Lesiones en los perros de agility

Las lesiones son cada vez más frecuentes

Las lesiones en los perros de agility, cuáles son y cómo prevenirlas.Pasarela, empalizada y saltos son los obstáculos en los que se producen la mayoría de lesiones en los perros de agility.

El incremento en popularidad de la práctica del agility y otros deportes caninos (disc dog por ejemplo) conlleva a su vez más perros con lesiones -alguna muy serias- que en muchos casos se podrían haber evitado.

Acerca de las lesiones en los perros de agility
En España no existe ninguna estadística que contemple el número de lesiones que se producen, así que nos tenemos que orientar por impresiones particulares. Para acceder a datos fiables, tenemos que recurrir al estudio publicado en el año 2009 en EE.UU.: Sobre 1,627 perros controlados (el deporte era agility exclusivamente), el 33 por ciento padeció algún tipo de lesión, y de ellos el 58 por ciento se lesionó en una competición. La mayoría de los perros se lesionó al chocar contra algún obstáculo (dos tercios de los perros chocaron contra empalizada, pasarela o saltos), y la raza con más incidencia de problemas físicos fue el border collie (algo lógico por otra parte, al ser la raza con más presencia en las competiciones de agility). Ver resumen del estudio.

Este tipo de lesiones, que podríamos calificar en realidad como causadas por «accidentes», se podrían minimizar con nuevos diseños que resultaran más seguros, pero también con perros más entrenados, que fallaran menos (la responsabilidad siempre será del guía, no lo olvidemos, y en muchas ocasiones no viene por una mala condición física, sino por excitabilidad y mala gestión del estrés). Pero hay otras lesiones que no provienen de tales accidentes, sino que se producen por falta de entrenamiento físico. Entre ellas, la más frecuente se produce durante la caída (por ejemplo al finalizar un salto) y los hombros se llevan la peor parte (músculos -bíceps- y tendones, principalmente). Ver informe divulgativo veterinario. También la columna se encarga de absorber el impacto al caer de los obstáculos, aunque las lesiones son menos frecuentes.

La mala gestión del estrés es la causante principal de los choques, pero otras muchas de estas lesiones no se producirían si los perros estuvieran correctamente entrenados en el apartado físico

¿Cómo se debe preparar al perro de deporte -agility-?
Hemos apuntado a la mala gestión del estrés como causante principal de los choques, pero otras muchas de estas lesiones no se producirían si los perros estuvieran correctamente entrenados en el apartado físico. Los esfuerzos físicos provocan micro-roturas en las fibras musculares, que necesitan un tiempo para recuperarse, y lo mismo -o peor- sucede si no hay un calentamiento adecuado. Un plan de entrenamiento adecuado debería adecuarse a la «regla del 10 por ciento»: comenzar muy despacio, e ir incrementando la exigencia de forma gradual, pero nunca superior a un 10 por ciento más cada semana.

A la postre, el entrenamiento correcto es el que no se hace demasiado rápido, ni demasiado tiempo, ni demasiado intenso. Y siempre permaneciendo atentos a cualquier signo de dolor en el perro.

Condroprotector Artivet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook