Cercados eléctricos para perros, cada vez más controvertidos

Los “pastores eléctricos” comienzan a legislarse

Los cercados eléctricos para #perros, cada vez más controvertidos,comienzan a ser legislados.

En los últimos meses cada vez es más frecuente encontrarnos con legislaciones que ponen limitaciones al uso de collares eléctricos, al menos en manos de personas sin unos mínimos conocimientos sobre su manejo. Una “variante” del collar eléctrico es su empleo en cercados. El funcionamiento del “pastor eléctrico” es sencillo: Un cable enterrado en el perímetro sirve de detonantes de la descarga cuando el perro se acerca a esa zona, de esta forma se evita que traspase zonas “prohibidas”, o simplemente que se escape. Si el perro se acerca al cable enterrado del perímetro, una descarga le “recuerda” que es una zona a la que no debe acceder.

Primeras medidas
Los “pastores eléctricos” no están legislados prácticamente en ningún lugar del mundo (en España son legales, se pueden comprar, instalar y utilizar sin ningún requisito previo, al igual que los collares eléctricos), sin embargo, cada vez son más las voces críticas con este tipo de dispositivos, y se empieza a legislar, como en la nueva ordenanza de Bluffs que ha votado por unanimidad limitar el uso de los cercados eléctricos.

Entre las medidas que se están implantando es que solo se utilizarán estos dispositivos en presencia del dueño de los perros (no se puede dejar activo, por ejemplo, mientras el dueño se va a trabajar que es lo más habitual). Esto es, dejan de ser un sistema para control sin vigilancia (recordamos que en la mayoría de manuales de collares eléctricos indica que el perro no los debe portar más de ocho horas al día). Se establecen también otra serie de medidas encaminadas a que los peatones sepan que en esa parcela hay un cercado eléctrico (señales que lo indican) para aportar seguridad a los viandantes.

En otros países, como Gales, la prohibición de los collares eléctricos es total, y no distingue entre los modelos de manejo manual (de adiestramiento) o automáticos (antiladridos, o pertenecientes al sistema de vallado eléctrico).

Un comentario en “Cercados eléctricos para perros, cada vez más controvertidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook