Detección de displasia de cadera en labrador retriever

Con sólo semanas de vida

La predisposición genética a padecer displasia de cadera ya se puede conocer a las pocas semanas de edad en el labrador retriever.

Los cachorros de labrador retriever (una de las razas más afectadas por la displasia de cadera) ya pueden ser controlados a las pocas semanas de vida y conocer su predisposición genética a desarrollar displasia de cadera, mucho antes de mostrar los primeros signos radiológicos.

Cómo «funciona» Dysgen
Dysgen es un ADN chip que a partir de un simple análisis de sangre evalúa la predisposición genética del perro a desarrollar displasia de cadera. Según los resultados, se dividen en: predisposición mínima (3 %), predisposición baja (16 %, se recomienda evaluación a las 16 semanas con Pennhip y estudio radiológico de cadera a los seis meses de edad), predisposición media (45 %, mismos estudios que en el caso anterior, vigilancia por parte del veterinario) o predisposición alta (>67 % igual que los anteriores,control veterinario del dolor si existiera, en perros asintomáticos: seguimiento del perro a lo largo de su vida con revisiones bienales).

Gracias a la detección temprana de la predisposición genética a padecer displasia de cadera durante el desarrollo, los veterinarios traumatólogos pueden evaluar cada caso concreto para controlar las situaciones ambientales (entorno, ejercicio…), aportar suplementos (condroprotectores), paliar el dolor (anti-inflamatorios)  evitando en muchos casos el desarrollo de la enfermedad, o haciendo que sea más leve en el futuro.

Presentación de Dysgen (Bioibérica) en AMVAC 2012 (vídeo):

• Más información: Dysgen.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Artivet condroprotector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook