Enfermedades hereditarias en los perros

Eliminar las enfermedades hereditarias es responsabilidad de todos

Eliminar las enfermedades hereditarias en los #perros es responsabilidad de todos. #Veterinaria.

Asistir a una reunión de aficionados a los perros se ha convertido en un tratado de veterinaria. Enfermedades como la displasia están en boca de todos y cada vez son más las razas que se ven afectadas.

Las razas con más problemas
En realidad hay pocas razas que gocen de buena salud en sus genes. Sí es cierto que determinadas líneas de sangre desarrollarán menos problemas en el futuro, pero un labrados con displasia no es noticia, un dobermann con cardiomiopatía dilatada tampoco, que un bulldog francés no pueda respirar con 25 grados se considera «normal» o que un porcentaje de dálmtas sean sordos de nacimiento… Sin embargo, la displasia en razas como el perro de aguas o el border collie se ha multiplicado y no son razas precisamente «grandes».

¿Qué podemos hacer para luchar contra las enfermedades hereditarias?

Las enfermedades hereditarias de los perros se pueden erradicar -o al menos minimizar su incidencia- sólo hace falta que exista voluntad por parte de los organismos competentes para ponerse manos a la obra y poner coto a la cría sin control. Los clubes por sí solos no pueden atajar un problema tan grave y extendido

Estamos hablando de perros de raza, por lo tanto inscritos en el Libro de Orígenes Español. Debería ser por tanto responsabilidad de la Real Sociedad Canina de España velar por la salud de las razas que representan e implantar una serie de medidas:

• Los perros destinados a reproducción deberían disponer de certificados veterinarios homologados que garantizaran su idoneidad como reproductores.

• Es más, si las exposiciones caninas tienen como finalidad principal velar por la mejora de las razas caninas y el respeto por el estándar, los perros inscritos en Clase Abierta deberían disponer de esos mismos certificados, o al menos que se exigieran antes de adjudicar los diferentes campeonatos.

• No se deberían admitir inscripciones de camadas si los padres no disponen de esos certificados.

• No se deberían admitir tampoco inscripciones en el LOE por parte de particulares no dispongan de los mismos certificados veterinarios.

• Para evitar la picaresca… ¿Qué tal crear una base de datos en la que los veterinarios reflejen los problemas de salud hereditarios o de transmisión genética de los perros que tratan? Cruzar esos datos con la Canina es muy sencillo técnicamente gracias a la identificación por microchip (todos los perros tienen un código único que los identifica).

• Pero muchos perros son importados (la mayoría provenientes de granjas de cachorros ubicadas en países del Este). Prohibir la venta de perros en tiendas solucionaría gran parte del problema, y también evitaría las compras por impulso.

Éstas son solo un puñado de ideas, pero existen otras muchas más ¿tienes más ideas para luchar contra las enfermedades hereditarias de los perros?

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Un comentario en “Enfermedades hereditarias en los perros

  1. Escribí un capitulo en mi libro relacionado a este tema… básicamente, el problema es que las Federaciones Cinológicas que llevan registros de origen de los perros están más preocupados en recaudar dinero (denuncias de servicio, denuncia de nacimiento, inscripción de lechigada, registros de transferencia, etc.) que en ponerse a trabajar de forma seria para una real mejora sanitaria en los pools genéticos de las razas.

    Ellos saben perfectamente que si pidieran a los criadores análisis de ADN de los reproductores, certificaciones veterinarias etc, muy pocos cumplirían tales requisitos; por añadidura, la recaudación bajaría drásticamente, es decir, lamentablemente “prefieren seguir recaudando dinero en detrimento de la salud de los perros”.

    Luego, tiene que haber otra parte para que esto ocurra, “es grande la ignorancia (al menos mayoritaria) de las personas que compran un perro de raza”. No conocen las enfermedades congénitas afines al ejemplar de raza que están por adquirir y compran a cualquier criador o persona (algunos de ellos inescrupulosos, otros ignorantes) que ofrece perros. Claro, luego, si el perro es portador de una enfermedad hereditaria tienen que ver como ese ser sufre y se deteriora, pero parece que se ha llegado al siniestro punto de asimilar y ver como algo normal que un perro tenga una enfermedad hereditaria.

    Entonces, frente a tanta ignorancia de los futuros compradores de un perro de raza, sumado a criadores que venden perros con problemas hereditarios más las Federaciones Cinológicas quienes “miran a un costado” y no intervienen estableciendo un mecanismo de control apropiado para que el “negocio” no se caiga… pocas posibilidades de mejora habrá en la salud de los perros.

    La preservación de un pool genético sano hoy está en manos de unos pocos criadores realmente serios quienes no ven a los perros como “un negocio”, sino como una forma de vida y trabajan permanente para lograr “reales mejoras para la raza”.

    También la selección por belleza término obsesionando a algunos criadores quienes se olvidaron de lo más importante: la salud de sus ejemplares (seguido por la capacidad funcional), pero ese es otro tema…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook