Perros detectores, la alimentación influye

Mejor más grasas…
y menos proteínas

Perros detectores, la alimentación influye: Mejor más grasas y menos proteínas.

En contra de lo que se creía hasta ahora, el grupo de estudio encontró que menos proteínas y más grasas en la dieta de los perros detectores ayudaron a mejorar sus prestaciones en pruebas de esfuerzo y detección. Durante un período de 18 meses, se evaluaron 17 perros con tres dietas diferentes: una dieta de alto rendimiento de gama alta (alta en proteínas), comida estándar de perro adulto, y comida estándar de perro adulto enriquecida con aceite de maíz. La medición de cómo las dietas afectaron a los perros,, encontró que los perros que comieron la dieta normal mejorada con aceite de maíz volvieron a temperaturas normales del cuerpo más rápidamente después del ejercicio, y fueron más capaces de detectar explosivos (pólvora sin humo, nitrato de amonio y TNT).

¿Tanto puede influir la dieta?
Esta dieta, dicen los investigadores, parece ayudar a los perros a regresar a temperaturas corporales más bajas después del ejercicio, lo que reduce el jadeo y, por tanto, mejora la inhalación. Los hallazgos podrían cambiar la forma en la que se alimenta a los perros detectores y aumentar sus capacidades de detección, dice Joseph Wakshlag, profesor asociado de estudios clínicos y jefe de la nutrición en la universidad de Cornell de Medicina Veterinaria. Wakshlag, que colaboró ​​con investigadores de la Universidad de Auburn, presentó los resultados en la Cumbre Companion Animal Nutrition en Atlanta, 22-24 de marzo.

«Un perro de trineo o un galgo puede necesitar más proteína para cumplir su cometido. Pero los perros de detección tienden a trabajar en tramos más cortos y necesitan recuperarse rápidamente y olfatear bien. Para ello, menos proteína y más grasa puede ayudar»

El estudio, financiado con una donación de 1 millón de dólares por el Departamento de Justicia de EE.UU., también encontró que los perros detectores de explosivos son más fiables de lo que se pensaba. «Estudios anteriores en otras instalaciones, habían sugerido que la eficacia de los perros para la detección de sustancias sospechosas es de alrededor del 70 por ciento», dijo Wakshlag. «Las cifras más bajas pueden deberse a estudiar los defectos de diseño que nuestro nuevo estudio superó. Los perros probados en la nueva instalación dieron como mínimo una precisión de un 90 por ciento. Asimismo, se encontró que podemos mejorar aún más en detección con el tipo adecuado de alimentación».

• Fuente: Cornell University (2013). More fat, less protein improves canine olfactory abilities.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook