Miedo y estrés en perros ¿podemos «consolarlos»?

¿Se puede reforzar o mitigar la reactividad en perros?

"Efecto refugio" Solo con nuestra presencia... ¿Podemos reforzar o amortiguar la reactividad en perros?

«Miedo»: Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. Que los perros sienten miedo es algo que no admite duda, sin embargo, sí se dan discrepancias acerca del papel del humano en relación al perro. Si un perro tiene miedo a algo y le consolamos.. ¿estamos reforzando ese miedo?

Y viceversa, si ignoramos ese miedo ¿estamos dando la información al perro de que ese estímulo que desencadena el miedo carece de importancia?

En definitiva ¿estamos aplicando métodos antropomórficos y nos equivocamos en nuestra comunicación con los perros, nuestra simple presencia «sirve» de algo al perro? La respuesta a continuación.

«Efecto seguridad», Comportamiento y respuesta de la frecuencia cardíaca a los estímulos sociales estresantes en los perros
Es un estudio de Márta Gácsi, Katalin Maros, Sofie Sernkvist, Tamás Faragó y Ádám Miklósi en el que se analizó la respuestas de los perros ante una amenaza en presencia se su referente humano (propietario) o en su ausencia.

Los efectos de disponer de un refugio seguro son características centrales de la teoría del apego humano. Recientemente se han demostrados evidencias concluyentes de comportamientos de apego en los perros similares a los de los humanos, sin embargo, el papel del propietario/guía como proveedor de seguridad en situaciones de peligro no ha sido comprobado.

Se investigó la relación entre la respuesta de comportamiento y frecuencia cardíaca en perros (30 perros) mientras que se acercaba un extraño amenazant con los perros separados (solos), y en  presencia del propietario.

Se realizaron mediciones no invasivas de la frecuencia cardíaca (FC) y la variabilidad del ritmo cardíaco (HRV)  durante las aproximaciones amenazantes del extraño, y fueron comparadas con los periodos anteriores y posteriores a los encuentros.

Los perros que mostraban angustia y vocalización durante la separación (N = 18) y que gruñían o ladraban a los extraños durante la aproximación amenazante (N = 17)  fueron definidos como conductualmente reactivos. Mientras que las vocalizaciones características de estrés fueron emitidas durante la separación, la ausencia del dueño no tuvo efecto sobre la FC media de los perros, pero aumentó significativamente la VFC.

«Los propietarios pueden proporcionar un efecto amortiguador contra el estrés en los perros»

El enfoque amenazante aumentó la FC media de los perros, con un descenso paralelo en el HRV, particularmente en perros que eran conductualmente reactivos al encuentro. Es importante destacar que el incremento de la FC fue significativamente menor cuando los perros se enfrentaron al extraño en presencia del propietario.

Por otra parte, si el perro se encontró con el primer desconocido con o sin su dueño, también fue importante: el aumento de recursos humanos asociada con el encuentro en la separación parecía atenuarse en los perros que se enfrentan al extranjero por primera vez en presencia de su dueño.

Estos datos proporcionan evidencias de un efecto en los perros análogo al del «refugio de los humanos» en relación a sus propietarios en una situación potencialmente peligrosa. De manera similar a los padres con los niños, los propietarios pueden proporcionar un efecto amortiguador contra el estrés en los perros, que incluso puede reducir el efecto de un encuentro posterior con los mismos estímulos amenazantes presentados más tarde, cuando el propietario no está presente.

6 comentarios en “Miedo y estrés en perros ¿podemos «consolarlos»?

  1. Ojo que los resultados del estudio se refieren a la variable presencia/ausencia del propietario, no a «consolarlos».

    He revisado el artículo completo y, a pesar de que permiten a los propietarios de los perros interaccionar con ellos con libertad, el tipo de interacción (tranquilizar físicamente, hablarle en tono suave, poner una mano en contacto con el animal o simplemente no hacer nada) no se contempla en el estudio, ni se define ni se categoriza, por lo que únicamente actúa de fuente de variabilidad (disminuyendo la claridad del contraste).

    Por ello lo único que puede concluirse del estudio es que la presencia del propietario actúa como «tampón emocional» en el sentido de que la activación fisiológica ante el miedo es algo menor. Pero no puede concluirse nada sobre el tipo de interacción más correcta que debe mostrar el propietario.

    Por otro lado, habría sido interesante valorar también la concentración de cortisol además de la frecuencia cardíaca y la variabilidad del ritmo cardiaco para estudiar la influencia de la presencia del propietario en cuanto al estrés canino en estas situaciones.

  2. Hola a todos: Amigos el artículo es muy interesante, dentro del ámbito científico, una investigación debe mantener el control de las variables, y el estudio puede ir analizando gradualmente diferentes variables; creo que medir el cortisol sería una parte complementaria y motivo de otro estudio que se puede correlacionar estadísticamente; el valorar parte por parte es lo que hace confiable los resultados; además que el cortisol puede ser resultado del estrés acumulado por mucho tiempo, a diferencia de las frecuencias cardiaca respiratoria que se valoran al instante del manejo. Hacer investigación científica es algo que se apega al método científico, no se trata de hacer solo especulación. por otro lado los científicos autores del artículo son verdaderos investigadores internacionales. Reciban un cordial saludo.

  3. Los datos son bastante misleading. Como dicen más arriba, lo único que dice es que si la presencia o ausencia del dueño mitiga la reacción del perro, y poco tiene que ver con «consolar» o no al perro y sus efectos a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook