El «encadenamiento hacia atrás» en el adiestramiento

¡A guardar los juguetes!

El encadenamiento hacia atrás en el adiestramiento de habilidades complejas ¡A recoger juguetes! (vídeos).

Cuando se trata de entrenar acciones complejas con nuestros perros, que implican a su vez varias acciones concretas unidas en una determinada secuencia, con frecuencia el camino más corto y más sencillo es el encadenamiento hacia atrás. Se trata de un adiestramiento avanzado, en el que la complejidad radica en ir encadenando comportamientos, ¡partiendo del último! Pero antes de eso, es imprescindible que cada comportamiento aislado sea lo suficientemente consistente, y que el último comportamiento (el final) sea el que obtenga el mayor refuerzo. Lógicamente se debe comenzar con pequeños encadenamientos (sólo dos comportamientos sencillos), para poco a poco ir incrementado la dificultad. El encadenamiento hacía atrás es la técnica empleada en habilidades complejas de perros de asistencia (por ejemplo abrir un cajón para traer un pañuelo) y también en actividades deportivas como la Obediencia.

¿Otra vez el principio de Premack?
Así es, al encadenar los diferentes comportamientos, se refuerzan a sí mismos porque el último comportamiento es el que obtendrá el mayor refuerzo ¿recuerdas aquello de «para obtener lo que quiero, tengo que hacer algo que no me gusta especialmente, o que simplemente es neutro…»? Pues  es el principio de Premack, sobre el que se basa el encadenamiento hacia atrás en el adiestramiento. Lo cierto es que se trata de un concepto bastante abstracto, así que nada mejor que ver un vídeo con un ejemplo práctico para mostrarlo…:

En el encadenamiento hacia atrás, el último comportamiento del perro es el que conlleva el refuerzo, el resto son sólo parte del «camino»

Si queremos que nuestro perro recoja los juguetes, la acción final sería: señal de recoger juguetes, el perro va a por ellos, los coge, se desplaza a la cesta y los deja. Si intentáramos enseñar esa secuencia sería muy sencillo indicar al perro que fuera a por el juguete, pero ¿cómo le indicamos que debe ir a la cesta a depositarlo? Tal vez persiguiéndole con la cesta y «cazando» el comportamiento con el clicker lo consigamos (o sobreguiando al perro, ver segundo vídeo), pero no parece lo más eficiente. Sin embargo, si lo primero que le enseñamos es el final (dejar el juguete en la cesta) y vamos hacia atrás (el juguete se aleja de la cesta pero el refuerzo llega cuando se recoge y deposita en ella), el perro se ve obligado a pensar, a solucionar la situación y… Voila! Hemos encadenado hacia atrás varios comportamientos de una forma muy sencilla y rápida en la secuencia que deseábamos. Añadiendo distancia y una señal ya habremos enseñado a nuestro perro a recoger sus juguetes.

Vídeo de encadenamiento hacia atrás (primeras sesiones) «coge la pelota y suéltala en la cesta»:

En este otro vídeo se utiliza el camino directo. Se encadenan comportamientos en el orden final, pero se sobreguía al perro continuamente. El perro no soluciona ningún problema, se limita a obedecer para conseguir el refuerzo. No es encadenamiento hacia atrás:

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

Tu tienda de Mondioring, IGP y trabajo canino

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook