Adiestramiento… a mi perro se le «olvidan» algunas cosas

Y otras no (cuestión de refuerzos)

¿Por qué se le olvida a mi perro lo que ya había "aprendido"?

Es una pregunta que nos plantean con frecuencia ante las necesidades de obediencia más habituales (llamada, quieto, sienta…): «Mi perro venía a la llamada, se sentaba, sabía hacer bastantes cosas, pero se le ha olvidado».

¿O tal vez nunca lo «había aprendido»?
Con frecuencia pensamos que un determinado ejercicio, habilidad o comportamiento está «cerrado», cuando no es así. Un simple «sienta» ¿está asociado a la señal correcta? ¿el perro lo realiza siempre que se lo pedimos? ¿lo hace en cualquier situación y/o lugar? ¿se adelanta a la señal? Y lo más importante ¿realmente lo ha comprendido, o Ha automatizado la respuesta? Antes todo el mundo sabía de fútbol, en los tiempos de Renault de fútbol y Fórmula 1, ahora de fútbol, Fórmula 1 y adiestramiento… Y claro, se nota.

Resumiendo, si un perro «falla en lo ya aprendido«, en la mayoría de ocasiones tenemos que buscar una de estas causas:
1. La formación del comportamiento no fue suficiente, el ejercicio no estaba cerrado. Toca comenzar de nuevo.
2. No se ha generalizado (lo hace bien en el patio de casa, pero no ante distracciones). Hay que retomar el ejercicio y practicar en todas las situaciones posibles.
3. El perro está explorando los límites de hasta dónde puede no hacer caso. Posiblemente haya que cambiar/incrementar el refuerzo o aplicar refuerzo variable.
4.  En algún lugar (tal vez en su interior) existe un refuerzo superior que le impide realizar el comportamiento. Tenemos que conseguir ser más interesantes, más divertidos que cualquier otro estímulo (vínculo).
5. El comportamiento se ha extinguido.  Como en el punto 1, hay que empezar desde cero.

No vemos todo lo que sucede
Y es que a menos que nosotros también estemos «adiestrados» para observar-interpretar-actuar ante los diferentes condicionantes que suceden en la vida del perro, lo normal es que la mayoría de acontecimientos nos pasen desapercibidos. Un despiste que se convierte en refuerzo variable, una curva de extinción que aparece «de la nada» o un refuerzo «invisible» son a menudo las causas por las que a los perros «se les olvidan» algunas señales o comportamientos, y casi nunca nos damos cuenta.

Pero… ¿por qué otros no?
El refuerzo interno, el que al perro le satisfaga lo que hace por el mero hecho de hacerlo (no confundir con un refuerzo primario) es el principal culpable de que un determinado comportamiento quede fijado para siempre. Cuanto más antinatural sea lo que estamos enseñando a nuestro perro, más dedicación, trabajo de generalización y programas de refuerzo complejos deberemos aplicar. Y si algo de eso falla «se le olvidará», pero si lo hacemos bien, ese comportamiento será de los que se fijan para siempre.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Condroprotector Artivet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook