Vacaciones con perros, 10 claves

Guía práctica para una Semana Santa perruna

Vacaciones con #perros, 10 claves. Guía práctica para una Semana Santa perruna.

1. En el coche. Siempre mejor en transportín, pero existen otras alternativas que hemos tratado en este artículo sobre “Cómo viajar con perros“. Si se marea… Para los perros que se marean hay pocos remedios: salir de viaje con el perro cansado, y por supuesto sin beber ni comer desde unas horas antes. Medicamentos como Cerenia (muy caro pero efectivo) pueden ser útiles si el veterinario los considera apropiados.

2. Paradas durante el viaje. Viajar con perro es la excusa perfecta para cumplir con eso que tanto nos recuerda la DGT: cada dos horas una parada. Seguro que hay alguna carretera que nos lleva a una zona tranquila en la que los perros puedan pegarse unas carreras.

3. Equipaje perruno. Su colchoneta o cama (imprescindible), y media docena de juguetes (sus preferidos, claro) son garantía de una mejor adaptación al destino.

4. Comida. La misma ¿por qué habría que cambiar? Ante la duda, mejor si nos la llevamos desde casa, no sea que en el destino sea difícil de encontrar.

5. Documentación. Se olvida con frecuencia, pero ojo, las cartillas/pasaportes (también seguro si es un PPP) deben acompañar al perro en los viajes siempre. Una cosa es estar a cinco minutos de casa, y otra a 400 kilómetros. Y si estás en la playa… cuidado con las ordenanzas municipales y los perros, probablemente sean non gratos.

6. Rutina. A los perros les gusta la rutina, y por eso intentaremos seguir el ritmo que durante el resto del año. Vale, a lo mejor podemos remolonear media hora más en la cama, pero los horarios deben ser al menos “parecidos”.

7. Precauciones. Primavera, tal vez la primera vez que vamos al campo este año… parásitos. Asegúrate de llevar a tu perr@ protegido, collares, pipetas o los productos que se usen.

8. Agenda. Mejor si no lo necesitamos, pero los teléfonos y direcciones de los veterinarios de urgencias de la zona que visitemos deben acompañarnos siempre.

9. Cuidado con el coche. 15 ó 18 grados tal vez no parezcan demasiados, pero dentro de un coche son demasiados. Aunque el ambiente no sea muy caluroso, el golpe de calor siempre es un peligro que debemos tener presente. Dejar el perro en el coche para comprar el periódico tiene un pase… para comer en un restaurante es una irresponsabilidad.

10. Y disfruta. ¡Recuerda que el perro es uno más de la familia, prepara algo especial para ell@s!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook