Por qué fracasan las modificaciones de conducta

Casi nunca por los perros

¿Por qué fracasan las modificaciones de conducta? ¿Por los adiestradores, los protocolos empleados, los dueños, los perros...?¿Por qué fracasan las modificaciones de conducta?

En los círculos relacionados con el adiestramiento y la modificación de conductas hay una queja generalizada: «Pocos dueños se implican». Y es así, tal vez influidos por programas televisivos en los que los perros cambian sus comportamientos milagrosamente en minutos, o simplemente porque seguimos inmersos en la cultura de «lo quiero y lo quiero ya», lo cierto es que las modificaciones de conducta fracasan a menudo, y la responsabilidad no recae precisamente en los perros.

Las causas del fracaso
Malos «profesionales». Es quizás la causa más habitual de fracaso. Leer un par de libros y haber asistido a media docena de seminarios no forma a un profesional del perro. Para el profano no es sencillo diferenciar entre el maremágnum de anuncios y páginas web que ofrecen servicios de este tipo, y la laguna legal que existe sobre el adiestramiento civil no ayuda precisamente.

Alcanzar el diagnóstico correcto no es «qué le pasa al perro» (eso es fácil de apreciar) sino «¿por qué le pasa eso al perro?»

Diagnóstico equivocado. Pero ojo, alcanzar el diagnóstico correcto no es «qué le pasa al perro» (eso es fácil de apreciar) sino «¿por qué le pasa eso al perro?». Los conocimientos, la experiencia, la capacidad de observación y de síntesis… Nadie dijo que dedicarse a los perros fuera fácil.

Protocolos inadecuados. Es cierto que las técnicas antiguas basadas en el condicionamiento clásico y operante (premio-castigo) están superadas en la actualidad (al menos por la mayoría), pero «adiestramiento en positivo» (este término empieza a estar demasiado manido y sobrevalorado) no es sinónimo de efectividad. Y aparte del profesional del perro, nos encontramos con que hay técnicas con protocolos demasiado abiertos, otros demasiado inflexibles… al final las habilidades mecánicas y la teoría no son en absoluto complicadas, pero la capacidad analítica, resolutiva y de adaptación al perro son virtudes mucho más escasas en el mundo canino.

Y el papel de los dueños. Y llega el momento. Se identifica la causa, se aplica el protocolo correcto y se explica a los dueños del perro cuál es su papel. Se aportan unas pautas concretas (que incluyen a toda la familia, casi siempre cambiando hábitos) y se establece un plan para los siguientes días. ¿El resultado? Pues que en demasiadas ocasiones no se quiere seguir un camino que puede ser largo en términos humanos (semanas, meses…), y falta el ingrediente fundamental: el papel del humano que convive con el perro.

2 comentarios en “Por qué fracasan las modificaciones de conducta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook