Elegir perro es elegir compañero

Lo que deberías saber ANTES de tener un perro

Lo que deberías saber ANTES de tener un perro.

Por Inmaculada Marrero Naranjo.

¿Existe el perro ideal? La respuesta es que hay tantos perros «ideales» como personas, formas de vida y las expectativas que tenemos respecto al ser vivo que nos estamos planteando que forme parte de nuestra vida y con ello de nuestra familia.

Antes de hablar de nuestro perro “ideal” debemos saber que todos los perros tienen unas características que comparten, independientemente de su personalidad y de la forma de vida que queramos que comparta con nosotros: tienen que pasear tres veces diarias, cuando son adultos dependiendo del perro podemos reducirlas a dos, pero este paseo no es solo para hacer sus deposiciones, esto es lo de menos, también  necesitan hacer ejercicio, ver cosas nuevas y relacionarse con sus congéneres.

Cuidado, porque tu nuevo compañero de viaje aprende las 24 horas del día no solo cuando queremos enseñarle, así que intente no reforzar conductas no deseadas. Ladran, necesitan atención veterinaria básica y complicaciones que pudieran surgir (enfermedades, alergias, enfermedades congénitas, etcétera), necesita una alimentación adecuada, si nos vamos de vacaciones o nos llevamos al perrito con nosotros y seguimos atendiendo sus necesidades o lo dejamos  con un amigo o en un albergue, pero este cambio o cualquier otro puede afectar a su psique, ya que los mamíferos en general necesitan tener predictibilidad en sus vidas, lo contrario les genera ansiedad y miedo, las rutinas son muy importantes.

Por otra parte tu perro te hará mucha compañía y difícilmente se sentirá solo teniéndote a su lado, sus amistades aumentarán ya que los propietarios de perros se relacionan con mucha facilidad con otros propietarios, seguramente tendrá un despertador infalible y una mantita incorporada para las noches frías a la luz de su hogar.

Si a pesar de leer esto, estás decidido a incorporar un nuevo miembro es importante que tengas en cuenta determinados factores antes de adquirirlo o adoptarlo para que la simbiosis con tu nuevo compañero sea la mejor posible:

● ¿Dónde lo encuentro?
No existe el lugar perfecto, pero desde el punto de vista del comportamiento determinados factores son muy influyentes.

Las tiendas de animales no suelen ser muy aconsejables (suelen separar al cachorro de su madre demasiado pronto y suelen recluirlos en un lugar muy pequeños aislados; si pasan demasiado tiempo en el cubículo podría afectar a su posterior desarrollo). En una protectora o albergue, existen muchos perros buenos pero es importante que tengamos en cuenta que muchos de estos animales pueden ser abandonados por problemas de comportamiento o que el cambio les puede haber afectado, aunque seguramente tendremos la oportunidad de observarlo el tiempo que queramos y eso podría ayudarnos aunque sin certezas (los cambios de ambiente son importantes, no creas que por ver a un perro 3 días ya lo conoces).

En un criador: si el criador ha hecho una cría adecuada y una socialización correcta éste sería el mejor lugar desde el punto de vista etológico para adquirirlo, pero vigile las instalaciones y compruebe si realmente estos cachorros se han criado en familia o en una perrera aislados, ya que si no es así, podríamos estar en condiciones parecidas  a las anteriores descritas.

También podríamos adquirirlo de un particular, si el particular es una persona responsable y tiene conocimientos básicos de cría y ha sido asesorado por su veterinario sería otra opción parecida a la del criador.

Al final, aunque teóricamente según los estudios el criador o el particular serían las opciones ideales, existen otros factores que pueden influir y no tenemos por qué rechazar otras opciones.

Lo que deberías saber ANTES de tener un perro.

● ¿Qúe raza escojo?
Si queremos un perro de raza, según ésta, deberemos tener en cuenta factores como:
Nivel de actividad, conducta exploratoria (morder, oler), ladrido, compañía, trabajo, pastoreo, posibles enfermedades hereditarias (consulte al criador o a su veterinario), reactividad, etcétera.

El nivel de actividad, su conducta exploratoria, el ladrido y reactividad ante estímulos suelen ser factores importantes para los futuros propietarios a la hora de elegir un perro que forme parte de su vida diaria.

Los labradores, fox terrier, Schnauzer miniatura, pointer, dálmatas  son perros muy activos, no adecuados para personas muy ocupadas o con un nivel de actividad bajo.

Los labradores y golden retriever  suelen tener una conducta exploratoria muy intensa, sobretodo de jóvenes, tenlo en cuenta porque algún mueble terminará cayendo en sus fauces por más que lo intentes evitar, y deberás proporcionarle una estimulación de este tipo mucho mayor que a otros tipos de perros (Kongs, huesos, ejercicios mentales, etcétera).

Los beagles suelen tener un ladrido muy fuerte y profundo y una actividad exploratoria enorme, ¡son sabuesos!

Los perros pastores (pastor alemán, pastor belga… son más reactivos, por lo tanto tenderán a ladrar más y a reaccionar ante cualquier novedad o sonido que aparezca si no están habituados.

● ¿A qué edad?
La edad ideal sería a las 8 semanas de edad del cachorro, así podría influir en su carácter y sería más fácil adaptarse a su nuevo ambiente.

● ¿Vivo en el campo o en la ciudad?
No parece ser un factor de importancia pero la tiene y mucha, si vives en el campo y tu perro apenas visita la ciudad no esperes un comportamiento ejemplar del perro cuando se traslade a la misma, ponte en su lugar, si hubieras vivido toda su vida en la montaña, durante su infancia y adolescencia hasta llegar a la madurez y un día decides dar un paseo puntual a la ciudad y no pudiera explicarte nadie qué es ese nuevo mundo ¿cómo crees que reaccionarías?

Si vives en el campo y tu perro visitará la ciudad, llévalo a  la misma desde edades tempranas (antes de los 3 meses, si las vacunas no han acabado bastará que lo cojas en brazos).

Lo que deberías saber ANTES de tener un perro.

● Tiempo extra en el primer año de vida del perro
Necesitarás redoblar y tener más tiempo durante el primer año de vida del perro para contribuir a su equilibrio y a su madurez social.
Hasta que el perro cumpla los 3 meses aproximadamente será importante que el perrito vea todas las cosas nuevas que se encontrará en su vida, ya que las estructuras del miedo aún no están del todo desarrolladas y el perro está más predispuesto a no asustarse y explorar el mundo; prevendremos así posible miedos intensos o agresividades posteriores.

Deberás sacarlo a la calle más de lo habitual para que aprenda a hacer sus necesidades fuera (un perrito no puede controlar bien sus esfínteres hasta los 5 meses de edad y en las hembras es un poquito más), estimularlo y que haga ejercicio, no forzarlo es fundamental. También enseñarle a controlarse y a que se quede solo.

Si quieres tener un perro que pueda acompañarte a todos los lados y prevenir posibles futuros problemas te aconsejo que al contrario de lo que puedas pensar los primeros meses de la vida del perro son fundamentales. Asistir a las clases de cachorros en tu ciudad puede realmente hacer de tu compañero un auténtico miembro de su familia si continúas después con lo que los profesionales te aconsejaron… Recuerda,  tu perro aprende las 24 horas del día.

● Temperamento del perro
No es fácil saber la personalidad básica del perro ni cómo será su desarrollo posterior.

Pero miedos excesivos, reactividades muy altas y un perro que apenas puede controlarse lo más mínimo puede ser un perrito que pueda dar problemas importantes en el futuro… Aunque como en todo, si trabajas a este perro también puede llegar a ser su perro tan ideal como otro perro que no muestre tales comportamientos, es más, el perro que no los muestra si no se trabaja podría llegar a mostrarlos.

Así que dependerá sobretodo de ti, que tu perro sea un auténtico compañero de familia.

Considero importante reseñar que una parte del miedo se hereda y esto está muy bien documentado, si  tienes un perro miedoso (todos lo somos en cierta medida ya que el miedo es un rasgo adaptativo, y muy necesario para la supervivencia), una parte de este miedo no se irá pero si habrá una parte aprendida por experiencias previas y sobre éste sí podemos trabajar.

● ¿Macho o hembra?
Los machos suelen ser más activos, tienen más tendencia a la agresividad, a vagabundear, a montar, a marcar y suelen costar más de adiestrar.

Las hembras suelen ser más cariñosas y mostrar menos comportamientos agresivos.

El miedo no depende del sexo.

● Estrés perinatal (ver nota al pie)
Un mal manejo en las edades muy tempranas del cachorro, un destete prematuro, estrés de la madre en la gestación puede generar dificultades graves en nuestro compañero, yo lo identificaría como el factor más importante de todos.

El estrés perinatal  genera dificultades en el aprendizaje, serán perros que tienen mayor labilidad emocional y son muy sensibles al estrés en la etapa adulta.

● Tamaño del perro
Al contrario de lo que cree mucha gente, los perros pequeños suelen ser mucho más nerviosos, ladradores y más reactivos que los grandes.

¿Vives en un apartamento pequeño? Esto es menos importante de lo que se piensa, si quieres un perro mediano, grande, si le das suficiente ejercicio y estimulación ambiental, este hecho no tendría por qué ser un problema…Todo dentro de una lógica, no cojas un gran danés si tu apartamento es de 40 metros cuadrados.

Los perros grandes suelen  tranquilizarse mejor y ladrar menos.

● ¿Cachorro o adulto?
Si eliges un perro adulto se ahorrará la época tan importante de la vida de su perro, sobretodo  el primer año, y no tendrás que dedicar tanto tiempo a su educación, por otra parte no podrás influir en su carácter,solamente adiestrarlo y controlar los comportamientos no deseables… pero su temperamento de base estará totalmente formado.

Si una vez leído esto, te has decidido a adquirir un perro ¡adelante¡ disfruta con tu nuevo compañero por muchos años, y mucho mejor si un especialista en comportamiento te aconseja de primera mano en su adquisición y posterior educación.

Nota: Perinatal es tiempo previo y posterior al  nacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook