Displasia de cadera en perros y sobrepeso

El peso del cachorro es un factor determinante

Displasia de cadera en perros y sobrepeso: El peso del cachorro es un factor determinante.

El porqué del desarrollo de la displasia en los perros sigue sin conocerse en su totalidad. La transmisión de padres a hijos está contrastada (pero es una enfermedad poligénica), sin embargo, existe un porcentaje de cachorros que desarrollarán displasia de cadera incluso si sus padres y abuelos están sanos y «libres» de displasia.

El peso como factor de riesgo
Para comprender mejor el dato que se refleja a continuación, es importante recordar que los cachorros nacen sin displasia, y que la enfermedad se manifiesta durante el desarrollo esquelético. Por este motivo las placas preventivas se realizan entre los 3 y 6 meses de edad (dependiendo de si es PennHip o tradicional), y la placa definitiva no se puede realizar hasta el año de edad.

La Universidad de Davis desarrolló un estudio que aporta mucha luz sobre el desarrollo de la displasia de cadera en cachorros en relación con su alimentación: Los cachorros de ocho semanas de edad a los que se les disminuye la cantidad de comida en una cuarta parte de la cantidad recomendada, tienen un 46 por ciento menos de posibilidades de desarrollar displasia de cadera durante el crecimiento. Si a un peso controlado añadimos el resto de cuidados elementales durante la etapa de cachorrro: evitar juegos y ejercicios bruscos, suelos resbaladizos, aportar condroprotectores si hay riesgo… las posibilidades de enfermedad disminuirán aún más.

La displasia de cadera no se puede prevenir en la totalidad de los cachorros, pero en la actualidad ya hay suficientes datos para evitar muchos de los casos que se presentarán poco después, durante la juventud del perro. Y esto es especialmente importante en razas (o perros mestizos) con un crecimiento rápido. Labradores, rottweilers, pastores alemanes que son cachorros delgaditos tienen muchas más posibilidades de ser adultos sanos y con un correcto desarrollo físico. Y en los perros adultos, mantener un peso idóneo es evitar sufrimientos innecesarios de las articulaciones, con más razón aún en perros «mayores» (edades superiores a los 7-8 años de edad)

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Condroprotector Artivet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook