«Señal envenenada», es hora de cambiar de palabra

La Señal envenenada: Cuanto tu perro no te hace caso…

Cuanto tu #perro no te hace caso...: "Señal envenenada", es hora de cambiar de palabra. ¿Podemos enseñar a un oso a que se deje limpiar los dientes solo con un gesto? (vídeo).

Hay ejemplos muy claros en el día a día de todos los que tenemos perros, aunque en ocasiones sean diferentes: hay perros a los que no les gusta el baño, o el cepillado, o volver junto a su dueño. Todos los casos son malas asociaciones y, claro, la señal que las precede lo único que hace es adelantar algo malo. Es una Señal envenenada… ¡Normal que no nos hagan ni caso!

Es hora de cambiar la palabra
«Mi perro no me hace caso«, pero es algo normal. En realidad lo raro es que nos hagan caso en algún momento. Pero en ocasiones lo hacemos lo suficientemente bien como para conseguirlo, lo malo es que a veces les fallamos: la señal que utilizamos para conseguir un comportamiento, conlleva algo desagradable (aunque para nosotros no lo sea). Si engañamos a nuestro perro para que acuda al baño, a cortarles las uñas o simplemente para dejar a sus amigos de parque, le estamos engañando. Estamos fallando en nuestro compromiso para con ellos. Pero también puede ser que simplemente seamos unos sosainas, que a nuestros perros se les «olviden» las cosas

La señal puede estar envenenada por completo y no ser recuperable, pero también puede ser que simplemente un cambio de volumen o de entonación surta un efecto asombroso. ¡Los perros son especialistas en notar el enfado humano!

Así que el primer paso es positivizar la situación. Cortar las uñas puede convertirse en algo agradable, y volver con nosotros también (si sabemos jugar con ellos, claro). Después sólo hay que añadir la nueva señal, que no se confunda con la anterior que teníamos «envenenada», claro.

¿Qué tal como ejemplo enseñar un target a un oso mediante una señal gestual y el clicker que permita que la cuidadora le cepille los dientes? Si esto es posible -que lo es- nosotros (mas torpes que la cuidadora del vídeo- y nuestros perros -más listos y colaboradores que el oso- deberíamos ser capaces.

Y no cometas otra vez el mismo error…
Claro, ahora que tienes una nueva señal para sustituir a la Señal envenenada, que se supone que es más o menos neutra, es imprescindible no cometer de nuevo el mismo error anterior. El caso del dueño que llega al parque,suelta a su perro y lo llama solo para volver a atarlo es el más claro. Recuerda, primero positiviza las situaciones, o si no… la nueva señal se «envenenará» en apenas unas pocas repeticiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook