El ejercicio en los cachorros

En su justa medida

El ejercicio en los cachorros... mejor en su justa medida. Vídeo de propiocepción en cachorros.

Nos encanta el deporte con perros, ¡cualquier deporte! De alguna forma en los deportes caninos nos encontramos con ese vínculo humano-perro que se pierde en la sociedad moderna. El perro es importante, pasa de ser una «mascota» a un compañero con el que formamos equipo… Pero el deporte es peligroso si no se adapta el entrenamiento al perro, a su forma física y a su edad.

Cuándo empezar a entrenar con los perros
Durante el desarrollo del cachorro los huesos no son lo suficientemente resistentes, los músculos no tienen la fortaleza necesaria, y los ligamentos se están formando adaptándose a unos músculos y cartílagos que crecen constantemente.

En el plano físico, los cachorros no deberían hacer nada que no fuera «ser cachorro», al menos, hasta los seis meses de edad. Los ejercicios bruscos (jugar con discos volando, saltos de agility), con demasiado esfuerzo (arnés de tiro) o exigentes (habilidades caninas en las que intervienen articulaciones, cadera…) deberían estar terminantemente prohibidos en los cachorros.

En su lugar podemos jugar perfectamente con discos que ruedan por el suelo a baja velocidad (no hay saltos), o practicar infinidad de habilidades caninas no exigentes. Es más, aunque hay quien valora más los ejercicios físicos espectaculares, lo cierto es que las mejores habilidades caninas nacen de la mente del perro, de su autocontrol y de su capacidad para gestionar su propio cuerpo. Y todo eso sí que lo podemos practicar con un cachorro, adaptado a su edad, claro.

5 ejercicios «prohibidos» en cachorros (o que deberían estarlo)
1. Discos, frisbee… volando. Mejor rodando por el suelo.
2. Saltos, vallas…
3. Habilidades como «el oso» (saludar con las patas delanteras en el aire).
4. Juegos intensos (algo tan simple como una pelota lanzada).
5. Paseos en los que nosotros vamos en bicicleta.

Y 5 ejercicios perfectos para cachorros
1. Jugar con cachorros de su edad y tamaño similar, mejor ¡a diario!
2. Nadar unos minutos.
3. Buscar juguetes o «premios» escondidos en el jardín (juegos de olfato).
4. Propiocepción con cajas, escaleras tumbadas, balones desinflados…
5. Autocontrol.

Y ya llegará el momento de debutar en la pista de agility, en el ring o volar tras un disco. Ahora es sólo un cachorro con todo su cuerpo adaptándose a un crecimiento brutal (entre los dos y los seis meses, muchas razas multiplican cuatro o cinco su peso).

Vídeo de ejercicios de propiocepción para cachorros…:

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook