Cachorros por Internet, hacen falta soluciones

La USDA mueve ficha

Departamento de Agricultura de EE.UU. establece nuevas medidas para luchar contra las granjas de cachorros.

Es un problema global: en todo el mundo se venden cachorros por Internet sin ningún control. Criadores particulares, perros importados, fraudes… En EE.UU. el problema principal son las granjas de cachorros que se encuentran repartidas por todo el país, sirviendo cachorros como si se tratara de una simple mercancía a tiendas o se venden por Internet. Ahora, el Departamento de Agricultura de EE.UU. quiere acabar con ello, y acaba de presentar un paquete de medidas que exigen una serie de condiciones para vender animales por Internet.

En lucha contra la venta de cachorros por Internet
La venta de cachorros por Internet, en su mayoría provenientes de granjas de cachorros es un problema de primer orden en el ámbito del bienestar animal. Los últimos informes no dejan lugar a la duda sobre el altísimo porcentaje de perros con problemas de salud y de comportamiento. Pero además, esos cachorros son en muchos casos adultos con problemas de conducta, con infinidad de trastornos, especialmente los relacionados con los miedos.

Desde el martes pasado, quien quiera vender un perro por Internet en EE.UU. estará sometido a las mismas medidas de control que los criadores registrados, esto es:  Será necesario obtener una licencia (un coste estimado de 750 dólares) para vender animales sea cual sea el medio (Internet además de periódicos o cualquier otro medio), y debe existir un lugar físico al que puedan acceder libremente los inspectores de la USDA para comprobar in situ las condiciones de las instalaciones, y donde también puedan acceder los compradores de los cachorros, Los inspectores tienen instrucciones específicas para controlar las licencias y, sobre todo, sancionar con dureza instalaciones insalubres y malas condiciones de los animales reproductores y/o los cachorros.

Sin embargo, dado que en EE.UU. el problema principal son las granjas de cachorros, se hace especial hincapié en luchar específicamente contra ellas, estableciendo la figura del «criador aficionado»: personas que no tienen más de cuatro hembras registradas a su nombre y que crían de forma esporádica. De esta forma se «protege» a particulares que deseen criar de forma esporádica, excluyéndolos del cumplimiento de esta nueva Ley.

¿Y en España?
Mientras tanto, en España, no hay ningún control preventivo que no sean las intervenciones de Seprona. Las escasas actuaciones que se han realizado en este ámbito, han sido provocadas por denuncias en las que, o bien los cachorros nunca llegan a su destino (el comprador paga, pero los perros en realidad no existen, es un delito económico), o los cachorros entregados se encuentran enfermos, muchas veces de gravedad (maltrato animal). Una de las operaciones policiales más conocidas fue la Operación Taira, que tuvo lugar en Arévalo en 2012, en aquella ocasión se detuvieron cuatro personas por falsificar los pedigris de los cachorros que vendían por Internet.

Precios bajos, disponibilidad continuada… Hay muchas pistas para identificar lo que puede ser un fraude, pero sobre todo un infierno para los cachorros. No dejes de visitar nuestras recomendaciones para identificar timos en la venta de cachorros por Internet.

También te puede interesar…:
%RELATEDPOSTS%

Un comentario en “Cachorros por Internet, hacen falta soluciones

  1. no hace falta irse a EEUU para ver factorias de perros, en naquera valencia hay una. donde el dueño no permite a nadie la entrada a las instalaciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pienso natural Greenheart

¡Gracias por visitarnos!

Puedes encontrar más información y noticias del mundo del perro en la página principal de doogweb o en Facebook