BARF ¿Cocinar para los perros en casa? ¡Depende cómo!

Las dietas BARF vuelven a estar en el candeleroLas dietas BARF vuelven a estar en el candelero. ¿Cocinar para los perros en casa? Puede crear muchos problemas.

Las dietas BARF o ACBA están de moda. Sin embargo, cada vez son más controvertidas en muchos círculos e incluso directamente no recomendadas para determinados perros. Ahora, la Universidad Davis de California ha seleccionado 200 recetas de 34 fuentes diferentes, incluyendo libros de texto, libros de veterinaria y sitios web (ya hemos comentado en alguna ocasión que Internet no es el camino para buscar depende qué cosas…). Han evaluado los ingredientes y las instrucciones de cada receta, para conocer al detalle el verdadero contenido nutricional de la comida descrito por cada una, así como la especificidad de las instrucciones. Y los resultados son…:

Las recetas propuestas fallan en su mayoría
Los investigadores encontraron que sólo 9 de las 200 recetas BARF analizadas -incluyendo ocho de las nueve descritas por los veterinarios- proporcionaban todos los nutrientes esenciales en concentraciones que cumplen las normas mínimas establecidas para perros adultos de la Asociación de Funcionarios de control de alimentación estadounidense, mientras que sólo cinco recetas -todas escritas por veterinarios- proporcionaban los nutrientes esenciales en concentraciones que cumplen los requisitos mínimos para perros adultos recomendadas por el Consejo Nacional de Investigación.

El papel de los nutricionistas veterinarios
Aunque las recetas BARF creadas por los veterinarios eran menos propensas a tener deficiencias de nutrientes -y las que las tenían se daban en menor medida- la mayoría todavía tenía al menos una deficiencia. Curiosamente, sólo 4 de las 200 recetas estaban escritas por nutricionistas veterinarios certificados, y esas cuatro recetas sí tenían perfiles nutricionales al menos aceptables para perros adultos.

Deficiencias peligrosas
En general, el 95 por ciento de las 200 recetas analizadas dieron como resultado que en los alimentos finales fallaban los niveles necesarios de al menos un nutriente esencial, y más de 83 por ciento de las recetas tenían múltiples deficiencias de nutrientes. Algunas de las deficiencias, en particular los relacionados con la colina, vitamina D, zinc y vitamina E, podrían causar graves problemas de salud como la disfunción inmune, la acumulación de grasa en el hígado y alteraciones musculoesqueléticas.

Otro problema añadido, es que muchas de las recetas comparten las mismas deficiencias, por lo que con la rotación de las recetas y de diferentes alimentos (equilibrio por rotación de dietas) no se podrían corregir las deficiencias.

Los investigadores también encontraron que el 92 por ciento de las recetas BARF contenían instrucciones demasiado vagas o incompletas, que requerían que el dueño del perro improvisara en al menos uno de los ingredientes, el método de preparación, u obligaba al uso de productos añadidos (suplementos). Por otra parte, el 85 por ciento de las recetas no proporcionó información sobre las calorías de la comida, o consejos para adaptar las cantidades al tamaño del perro.

• Más información: El estudio se ha publicado en Journal of the American Veterinary Medical Association.

Un comentario en “BARF ¿Cocinar para los perros en casa? ¡Depende cómo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook