Somos (o deberíamos ser) seguridad para nuestros perros

El efecto de «base segura» entre perros y guías

Los perros buscan seguridad en sus guías, exactamente igual a como hacen los niños con sus padres (estudio científico).

Un aspecto muy interesante del vínculo entre los seres humanos y los perros es el llamado «efecto de base segura». Este efecto también se encuentra en la relación padre-hijo:..: Los bebés humanos utilizan a sus cuidadores como una base segura a la hora de interactuar con el medio ambiente.

Cuando el propietario se sustituye por un extraño
Los experimentos utilizaron diferentes objetos extraños y analizaron la seguridad de los perros ante ellos (enlace estudio completo al pie). En uno de los experimentos los investigadores sustituyeron al dueño por una persona desconocida. Los científicos observaron que los perros casi no interactuaron en presencia de extraños. Los perros estaban mucho más motivados cuando su dueño estaba presente. Los investigadores concluyeron que la presencia del propietario es importante para que el animal se comporte de una manera segura.

¿Por qué los perros adultos se comportan como niños humanos?
El estudio proporciona la primera evidencia de la similitud entre el «efecto base segura» que se encuentra entre perros/guías  y las relaciones niño-cuidador. Este paralelismo se continuará investigando en estudios comparativos directos en los perros y los niños. «Una de las cosas que realmente nos sorprendió es que los perros adultos se comportan con sus cuidadores como hacen los niños humanos. Va a ser muy interesante tratar de averiguar cómo se ha desarrollado este comportamiento en perros utilizando comparaciones directas«.

Y es que un efecto similar se ha demostrado en los niños humanos cuando se enfrentan a una tarea de resolución de problemas: aquellos niños que fueron capaces de utilizar a su madre como una «base segura» resultaron estar más motivados y se más persistente en la solución de la tarea . Sin embargo, mientras que el «efecto base segura»  por lo general sólo es evidente en la infancia (donde se equilibra la exploración del mundo de los bebés con el mantenimiento de la proximidad crucial con el cuidador), los perros parecen ser únicos en haber conservado este comportamiento en la edad adulta. Incluso se han encontrado perros adultos que viven en refugios de animales que establecen las preferencias por seres humanos concretos después de haber experimentado interacciones positivas breves con ellos. Estas situaciones  se asemejan sorprendentemente a los lazos de apego.

Los propietarios son los que proporcionan apoyo social para sus perros (adultos), en los cachorros de perros el  apoyo social también puede ser proporcionada por un hombre desconocido

El guía como apoyo social para el perro
Aunque el «efecto base segura» que se encontró en este estudio fue específico para el propietario, los seres humanos también parecen ser capaces de proporcionar algún tipo de apoyo social para los perros. Esto también es sugerido por el hecho de que la sustitución del propietario con un humano conocido  aumentó la interacción de los perros con los objetos. Un efecto similar se ha observado en los niños humanos cuando buscan el apoyo social (no apego) con personas con las que se habían familiarizado antes de la prueba. Aunque en los perros adultos hasta ahora se ha demostrado sobre todo que los propietarios son los que proporcionan apoyo social para sus perros, en los cachorros de perros el apoyo social también puede ser proporcionada por un hombre desconocido.

Los perros buscan seguridad en sus guías, exactamente igual a como hacen los niños con sus padres (estudio científico).

Por último, los resultados también tienen implicaciones importantes para evaluar las pruebas de comportamiento en los perros. Aunque en el experimento los perros no necesitan aplicar las habilidades de resolución de problemas complejos y los investigadores estaban interesados ​​en la motivación general para manipular los juguetes y no en su éxito, es probable que la presencia o ausencia del propietario también pueden influir sustancialmente en la motivación de los perros ante pruebas más complejas. La ausencia del propietario en el entorno experimental generalmente desconocido podría causar una falta de seguridad, que a su vez podría influir en el resultado de la prueba.

• Más información: El estudio se ha publicado en PLoS One (licencia CC), «La importancia del efecto de base segura para los perros domésticos – Evidencia de un manipulador Tarea Solución de Problemas«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook