¿Funcionan los productos para prevenir garrapatas?

Parece que no demasiado (por nuestra culpa)…

Un estudio sobre efectividad de pipetas contra garrapatas demuestra que... ¡los dueños somos unos irresponsables!

La aplicación de los agentes repelentes y acaricidas para prevenir la transmisión de patógenos es una estrategia de protección frecuente que ha demostrado ser muy eficaz en varios ensayos bajo condiciones de laboratorio y en condiciones naturales en los perros. Pero a pesar de estos resultados prometedores, muchos propietarios de perros siguen informando de infestación de garrapatas en sus perros, aunque se utilicen agentes acaricidas. ¿Cómo es posible?

Métodos del estudio
En el estudio se trataron 30 perros con cada uno de estos productos permetrina, fipronil + S-metopreno, o sirvieron como controles sin tratamiento La aplicación del acaricida fue realizada por el propietario, que es quien decidió cuándo y con qué frecuencia debía usar la pipeta. Durante un período de 11 meses, los perros fueron examinados clínicamente y se tomaron muestras para comprobar las respuestas de anticuerpos contra Babesia canis, Anaplasma phagocytophilum, Borrelia burgdorferi sl, y virus de TBE (antes del inicio del estudio, 6 meses más tarde y al final del período de investigación).

Resultados ¡sorprendentes
El acaricida de permetrina se aplicó un promedio de 3,4 veces dentro del período de examen, mientras que el fipronil + medicamento S-metopreno se aplicó 3,03 veces. Aproximadamente dos tercios de todos los perros, independiente del grupo, tuvieron una respuesta inmune positiva a uno o más patógenos. Tres perros desarrollaron síntomas clínicos de babesiosis canina, el resto de los perros permanecieron sanos. El número individual de garrapatas por perro o el número de infecciones por perro no se correlacionó con la dosis de aplicación, y el número de garrapatas por perro no influyó en el número de infecciones por perro. Como los propietarios no aplicaban los acaricidas regularmente no influyeron en el número de infecciones, ni se pudo documentar bien si el número de garrapatas se redujo claramente por la aplicación de las pipetas.

Conclusiones
La enfermedad clínica en perros expuestos a los agentes patógenos transmitidas por garrapatas es rara, a pesar de que la respuesta inmune humoral que refleja infección es común. Es necesaria más formación educativa para los dueños de perros en materia de prevención de las enfermedades transmitidas por garrapatas. En el estudio resultaron casi idénticos los resultados en perro con tratamiento antiparasitario que los que no, pero ese «fallo» se debe a una mala aplicación: no se respetaban los plazos, los métodos de aplicación, o simplemente ¡se aplicaban las pipetas cuando el perro ya era portador de garrapatas!

• Más información: El estudio se ha publicado en la revista Parásitos y Vectores.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook