pierdo a mi gatita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook