Mi perro muerde… Pero ¿»mucho» o «poco»?

La forma de morder es importante para la valoración etológica

Mi perro muerde... La forma de morder del perro es importante para una valoración etológica correcta.

Que un perro muerda (mal llamado «agresividad») es quizás el mayor problema al que nos enfrentamos los dueños de perros. Cualquier perro (sí, cualquiera) puede morder en un momento determinado, bien por defensa de recursos, miedo, dolor…

Pero el tipo de mordedura es una variable muy importante para valorar el comportamiento del perro mordedor y su rehabilitación.

Dos clasificaciones de tipos de mordeduras

Hay bastantes más, pero la escala de gravedad en mordeduras perro/hombre desarrollada por James O´Heare es quizás las más admitida:

Nivel 1: El perro gruñe enseñando los dientes, ladra y lanza dentelladas sin llegar a establecerse contacto físico.

Nivel 2: El perro muerde una única vez sin llegar a hacer herida. Lo que popularmente llamamos «pellizco».

Nivel 3: También muerde una única vez y llega a producirse alguna punción pero con poca potencia de mordida (la profundidad es inferior menos de la mitad de un colmillo).

Nivel 4: Igual que la anterior, pero con más potencia de mordida, lo que implica más profundidad en las heridas (superior a la mitad de los colmillos).

Nivel 5: Muerde varias veces, con potencia de mordida importante sacudiendo la cabeza.

Nivel 6: En este nivel, el más grave, el perro llega a matar a la víctima o a causar heridas muy graves.

Otra escala de valoración la ha desarrollado la prestigiosa especialista en modificación de conductas Sophia Yin. Aunque menos conocida y casi idéntica, esta escala es quizás más completa y concreta (niveles 3A y 3B) que la de James O´Heare.

Nivel 1: El perro gruñe, ladra, lanza dentelladas pero no estableces contacto con la víctima (este nivel es similar al de la primera escala).

Nivel 2: Lo denomina mordisco inhibido. Se estableces contacto, pero no hay heridas (también igual que el nivel 2 de la primera escala).

Nivel 3A. Muerde una única vez, con poca presión. Heridas leves.

Nivel 3B: La misma mordida leve (poca presión) pero múltiples veces.

Nivel 4: El perro muerde una única vez, pero con más presión de mordida. Causa heridas más graves.

Nivel 5. Mútiples mordiscos y con presión de mordida importante. Lesiones graves. Sophia Yin puntualiza que los perros que alcanzan este nivel 5 suelen tener antecedentes en los niveles 3 y 4.

Nivel 6. El perro causa la muerte de la victima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook